Cáceres Patrimonio de la Humanidad y Noah Starkey unen sus caminos al menos durante la temporada 2022-2023.

Faltaba un pívot para rematar la exquisita plantilla que ha confeccionado el Cáceres Patrimonio de la Humanidad, faltaba un alto y Cáceres ciudad ya estaba nerviosa por saber quién sería el nominado. Y su nombre es Noah Starkey.

Ayer, en los reconocimientos médicos que tuvieron los nacionales de Cáceres, le preguntaba a Julen Olaizola que si había pensado en algún jugador y el “alto” me respondía que lo que fichara el club estaría acorde a lo que él quiere.

Con un claro parecido a Grison y no el de CSI, sino el de La Resistencia, el americano de Kansas se formó en la Universidad de Southern Nazarene de Oklahoma donde jugó con los Crimson Storms de la segunda de la NCAA.

Va a ser un melón por catar pues su bagaje en el baloncesto no es amplio, pero a buen seguro que la directiva acierta. Además, son de esos fichajes que motivan a una afición.

Tan solo Portugal, FC Porto Ferpinta, y Montenegro en segunda división, KK Lovcen Cetinje, han visto los pies del jugador sobre sus campos de juego.

Se trata de un jugador de 2.11 y 25 años. Pura fuerza y envergadura, fácil en su capacidad reboteadora y anotadora. Intimidador debajo del aro. Es decir, lo tiene todo para jugar con nosotros.

En su última temporada aportó 7.4 puntos y 4.3 rebotes por partido. Ha hecho algo de pretemporada con Covirán Granada a las órdenes de Pablo Pin por la ausencia de Cristiano Felicio.

“Juega con mucha energía y con muchas capacidades de anotación por juego sin balón y de unirse a sus compañeros. En defensa puede ser un baluarte, por su físico, recuperando y taponando, defendiendo en múltiples situaciones con su intimidación”, ha expuesto el técnico verdinegro Roberto Blanco.

Cáceres tiene proyecto, Cáceres tiene equipo.

¡Augh, augh, augh… Cáceres!

Los nacionales pasaron su reconocimiento médico

Ayer en la mañana, los cinco nacionales del Cáceres Patrimonio de la Humanidad, pasaron su reconocimiento médico donde todos fueron aptos y cuya mayor dificultad era llenar el “botecito” de orina. Algo que se tornó gracioso.

Basket Pasión estuvo presente, hablando con los cinco y una de las preguntas hechas fue que dijeran el podio del Eurobasket. Y solo uno apostó por el oro para España. Soñar es gratis.

Esto dijeron los chicos:

Imagen cedida por el club

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *