mayo 20, 2024
1234T
Zaragoza2319312194
Gran Canaria27202826101

Casademont Zaragoza

94

1234T
Zaragoza2319312194
Gran Canaria27202826101

101

Dreamland Gran Canaria

Casademont Zaragoza

94

-

101

Dreamland Gran Canaria

  • Q1
    23- 27
  • Q2
    19- 20
  • Q3
    31- 28
  • Q4
    21- 26

El Dreamland Gran Canaria consigue su segunda victoria consecutiva lejos del Arena, con un festival de triples.

Lo malo, primero lo malo. Estoy rezando, fuertemente, para que Nicolás Brussino no tenga nada más que sólo un simple dolor de tobillo, ya han dicho que regresa a casa para ponerse a tono. Sigo rezando para que Andrew Albicy, no tenga nada más que un golpe en la cara. Digo todo esto porque no tenemos repuestos para estos dos señores y, sería muy malo para el equipo perderlos, aunque sólo sea por un partido.

Balón al cielo en el Príncipe Felipe, tanto el Gran Canaria como el Zaragoza, salieron con ganas y mordiendo, Okafor por la parte maña y Brussino y Slaughter por los canarios.

Los chicos de Lakovic decidieron que era un buen día para hacer un festival de triples y a ello nos pusimos. Brussino, Albicy, Pelos. El Zaragoza nos mataba en la pintura y nosotros nos defendíamos como gato panza arriba, desde la línea de 6,75, con buenas defensas y un Roko Prkacin que está demostrando lo bueno que es (23-27).

El segundo cuarto, comenzó con un parcial de 5-0 a favor de los de Porfi pero Lammers respondió con 4 puntos seguidos. Aún con estas, el Zaragoza seguía manejándose en la pintura bajo la dirección de Langarita. Lakovic decidió parar el partido para que los suyos cogieran aire y volvieran a centrarse en el encuentro. Lammers y Bassas tomaron las riendas pero el Zaragoza devolvió el golpe. Al final, Happ y Brussino hicieron dos grandes defensas con recuperación, que fueron rematadas por Albicy (42-47).

Templanza y triples, triples y templanza.

La vuelta al partido siguió con los dos equipos acertados en ataque y menos listos en defensa. A los triples de Pelos y Brussino, se unió el de Kljajic. Los maños apretaron para no quedarse atrás en el electrónico. Si en el primer cuarto, Prkacin lo dio todo para dejarnos por delante, en este tercero fue Pierre Pelos quien se puso los galones, sus dos triples seguidos dieron alas a los amarillos. Con esto y el triplazo de Albicy sobre la bocina, silenciaron a todo el pabellón. Pero ni con estas, el Zaragoza no bajaba los brazos y puso contra las cuerdas a los amarillos (73-75).

En el último cuarto, los grancanarios no querían sorpresas y metieron una marcha más en el partido con un parcial de 1-6. Pero la flojera en defensa de los claretianos la iba a aprovechar el Zaragoza que no paraba de irse a los tiros libres y fallar la gran mayoría de ellos. Visto que no dábamos abasto, primero un triple de Lammers y, después Happ y Salvó pusieron orden en la pista, apaciguando a los suyos y calmando los ánimos. Templanza de los amarillos y triples, más triples de los que me gustaría pero qué salvan partidos. Un golpetazo involuntario que se llevó Albicy en los últimos compases y la torcedura de tobillo de Brussino, encendieron todas las alarmas del conjunto insular. A pesar de todo, la segunda victoria consecutiva fuera de casa en la liga Endesa, era de los amarillos que se acercan más a la Copa (94-101).

Bienvenido, Ethan Happ

De las lecturas positivas de este encuentro, creo que esta es la más importante de todas. ¡Bienvenido a casa, Ethan Happ! Llevábamos semanas hablando de lo perdido que se veía en la pista, de la falta de confianza, de la poca intensidad. Pues bien, Happ ha dado un golpe sobre la mesa esta noche. Ha defendido, se le ha visto más confiado, ha estado intenso cuando lo hemos necesitado. Hay que felicitarlo porque ha dado una lección de entereza hoy y, creo firmemente, que va a ir a más. Él nos necesita y nosotros lo necesitamos, sólo podemos seguir hacia delante.

En este partido, 7 jugadores en dobles dígitos de valoración y me encantaría destacar a dos en particular. Bassas y Pelos. Cierto que el primero no ha estado muy bien últimamente, sus tomas de decisiones no han sido las más adecuadas. Hoy, a pesar de algunos fallos clamorosos, ha dado la cara y ha dirigido bien.

El segundo, Pierre Pelos de mi vida, trabajador incansable a la sombra, intenso cuando es necesario, dando la cara a cada segundo, sin achicarse, tomando las riendas cuando más nos hizo falta. No es Damien Inglis ni tampoco John Shurna pero, no me negarán ustedes que está haciendo un trabajo inmenso por el equipo, sin hacer ruido se ha ganado la confianza de Jaka Lakovic y lo da todo en la pista. Puede tener partidos mejores o peores pero está implicado al 100% en el equipo y se ha ganado todos mis respetos y un nuevos hashstag, ya lo verán.

No me olvido de el nivelazo que están demostrando Albicy, Salvó o Lammers. Tampoco de la calidad de AJ, Lammers o Prkacin. Pero, sobre todo, no me olvido de Jaka Lakovic. Nuestro coach sabe qué piezas tocar y cuándo, cómo apretar a los suyos y pedir calma. No puedo evitarlo, adoro a Jaka Lakovic y su estilo. Ahora, sólo falta que apriete a los suyos para que no abusen tanto del triple y bailen un poco más en la pintura.

A pesar de todo, el Granca va contando sus últimos partidos por victorias. Trabajadas, sufridas pero victoria necesarias para lograr los objetivos.

Toca partido de Eurocup el miércoles y una nueva fiesta del baloncesto canario el domingo. Paso a paso, amigos, un partido a la vez.

94 – Casademont Zaragoza (23+19+31+21): Cinciarini (-), Bell-Haynes (12), Yusta (9), Watt (17), Okafor (13) -cinco inicial- Langarita (-), Miguel González (4), Kravic (4), Mark Smith (17) y Sulejmanovic (18).

101 – Dreamland Gran Canaria (27+20+28+26): Albicy (9), Slaughter (16), Brussino (16), Pelos (11), Happ (10) -cinco inicial- Kljajic (3), Bassas (14), Prkacin (4), Salvó (7), Landesberg (2) y Lammers (9).

Foto obtenida de la web del Dreamland Gran Canaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *