mayo 28, 2024

Dueto grecobelga para no dar opciones (89-64)

0
1234T
Bilbao2917212289
Sibiu171592364

Surne Bilbao Basket

89

1234T
Bilbao2917212289
Sibiu171592364

64

CSU Sibiu

Surne Bilbao Basket

89

-

64

CSU Sibiu

  • Q1
    29- 17
  • Q2
    17- 15
  • Q3
    21- 9
  • Q4
    22- 23

Después de haber ganado en Wloclawek (Polonia) frente al Anwil 79 a 83 este miércoles 25 de Octubre nos tocaba estrenar esta novedosa competición europea en Miribilla frente el CSU Sibiu rumano. En esta ocasión el final no fue digno de un thriller y desde los primeros instantes el club bilbaíno fue capaz de dar un golpe sobre la mesa y no dar ninguna opción a los rivales para acabar el partido con un marcador de 89 a 64.

Antes de empezar a analizar el encuentro quiero hablar del jugador descartado por Jaume. Si leísteis mi previa sabréis que por temas de cantidad de cupos en la competición había que dejar a una persona fuera de la convocatoria para hacerle hueco a Unai Barandalla. En este caso el elegido fue el sueco Denzel Andersson, un movimiento lógico viendo que aun no estar haciendo una mala temporada sí que creo que sería capaz de aportar más al equipo. Ahora sí, vayamos a por el partido.

El partido empezó bastante normal aunque con los dos equipos buscando formas de anotación distintas. Mientras que el equipo de Rumanía buscaba más el tiro exterior, teniendo en cuenta que su altura media era más baja, nosotros buscábamos a nuestros jugadores interiores para sacar ventaja. Esta diferencia de dinámicas nos salió a favor y fuimos capaces de acabar el primer cuarto con un marcador positivo de 29 a 17. Las sensaciones que me dió el equipo entrenado por Jaume Ponsarnau era que estaban jugando a medio gas y que se estaba centrando en el partido de este domingo contra el Tenerife.

En el apartado individual, escribiendo esto con una sonrisa terrible, quiero destacar a Tomeu Rigo que tuvo mucha importancia en este primer cuarto anotando 5 puntos y cogiendo 1 rebote. Al jugador balear le acompañan Hlinason con 6 puntos y 3 rebotes y el belga De Ridder con 4 puntos, 2 rebotes y 1 asistencia. Por parte del equipo rival Dragoste, Ivanov y Minchev empatan con 3 puntos cada uno y cogiendo 1, 2 y ningún rebote respectivamente en más o menos 5 minutos jugados cada uno.

El segundo cuarto siguió con la misma dinámica que el primero, ellos intentando anotar desde media y larga distancia mientras que nosotros lo hacíamos desde la media y la cercana. En el marcador no hubo grandes cambios y aunque el Sibiu intentó recortar algo las distancias el Bilbao Basket continuó teniendo una diferencia relativamente grande como para saber gestionar cómodamente el partido gracias a un parcial de 17 a 15 para dejar el luminoso al descanso de 46 a 32.

El mayor protagonista a estas alturas del partido era el islandes Hlinason que frente a la ausencia de jugadores interiores por parte del equipo rival se iba al vestuario con 8 puntos y  rebotes en su casillero personal. Otro jugador que se iba con 8 puntos al vestuario era nuestro griego favorito Giorgios Tsalmpouris, aunque este jugador cogió un rebote menos que el anteriormente mencionado. En el otro lado de la cancha Dragoste y Minchev se quedaron algo atascados en ataque anotando 2 y 3 puntos respectivamente mientras que Ivanov fue capaz de aumentar su cuenta particular hasta los 11 puntos.

Segunda parte, momento de romper el partido

La vuelta de los vestuarios demostró que la dinámica del Bilbao Basket seguía siendo la misma, el ser un martillo pilón que no para en ningún momento, mientras que el Sibiu se iba disolviendo poco a poco sin encontrar mucho acierto en su pilar, el tiro de tres. Esto y que los hombres de negro (hoy de blanco por motivos logísticos) metieron una marcha más en defensa permitieron agrandar la ventaja y dejar el partido prácticamente sentenciado con un marcador de 67 a 41 gracias a un parcial de 21 a 9.

Creo que en este cuarto nuestros referentes fueron Tsalmpouris y De Ridder los cuales, sobretodo el segundo que los minutos que estuvo en la cancha fueron cruciales tanto en ataque como en defensa, sobretodo por que había momentos del cuarto en el que parecía que era el único al que le importaba coger un rebote. Respecto al equipo rumano Ivanov siguió haciendo un muy buen partido y a este se le unió Pratt, el cual protagonizó un intento de tangana por una falta un tanto dura que le hizo Pantzar y que los colegiados decidieron castigar con una antideportiva.

En el último cuarto y con todo el bacalao vendido la narrativa era clara, el Bilbao Basket tenía que hacer un cuarto de trámite a medio gas mientras que el Sibiu tenía dos opciones, la primera era bajar los brazos y tirar la toalla y la segunda intentar luchar buscando un milagro. Al principio del cuarto parecía que el CSU Sibiu había decidido tomar la segunda opción pero mientras pasaban los minutos fueron bajando los brazos y dejando que el partido muriera con un último parcial de 22 – 23 para terminar el partido 89 – 64.

Protagonistas no muy llamativos

En aspectos generales el acierto fue el verdadero protagonista. En tiros de tres y en tiros libres los resultados son parejos, 40% – 33,3% y 64,7% – 58,8% respectivamente, la verdadera diferencia viene cuando miramos el porcentaje de tiros de dos, mientras que nosotros teníamos un 68,2% (un porcentaje más que bueno) el equipo rival tenía poco más de la mitad acertando un 34,8 % de las ocasiones. Por otro lado la estadística de asistencias también es bastante dispar ya que la ganamos por literalmente el doble con 24 y 12 asistencias respectivamente y como llevo diciendo toda la temporada, se nota que este equipo juega cómodo cuando pasa de las 20 asistencias por partido.

Los protagonistas individuales en este caso fueron el chaval belga De Ridder que en 19 minutos y 2 segundos anotó 13 puntos, cogió 7 rebotes y asistió 2 veces. El otro jugador que compartió el top en este partido fue el jugador de Veria (Grecia) Giorgios Tsalmpouris (Giannis para un aficionado que aprecio mucho y que me dio pena no verle disfrutar de un jugador que le encanta cuando se sale) que anotó otros 13 puntos y reboteó otras 5 veces pero lo más mencionable son el par de 2 + 1 que consiguió sacar a los rivales que hicieron que me subiera a la mesa de un salto de la emoción. Por otro lado me gustaría remarcar la actuación del balear Tomeu Rigo que gracias a la confianza de Jaume anotó 10 puntos y cogió 2 rebotes en 13 minutos y medio, sinceramente, me alegro mucho de la actuación de este jugador y espero que su entrenador siga confiando en él para futuras rotaciones. También son mencionables las 5 asistencias de Álex Reyes que viendo que no está en posición de aportar con su anotación más que necesaria fue capaz de ponerse a repartir regalos como el Olentzero.

Respecto al Sibiu su referente total fue Pavlin Ivanov el cual jugando casi tres cuartos (29:43 minutos) anotó 17 puntos, asistió en 2 ocasiones y cogió 4 rebotes. Junto a él estaba su compatriota Yordan Minchev con 11 puntos, 8 rebotes y 1 asistencia jugando minuto y medio más que él. De los demás jugadores son remarcables los 9 pedazo de rebotes que cogió el rumano Rares Uta que los acompañó con 8 puntos en casi 23 minutos.

Por lo demás no tengo nada que decir, anímicamente este partido ha sido muy importante para poder afrontar con optimismo el partido del domingo frente al Tenerife. Por mi parte está todo, nos vemos este finde con la previa del partido que he mencionado al principio de este párrafo, hasta entonces ya sabéis, disfrutad de la vida, agur!

(Imagen del Bilbao Basket).

Parciales: 29 – 17, 17 – 15, 21- 9, 22- 23 = 89- 64

Carta de tiro:

– Bilbao Basket: Smith (7, 2, 1), Renfroe (5 ,3, 0), Hlinason (11, 1, 6), Rabaseda (0, 4, 1), Barandalla (0, 0, 1), Pantzar (8, 3, 2), Reyes (3, 5, 2), Killeya – Jones (8, 0, 2), Kullamae (11, 4, 2), Rigo (10, 0, 2) y De Ridder (13, 2, 7).

– CSU Sibiu: Ivanov (17, 2, 4), Minchev (11,1, 8), Pratt (8, 3, 1), Uta (8, 0, 9), Dragoste (5, 3, 2), Gavriloaia (5, 0, 1), Kuti (5, 1, 4), Adnam (3, 2, 1) y Barro (2, 0, 1).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *