mayo 18, 2024
1234T
Cáceres1422192176
Valladolid1719191469

Cáceres Patrimonio de la Humanidad

76

1234T
Cáceres1422192176
Valladolid1719191469

69

UEMC Real Valladolid

Cáceres Patrimonio de la Humanidad

76

-

69

UEMC Real Valladolid

  • Q1
    14- 17
  • Q2
    22- 19
  • Q3
    19- 19
  • Q4
    21- 14

Buen partido disputado en Cáceres en la noche del martes, día 26 de septiembre en el Pabellón Multiusos, ante unos 500 aficionados, entre el Cáceres Patrimonio de la Humanidad y el UEMC Real Valladolid. Partido en el que los de Roberto Blanco supieron solucionar sus problemas y ser más fríos en el último cuarto, lo que propició que el Cáceres Patrimonio de la Humanidad se llevara la victoria (76-69).

Teniendo en cuenta que la pretemporada es pretemporada y, por supuesto, que el UEMC Real Valladolid es siempre el UEMC Real Valladolid, el partido de ayer fue una buena piedra de toque, en una pretemporada que toca a su fin, que le sirvió al Cáceres Patrimonio de la Humanidad para nivelar su balance personal de victorias/derrotas en esta pretemporada.

Parece que la plantilla del Cáceres Patrimonio de la Humanidad se va definiendo en sus roles. Sabiendo desde el calentamiento que “los Pablos” (Pablo Sánchez y Pablo Rodrigo) no se quitaban el cubre y que no jugarían por estar “tocados”, el quinteto inicial se podía prever (Hansel Atencia, Gael Bonilla, Greg Gantt, Remu Raitanen y Adré Dikembe).

Un primer cuarto donde los jabatos de Roberto Blanco intentaban imponer su ritmo con un Hansel Atencia un tanto fallón y un conjunto que no dominaba el rebote y daba oportunidades de segundas jugadas al UEMC Valladolid.

El Cáceres Patrimonio de la Humanidad conseguía despegarse 5 puntos en el marcador gracias, por fin, a un triple de Hansel Atencia dejando el marcador, bajo en este cuarto, a 13-8 a falta de poco menos de 4 minutos para el final del cuarto.

Pájara contundente del Cáceres Patrimonio de la Humanidad

Pero a partir de ahí hasta el final de cuarto, los cacereños entran en barrena y UEMC Valladolid les endosa un parcial en contra de 1-9 para terminar el cuarto con 14-17.

El segundo cuarto se vio en el Cáceres a su faceta más mala y a la mejor, es decir, a Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Un Cáceres que se vio muy superado por el equipo visitante llegando a perder hasta de 10 puntos y hacía presagiar que el partido terminaría antes de los 40 minutos. Y es que la segunda hornada, los que salen de banquillo están un escalón por debajo y eso hace mella.

Pero una última reacción del Cáceres Patrimonio de la Humanidad y un afán de superación, si bien es cierto la intensidad en el partido bajó en comparación con el anterior, hizo que llegásemos al descanso con todo por definir (36-36).

El tercer cuarto fue un tira y afloja donde el riesgo venía en el juego interior, en la pintura, porque nuestros pívots se cargaban de personales, y parece que será un hándicap para los nuestro en la temporada ver el corto número de pívots naturales de los que disponemos, aunque otros puedan “agarrar” esa posición.

En el Cáceres el problema más acuciante del partido era la presencia de Mike Torres (máximo anotador del partido) a quien nadie podía parar y que volvió loco a un Pau Carreño que lo intentaba, pero no podía.

El cuarto cuarto fue para un Cáceres que, con un Hansel Atencia mucho más fino en ataque y la cabeza más fría del equipo, dominó en el marcador sin ninguna duda y un 21-14 a favor, daban respuesta a lo expuesto.

Roberto Blanco, ante la pregunta de Basket Pasión, decía que sí, que el puchero parece tener buen aroma, que él está contento con los ingredientes pero que todo puchero necesita cocción a fuego lento, pero… la pretemporada tiene su límite.

Para el UEMC Real Valladolid es una derrota más en una pésima pretemporada con un balance de 4 derrotas por una victoria. Pero todos sabemos que el tiempo pondrá al equipo en lo alto de la clasificación.

Lo bonito de todo esto

Y es que lo bonito de todo esto es que en Cáceres el baloncesto huele a baloncesto. En Cáceres se respira baloncesto por los cuatro costados. Nuestras “Chicas Challenge” aprovecharon su día de descanso, a la espera de comenzar la competición el próximo sábado, para animar a los “Chicos Oro” y así lo hicieron, sin escatimar en afonía venidera.

Nuestros adjetivos:

Hansel Atienza: fallón.

Gael Bonilla: intermitente.

Remu Raitanen: ejecutor.

Vaidas Cepukaitis: tímido.

Dani García: s/c.

André Dikembe: mejorado.

Greg Gantt: líder.

Dani Rodríguez: sereno.

Juanjo Santana: pequeño.

Lucas Sigismonti: novato.

Pau Carreño: desubicado.

Ficha técnica:

76 Cáceres Patrimonio de la Humanidad; Gael Bonilla 10, Hansel Atencia 14, Remu Raitanen 15, Vaidas Cepukaitis 6, Dani García 0, Andre Dikembe 6, Greg Gantt 15, Dani Rodríguez 6, Juanjo Santana 4, Lucas Sigismonti 0, Pau Carreño 0.

69 UEMC Real Valladolid: Devin Schmidt 0, Juan Lambas 0, Mike Torres 21, Juan García Abril 0, Jaan Puidet 2, Iñigo Royo 4, Lucas N´guessan 6, Maj Novacevic 9, Sergio de la Fuente 8, Jaime Fernández 3, Lotanna Nwogbo 6, Romaric Belemene 10.

RP tras partido

Palabras de la jugadora Celia García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *