mayo 29, 2024

Hoy nos pitaron a favor

0

Extrapolando la idea del escrito a cualquier deporte, normalmente grupales, quiero dejar claro que no es una crítica ni al contrario, sino una opinión de lo observo en la actualidad. Y, también dejando claro que no tengo cualidades ni calidades para criticar al estamento arbitral, me atrevo con estas palabras.

Varias veces he plasmado aquí el mal que hace la prensa al aficionado, la ira que genera entre ellos sin intentar dar solución a tal sentido. Y creo que es el estamento que tiene que tener más cuidado al generar su proyecto. Porque los actuales, llenos de odio, ya no son válidos. Porque el periodismo en cualquiera de sus estados y estadios no presenta información casi, en contraposición a la cantidad de opiniones de vendedores de panfletos con una verborrea brutal, incapaces de dar cordura a todo esto.

Y es que hasta que no oiga en algún momento “el árbitro ha pitado a favor” no podré volver a creer en el destino humano en este ámbito.

Ejemplos varios si viajamos al Clásico, aunque sea de fútbol, de hace no más de 24 horas. Que si el fuera de juego, que si Gavi tuvo que ser expulsado, que si los “micrófonos potentes” de nuestras pantallas, sin dejar opción a respuesta, no muestran la paridad que se desea…

¿Gavi debió ser expulsado? Pues soy culé y digo que sí, con la conciencia tranquila. ¿Pero porque el que critica la no expulsión de Gavi no se acuerda de la no expulsión de Nacho?

¿Es el VAR bueno o malo? Pues creo que ni lo uno ni lo otro. El Var lo que ha acortado son las distancias. Lo que antes era un metro se ha convertido ahora en cinco centímetros.

Y es referido al fútbol como bien podía referirme a cualquier cambio en las reglas de otro deporto. Por ejemplo, yo no estoy a favor de la falta antideportiva actual en baloncesto.

¿Qué hacen los periodistas? Pues todo ha cambiado tanto que ahora se trata de generar “clicks” y audiencia. Lo que al periodista actual le interesa es generar fanatismo sin que entiendan nada de lo que provocan.

¿Cómo puede existir un programa como El chiringuito de los jugones?

Cierto es que el primer término sí los define. El segundo por supuesto que no. Donde un tal Tomás Roncero sale a bailarle a la cara a otro tal Cristobal Soria y VICEVERSA en función de quien gane o no, con el permiso del impertérrito director/presentador, que no tiene bemoles a poner orden y educar a sus contertulios. (Sirva sólo de ejemplo)

Y, por desgracia, mientras la ética se siga perdiendo, unos dirán unas cosas, otros dirán otras, en favor cada uno de sus colores. Y la prensa lo seguirá jodiendo.

Pero nadie dirá: “hoy han pitado a favor nuestra”.

Y lo dicho se puede llevar a cualquier “ministerio deportivo” porque dicho ejemplo servirá en mayor o menor medida.

Y después si la calidad de los árbitros es mala no me toca decirlo ni aquí, ni a mí. Eso pertenece a “otros dueños”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *