mayo 29, 2024

Obradoiro afronta este domingo una buena prueba de fuego ante el Joventut para testar sus buenas sensaciones después de vencer en Tenerife.

Después de la catástrofe en casa ante Granada, los blanquiazules afrontaban dos salidas muy complicadas fuera de casa y se veía la clasificación de manera peligrosa con muchas posibilidades de entrar directamente a pelear en los puestos de abajo de la liga.

Pero después de la gran victoria en Tenerife de la jornada pasada, las cosas se ven de otro modo. Primero porque se mantiene un posición desahogada en la tabla y segundo porque se demuestra que cuando el equipo defiende y juega a lo que sabe, es muy competitivo.

Esta decimotercera jornada de liga Obradoiro viaja a tierras catalanas, al Estadio de deportes de Badalona donde le espera el Joventut. Será este domingo a las 12.30 cuando se verán las caras estas dos escuadras con trayectorias muy parecidas por lo visto en este primer tercio de liga.

Los verdinegros ocupan la posición 11ª con seis victorias y 6 derrotas, dando una de cal y otra de arena en cada jornada de liga; han sido capaces de competir y ganar a equipos como Baskonia, Valencia o Gran Canaria y al mismo tiempo naufragar contra rivales más asequibles como Andorra, Zaragoza o Breogán. En casa se muestran muy fuertes donde han conseguido 4 de sus 6 triunfos , y pese a lesiones como la del ex-obradoirista Brodziansky y problemas con D. Thomas, han conseguido un roster que al igual que los últimos años es una gran mezcla de veteranía y juventud.

Destaca el gran momento de Andrés Feliz en el puesto de base, que ayudado por la veteranía de Vives dan equilibrio a la generación de juego, en los tiradores destaca A. Andrews que se ha destapado como un anotador compulsivo que puede romper partidos. Pau Ribas lo pone todo en este equipo, por juego y veteranía siempre es un timón. Por dentro cuentan con el eterno Ante Tomic que es una garantía en la zona y que no pasan los años por él. Como siempre tienen la ayuda de una generación de jóvenes y no tanto, que pelean y dan soporte a los titulares como son Kraag, Busquets o el mismo Ruzic.

Fijándonos en los porcentajes del equipo, los de Carles Durán se mantienen en las zonas media-bajas de la mayoría de las estadísticas, siendo los 11º más valorados con 86 puntos (Obradoiro 90); con un porcentaje de tiro de 2 de 52%, ocupando una discreta 14 posición (Obradoiro 54); y en cuanto al tiro exterior ocupan la posición 13 con un 33%, superando aquí a Obradoiro que está sobre el 31%.

Destacan especialmente en dos aspectos, en faltas recibidas, lo que denota su capacidad de atacar el aro (primeros de la liga con más de 22 por partido) y donde Obradoiro tampoco se maneja mal siendo segundo de la liga. Y también se manejan excelentemente en el porcentaje de tiros libres siendo quintos de la competición con un 77.5%, donde los de Moncho han recuperado también porcentajes en los últimos partidos situándose muy cerca, son séptimos con un 77.1%.

En general son equipos muy parejos, que basan su fuerza en el factor cancha, y que Obradoiro tendrá que mantener como pueda en guarismos equilibrados para poder dar en un momento dado un cambio de ritmo como sucedió en Canarias. Además los de Moncho Fernández cuentan en principio con la ventaja del rebote donde se ha mostrado más fuerte que los catalanes con casi cinco capturas más por encuentro.

Llega la Navidad, mírate esto


Los de Moncho Fernández cuentan con ser capaces de parar la gran fuente anotadora de Feliz, y para ello se espera que el nuevo base Oleksander Kovliar ya esté más integrado en el equipo y despliegue su buena predisposición defensiva. La tríada de centers (Pustovyi, Blazevic y Guerrero) rindieron bien en tierras canarias y se espera que puedan imponerse a Tomic y compañía.

El año pasado el partido cayó del lado local (96/85), con partidazo por parte local de dos jugadores que ya no están este año en las filas verdinegras como fueron K. Guy y Joel Parra y por parte de los compostelanos destacaran uno que sigue M. Blazevic y otro que también se ha ido K. Robertson.

Partido importante, y muy igualado que irá marcando el camino de la octava plaza que obsequiará con el premio de la Copa. Este año está igualadísima esa pelea y en estos cinco partidos que restan, no va a haber amigos, y desde los equipos que tienen siete victorias encabezados por el Gran Canaria hasta lo equipos con cinco victorias que cierra el Surne Bilbao, esos ocho equipos tienen aún el cielo abierto para estar en Málaga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *