noviembre 27, 2022

Cercanía de esas que molan

Es curioso lo que son las buenas personas. Y últimamente me rodeo de muchas de ellas, que no voy a nombrar por no caer en el error de la omisión por descuido, quizás porque el avejentarme en mi edad, pues ya van siendo muchos, me haga caer en un pseudo Alzheimer.

Ayer salía de casa para solucionar algunos avatares del discurrir de mi vida personal y social. Día lluvioso, incómodo como el que más, donde el recurso del autobús era de exigencia obligatoria pues si la lluvia no hubiera hecho su presencia, este que suscribe está acostumbrado a largas caminatas.

Pero lo curioso llega cuando pasé por delante de la sede el Club Cáceres Patrimonio de la Humanidad, y a través de una de sus ventanas pude vislumbrar la figura de Roberto Blanco, el entrenador del primer equipo. Desconociendo si estaba solo o no, me dije: paso al lado y le saludo cortésmente. Y así lo hice, pero con la suerte de que se encontraba en su despacho solo, viendo el que supongo sería el video de la derrota contra Alega Cantabria y así poder analizar y eliminar posibles fallos para otros partidos que vengan.

Roberto nada más verme, dejó de inmediato sus obligaciones y abrió la ventana para saludarme. Pensarán que sea una tontería, pero a mí me pareció detalle de buena educación y cercanía.

Podía estar serio, enfadado, triste, sin ganas de socializar pues la derrota del día anterior escocía, podía estar ensimismado en su trabajo y optar por solo saludarme y seguir a los suyo. Pero no, abrió la ventana.

Y por suerte se provocó una corta conversación, quizás no más de cinco minutos, donde yo estaba cómodo e intuía que él también pues su gesto con sonrisa clara me hacía pensar eso.

Hablamos de varios temas y se mostró con predisposición a charlar de cualquiera de los temas que yo sacara.

Y es por eso y por muchos detalles que acaecen en nuestros deportivos encuentros que digo que Don Roberto Blanco es un tío cercano.

Es más, hasta la pedí ayuda para encontrar una tienda de informática por un pequeño problema que tiene mi portátil. Y la verdad que me lo resolvió sin dudar.

Hablo de todo esto porque entiendo que el baloncesto, a diferencia de otros muchos deportes sin entrar a definir cada uno de ellos, es deportes de caballeros. Y ayer estuve con uno de ellos.

Imagen de cabecera Diario Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *