El UCAM Murcia vuelve a ofrecer una muy mala imagen lejos del Palacio (88-67)

0

© Fundación CB Granada | Fermín Rodríguez

Como viene sucediendo en cada partido que el equipo disputa de visitante en la Liga Endesa, a excepción de Zaragoza, Valencia y Fuenlabrada, el UCAM Murcia vuelve a verse superado y es derrotado por un gran Covirán Granada por un abultado 88 a 67. Otra vez más, una desconexión en el segundo cuarto provocó la huida en el marcador de los locales.

Daba comienzo el partido y los locales comenzaban imponiendo una marcha más de intensidad en el parqué. La pareja Renfroe-Niang hacía mucho daño a la defensa del UCAM y un inspirado Bropleh, autor de 5 puntos consecutivos, ponía un evidente 9-1 en el marcador en los primeros tres minutos de encuentro. Parecía que el equipo de Sito Alonso volvería a repetir la tónica habitual de sus partidos lejos de Murcia, pero volverían al partido gracias a un parcial de 0-8 comandado por Pustovyi, autor de 5 puntos y 2 tapones en 6’ de juego. Sin embargo, los de Pablo Pin lograrían un parcial de 8-0 y volverían a escaparse en el marcador (19-11 a falta de 2:52’ para el final del primer cuarto), lo que provocaría un tiempo muerto solicitado por Sito para intentar mantener a los suyos en el choque. Tras esta pausa, el partido siguió con el mismo ritmo durante el tiempo restante de cuarto y llegábamos al final del primer periodo con una ventaja de dos dígitos para los locales: 26-16.

Como el sábado pasado frente a Gran Canaria, el partido cambiaría radicalmente en favor de los granadinos en el segundo cuarto. Un parcial de salida del cuarto de 7-0, comandado por la dirección un superlativo Alex Renfroe, catapultaba a los de Pablo Pin en el marcador (33-16). A partir de ese momento, Coviran Granada iba a administrar la ventaja en el marcador e intentaba que los de Sito Alonso no se acercasen en el marcador. Con sus chispazos en forma de triples, McFadden intentaba reducir la ventaja y acercar a los murcianos en el marcador. Pero, además de un inspiradísimo Renfroe, un omnipresente Ndoye mantendría a raya a los visitantes. El pívot del equipo nazari anotaría 11 puntos en este segundo periodo y, gracias a su aportación, permitía al Fundación CB Granada marcharse al descanso con una amplia renta, +16: 49-33.

Ndoye entra a canasta ante la defensa de Jelinek y Diop./ ACB Photo-Fermín Rodríguez.

El propio Ndoye estaba siendo el mejor jugador del encuentro tras los primeros 20’. Autor de 18 puntos y 3 rebotes, el pívot estaba siendo fundamental en el partido. También lo estaba siendo Renfroe, quien se iría al descanso con 7 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias. En el lado visitante, Anderson y McFadden trataban de mantener a los suyos en el encuentro con 6 y 7 puntos respectivamente.

El UCAM Murcia parecía otro equipo distinto tras el paso por vestuarios. El cuadro murciano salió decidido a intentar remontar la ventaja y, con un parcial de 4-13 liderados por Anderson y McFadden, los visitantes se ponían a tan solo 7 puntos (53-46) y hacían creer en una posible remontada a los 150 aficionados murcianos que les han acompañado. Nada más lejos de la realidad, ya que Covirán Granada volvería a encontrar el buen juego sobre el parqué del Palacio de los Deportes de Granada y volvería a ampliar la ventaja en el marcador. Por desgracia para los fieles pimentoneros, los locales romperían el partido en este cuarto de manera definitiva. Otro grandísimo periodo de Renfroe, anotando 10 puntos y repartiendo 3 asistencias, hacia que los de Pin se marchasen al último cuarto rozando los 20 puntos de ventaja: 74-55.

El último cuarto fue un trámite para ambos equipos. De hecho, el equipo local alcanzó la máxima ventaja del encuentro en el ecuador de estos últimos 10’, +25, (81-56). El único aspecto positivo que pudimos apreciar en estos minutos para el UCAM Murcia fue el buen papel de Rati Andronikashvili. El base georgiano, que es el segundo jugador con menos minutos en la plantilla, anotó 6 puntos y su actuación, junto a la de Radovic, McFadden y Anderson, fue de lo poco salvable de los murcianos. Sonaba el bocinazo final en el Palacio de los Deportes de Granada y el marcador reflejaba un contundente 88 a 67 en favor de los locales.

La afición murciana acompañó a su equipo en Granada./ ACB Photo-Fermín Rodríguez.

Renfroe y Ndoye fueron una apisonadora y pasaron por encima del UCAM. El base americano rozó el triple doble con 20 puntos, 11 rebotes y 8 asistencias para 29 créditos de valoración, mientras que el pívot recientemente incorporado a la disciplina granadina anotó 20 puntos y capturó 3 rebotes. En el bando visitante, Anderson, McFadden y Radovic dieron la cara con 19, 13 y 8 puntos respectivamente.

Nueva derrota del UCAM Murcia alejado del Palacio. Los de Sito Alonso tienen un grave problema a la hora de revertir situaciones negativas en los partidos que juega como visitante. Además, hoy contaba con 150 incondicionales que han sufrido al ver la imagen del equipo. Tras este partido, el UCAM podrá preparar con tiempo su siguiente compromiso doméstico, que tendrá lugar el domingo que viene a las 12:30 horas y, enfrente, tendrá un rival directo: Bàsquet Girona.

Covirán Granada 88: Renfroe (20), Christian Díaz (9), Bropleh (12), Maye (4), Niang (13).- Moore (1), Tomás (4), Caicedo (5), Ndoye (20), Jacobo Díaz (-), Vilá (-), Corpas (-).

UCAM Murcia CB 67: Bellas (4), McFadden (13), Radovic (8), Anderson (19), Pustovyi (5).- Trice (7), Klavzar (-), Luther (-), Sakho (5), Diop (-), Jelinek (-), Andronikashvili (6).

Imágenes obtenidas del ACB Media Center/Fermín Rodríguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *