Ibon no protesta la victoria de Unicaja frente al Coviran

0
1234T
Granada1514171662
Málaga1820302290

Coviran Granada

62

1234T
Granada1514171662
Málaga1820302290

90

Unicaja Málaga

Coviran Granada

62

-

90

Unicaja Málaga

  • Q1
    15- 18
  • Q2
    14- 20
  • Q3
    17- 30
  • Q4
    16- 22

Un Coviran Granada lastrado por las pérdidas y las polémicas decisiones arbitrales de la 1 mitad, no puede con un Unicaja más eficaz y superior en la 2 mitad, 62-90.

Quién no llora no mama pensaría Ibon Navarro cuando voz en grito delante de las cámaras insultó al colectivo arbitral tras perder contra el líder el Real Madrid la jornada pasada.  Ese acto tendría consecuencias tal y como se ha visto principalmente en la 1 mitad del partido cuando el colectivo arbitral castigaba y sacaba fuera del hasta entonces competido partido al Coviran Granada. Una técnica a Pablo Pin por protestar, pitada desde el otro lado de la pista, faltas no señaladas, pasos invisibles. Algunas situaciones del juego parecían un chiste cuando normalmente Benjamín Jiménez pitaba una cosa, Raúl Zamorano lo contrario y Aliaga se mantenía al margen sin saber ni que decir ni a donde mirar.  

Arrancaba el Coviran con un quinteto físico y de altura con Dimé, Kramer, Wiley y Tomàs acompañados por Lluís Costa como director de orquesta. Los cajistas salían con Perry, Djedovic, Barreiro, Ejim y Lima.

Primeros compases igualados

Sin German Martínez descartado por decisión técnica arrancó el partido con un parcial de 5-0 para el Coviran con un Lluís Costa inspirado y una defensa de Unicaja todavía desajustada. Jacob empezaba a hacerse grande en la pintura y a coger rebotes para dejar sin segundas opciones a los cajistas 13-7.  La salida a pista de Alberto Díaz y un tiempo muerto pedido por Ibon Navarro cambiaron la decoración del duelo ayudado por una inexistente falta pitada a Jacob en ataque y alguna que otra más señalada en contra de los nazaríes para que Unicaja acabara por delante el primer cuarto (15-18 tras un parcial de 0-9).

Un 0-4 de salida para los visitantes obligaba a Pin a pedir tiempo muerto. Por momentos el Coviran se volvía vulnerable y los ataques fallados se convertían en puntos, muchos de ellos regalados para los malagueños. El parcial se fue hasta el 0-17 (del 15-9 al 15-26 con tres minutos y medio jugados del segundo cuarto). Un parcial favorable de 6-0 daba algo de esperanzas a los locales, pero nuevamente Unicaja se recuperaba del revés gracias a su mayor efectividad de rotación, así como a la precipitación en determinadas acciones de los locales. El trío arbitral volvía a ser protagonista y a sacar del partido al Coviran con un doble rasero absolutamente inaceptable a la hora de medir los contactos bajo los tableros hecho que provocaba más del doble de tiros libres a favor de los cajistas. Los errores se impusieron a los aciertos en el tramo previo al descanso, con el Unicaja agarrado a su fortaleza defensiva para mantener a raya a un irregular Covirán Granada y poder llegar al descanso con el partido controlado (29-38).

Galería del partido

El partido se rompe

De regreso al parqué, otra técnica en este caso ni siquiera Pin sabía a quién se la habían pitado,  marcó el camino que seguiría el encuentro en la segunda mitad. Unicaja seguía ampliando su renta con la aportación de Kalinoski. Con una ventaja de +15, Rousselle tiraba de orgullo para no irse definitivamente del partido, pero otro parcial cajista dejaba el partido prácticamente sentenciado.

El último cuarto fue de puro trámite, con Unicaja rotando a todos sus jugadores disponibles y ampliando la renta con un Coviran más cansado y  con menos jugadores ya que  Felicio estaba lastrado por molestias en la espalda con solo 2 minutos y Christian en su 32 cumpleaños y David Iriarte con apenas 3 segundos. El partido acabó con un 62-90 siendo otra vez más Unicaja la bestia negra del Coviran que debe pensar ya en el próximo domingo a las 17.00 en otra final contra Joventut para lograr la 8 victoria y dar otro paso más hacia la permanencia en la liga Endesa.

Rousselle, Barton, Costa y Kramer fueron los más acertados por parte del Coviran Granada con 13, 12, 11 y 10 puntos, respectivamente. Wiley fue el más valorado de los locales con 15 gracias a 9 puntos y 12 rebotes. En el Unicaja el más destacado fue Nihad Djedovic con 15 puntos y 21 de valoración.

COVIRAN GRANADA 62: Malik Dime 5, Lluis Costa 11, Pere Tomàs 0, Jake Wiley 9 y David Krämer 10 – quinteto titular – Cristiano Felicio 0, Jonathan Rousselle 13, Kwan Cheatham 0, Elias Valtonen 2, Christian Díaz 0, David Iriarte 2, Will Barton 12.

UNICAJA 90: Melvin Ejim 11, Jonathan Barreiro 5, Nihad Djedovic 15, Augusto Lima 6 y Kendrick Perry 1 – quinteto inicial – Dylan Osetkowski 9, Tyler Kalinoski 12, Kameron Taylor 6, Alberto Díaz 4, Tyson Carter 13, Will Thomas 4, David Kravish 4.

PARCIALES: 15-18, 14-20, 17-30, 16-22.

ÁRBITROS: Jiménez, Aliaga y Zamorano. Sin eliminados.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vigesimosexta jornada de Liga Endesa disputado en el Palacio Municipal de Deportes de Granada ante 7998 espectadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *