Importante desplazamiento a Melilla de Albacete Basket.

0

Este domingo a las 12.30 el Albacete Basket tiene un desplazamiento que se puede calificar de crucial ya que una victoria supondría igualar a su anfitrión que no es otro que el Melilla Sport Capital. Partido que puede suponer ese punto de inflexión que reclamamos a la diosa Fortuna desde hace varias fechas. Podría ser ese antes y después que puede dar opciones reales a los de David Varela de lograr la salvación que tan importante sería para asentar el baloncesto como seña de identidad en la ciudad de Albacete.

A priori el cuadro manchego se presenta a este choque con la sensación de haber remado mucho para ahogarse en la orilla en varios de los enfrentamientos anteriores al parón navideño, especialmente contra escuadras de la parte alta de la tabla. Las consecuencias de este esfuerzo sin premio hay que testarlas este domingo en Melilla, plaza en la que, esperemos, el Albacete Basket sea capaz de llevarse una victoria que tanta falta hace.

Como ya se informó, el equipo se presenta con la baja por lesión de Jorge Mejías y con la de Clark cortado por el club. La gran novedad es la presencia del pívot griego Dimakopoulos, que debe ser pieza capital en el juego interior pudiendo formar una rotación muy interesante con Iván “Aurre” y brindar la posibilidad de que Juanjo Santana ocupe la posición de 4 con lo que Raitanen y Víctor Ruiz podrían disponer de mejores situaciones en el exterior. La principal carencia la encontramos en la posición de base ya que se cuenta como único jugador natural con Gerard Blat al que le dará descanso un irregular Víctor Moreno. Tampoco podemos obviar la evolución más que positiva de Chandler Jacobs que frente a Estudiantes demostró que es un jugador muy válido, con una capacidad anotadora nada desdeñable.

Melilla Sport Capital por su parte viene de sufrir en la última fecha una ajustada derrota frente a Grupo Alega Cantabria. Resultado que, salvo la victoria frente a Tau Castelló, se suma a un mes de diciembre cargado de malos resultados con un balance de 1 a 6. Es decir, que nos encontramos con dos equipos con rachas muy similares y con necesidades muy parejas.

Olvidar el pasado para mirar con esperanza el futuro pasa por hacer un partido sobresaliente en la cancha melillense. Albacete Basket tiene mimbres para enderezar el rumbo. Este domingo en el Pabellón Ciudad de Melilla se puede dar ese paso hacia delante que nos quite sufrimiento y nos haga tomar aire para afrontar una segunda vuelta que puede marcar un futuro llamado salvación.

(Foto cedida por el club).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *