mayo 29, 2024

Y que nadie se mosquee. Bueno… si alguno se quiere mosquear está en su derecho. Pero mucha razón hay en el titular. Que no es solo de la enciclopedia “internáutica” pues bien se podía extrapolar a cualquier ámbito de información o incluso a cualquier ámbito social.

Y desde Basket Pasión, sin demagogia política queremos poner nuestro granito de arena y gritar por un baloncesto femenino, donde ahora encontramos un nivel brutal, en el que podamos encontrar la misma información que el baloncesto masculino. Y eso no es así.

En Basket Pasión tenemos una manera muy particular de generar contenidos para cada club de la web. Buscamos a un colaborador que resida en el mismo sitio de los clubes que tratamos, que sea aficionado y que le guste escribir. Le explicamos el proyecto y le dejamos claro que lo va a hacer altruistamente. Hasta ahí bien.

A partir de ahí la cosa o es fácil o se complica. Nosotros recibimos la información del club, pero no hacemos un “copia y pega”, aunque muchos lo hagan. Nosotros nos esforzamos en buscar más información para hacer artículos propios a partir del recibido.

Y decía que a veces fácil o se complica. Fácil si de la persona que hablamos es de género masculino. Pero se nos complica, y ahí la tristeza, si la persona de la que se habla es de género femenino.

Actualmente, el 80% de los jugadores de género masculino tienen información en Wikipedia. Y sin embargo respecto a las chicas ese tanto por ciento no llega ni al 5% y da pena. Pero no solo en Wikipedia sino también en el resto de internet.

Ejemplo muy claro el de una jugadora que estamos siguiendo últimamente con una gran repercusión en el mundo del baloncesto: María España. Quien ande metido en este mundo, cuando oye el nombre de María España se le abre una sonrisa, porque sabe quién es y sabe de sus hitos. Pues la referencia que da Wikipedia de esta gran jugadora es esta:

Pero es aquí donde hago el llamamiento a los que amamos el baloncesto y eso incluye el baloncesto femenino por igual, aunque algunos como yo se nos decante el corazón más por el femenino, para que invirtamos un poco de tiempo de nuestro quehacer para nutrir a internet (Wikipedia) de lo que llamamos información. Así potenciaremos el baloncesto femenino y agilizaremos el trabajo de otros.

Sí que es cierto que es cierto que cuando la categoría en la que se juega se hace menor también se hace menor la información referente a los jugadores. Imagínense pues en el sector femenino

Prueben a buscar información de cualquier jugadora de Liga Challenge. Compárenlo con la misma categoría masculina, LEB Oro. ¿Ven la diferencia?

Pues eso.

Aboguemos por nutrir al medio mundialmente recurrente de la mayor información para impulsar todavía más a estás damas que juegan y demuestran que el baloncesto femenino existe y es exquisito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *