mayo 24, 2024

El Dreamland Gran Canaria buscará mañana su cuarta victoria en Eurocup ante el JL Bourg.

Después del descalabro sufrido ante el UCAM Murcia el pasado fin de semana, el Dreamland Gran Canaria se pone nuevamente en modo Eurocup. Toca afrontar otro encuentro en el “fortín” del Gran Canaria Arena.

Cuando hablamos de Eurocup, hablamos de un Granca absolutamente diferente. Ya lo decía el otro día, este equipo es como la cara y la cruz de una misma moneda. La cara la damos en Eurocup y la cruz, bueno, la cruz la llevamos a cuestas en cada salida lejos de casa en la liga Endesa y sí, es un martirio infinito.

La imagen que da el equipo, tanto en la isla como fuera de ella, es absolutamente diferente a la que ofrece en la liga ACB. Ojalá activarán el mismo chip en las dos competiciones.

Algunos dicen que es por el nivel de los equipos, en España es muy elevado y en el resto de Europa, no tanto.

Hay parte de razón, pero también mucha leyenda urbana en este sentido. Por ejemplo, la liga alemana no es un “paseo por las nubes” y el Granca apabulló en casa al actual líder de la competición.

Este miércoles, toca enfrentarse al Mincidelice JL Bourg en un partido trascendental para los claretianos. El vencedor de este encuentro será el líder en solitario del grupo B y el único invicto en este lado del cuadro. La cita es a las 20.00 (hora canaria) y, como ha pasado con los encuentros anteriores, será retransmitido por el canal de Youtube de Euroliga.

Los canarios van a necesitar de todo el apoyo de los suyos, aunque, viendo el desencanto que está causando el equipo en ACB, no preveo una buena entrada para este partido. Ojalá me equivoque, pero, entre la hora y el enfado de los aficionados, creo que volveremos a los 2.500 parroquianos habituales, los de siempre, los que estamos a las duras y a las maduras.

El JL Bourg, otro equipo físico

El baloncesto ha cambiado. Donde antes primaba la plasticidad y la técnica, ahora lo hacen el físico y la potencia. Y, ojo, no se equivoquen, no estoy diciendo que los equipos de hoy no sean técnicos, pero sí que son mucho más físicos que antaño.

Y aquí es donde más sufre el Gran Canaria. Hemos perdido altura, hemos perdido músculo en la pintura y, por esto, sufrimos con equipos mucho más físicos que nosotros. El JL Bourg, entra en esta categoría. Un equipo con mucho potencial y que tiene el tercer mejor promedio de asistencias por partido de la competición (22,3 asistencias), precisamente por detrás del Granca.

Habrá que prestar atención a su joven estrella Hugo Benítez, que tiene una visión de juego muy buena y dirige a los franceses muy bien. Además, cuentan con unos 4 y 5 muy físicos que cierran muy bien los rebotes.

A pesar de lo mal que se nos dan los rebotes en la liga ACB, en Eurocup tenemos un nada despreciable promedio de 32,7 en rebotes. Ya lo comentaba antes, ojalá tener el mismo brillo en las dos competiciones.

Aun así, hay mucho que mejorar en este equipo. Tal y como ha dicho Jaka Lakovic hoy “hay que dar un paso al frente como equipo”. El técnico amarillo insiste en que hay margen de mejora, necesita que el equipo redoble sus esfuerzos en defensa y, sobre todo, hay que trabajar los 40 minutos del partido.

Seamos sinceros, este equipo tiene la aptitud necesaria para lograr grandes cosas, pero, en múltiples ocasiones, fallamos en la actitud. Tenemos que ser conscientes de que, aunque no somos tan físicos como en el curso pasado, sí que tenemos la calidad necesaria para competir. De hecho, ha quedado meridianamente claro que en Eurocup, sacamos rendimiento y partido de las dos cosas.

Con este panorama toca mañana ponerse nuevamente el mono de trabajo, salir con cabeza e intensidad porque, nos guste o no, esta competición es nuestra y queremos seguir manteniendo el liderato y la imbatibilidad. Tenemos recursos para ello, somos el actual campeón y defenderemos este título con lo que haga falta.

Imagen Dreamland Gran Canaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *