mayo 27, 2024

Ya han pasado varias fechas desde que se confirmó el fatídico descenso del Albacete Basket a LEB Plata. Tiempo en el que el club ha llevado a cabo una serie de iniciativas de visibilización a través de diversas jornadas de “Puertas Abiertas” para acercar a jugadores y cuerpo técnico sobre todo a los más jóvenes. Pero no quita a que con el paso de los días empecemos a tener inquietud por la calma con la que se está llevando la confección de la nueva plantilla de cara a la temporada que viene.

Una cosa que parece segura es la continuidad de David Varela y Rubén Córcoles al frente del staff técnico como primer y segundo entrenador respectivamente. Pero de los jugadores poco o nada se sabe. Se barrunta que se va a intentar mantener el bloque del ascenso a LEB Oro con Jorge Mejías, Víctor Ruiz, Víctor Moreno o Juanjo Santana a la cabeza. Es de esperar que reciban ofertas interesantes Gerard Blat, David Knudsen o Jacobs. Y lo que es seguro fueron las marchas de Aurrecoechea a Estudiantes, con los que ha disputado con no muyY buena suerte los Play Offs, y de Guillem Ferrando que a retornado a la disciplina del Valencia Basket tras la finalización de su cesión. Cabe mencionar la incertidumbre que nos crea la situación de Andrei Grytsak que, dado su rendimiento en el tramo final de la temporada, podría ser un jugador muy válido para LEB Plata.

Que se esté a la espera de noticias no quiere decir que no se esté trabajando. También debemos tener en cuenta que un factor muy a tener en cuenta es el grupo en el que se disputará la fase regular la temporada que viene. Todo apunta que habrá que medirse, si seguimos el patrón de temporadas anteriores, con equipos complicados y fuertes como los también descendidos Melilla Sport Capital y Juaristi ISB; o Clavijo, Navarra o Zamora siempre punteros en la categoría. Por tanto, nos espera una temporada con un nivel competitivo alto.

Otra cuestión que medir es la ilusión que se puede generar entre la afición un proyecto que, en principio, se debe pensar para conseguir un nuevo ascenso a LEB Oro. Pero se debe andar con los pies en la tierra ya que son muchos los posibles gallos que va a haber en el corral y, por experiencia lo sabemos, la LEB Plata es una categoría muy difícil y nada en absoluto está garantizado. Un anuncio sobre la renovación de abonos no vendría mal, por ejemplo.

En definitiva, seguimos a la espera. Esta calma esperemos se rompa cuanto antes para generar ilusión y movilice lo máximo posible a la afición para hacer del Pabellón del Parque en un fortín en una temporada que no va a ser fácil. De todo lo que se mueva informaremos puntualmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *