Ya me pronuncié en la anterior convocatoria de la mala decisión de la selección y del señor Scariolo a la hora de convocar a Ricky Rubio. Y no porque tenga algo contra el buen jugador, pues no es así. Pero un jugador que llevaba tanto tiempo sin competir no es seleccionable.

Todos me decían que era por el tema de recuperarle para su “salud mental” y dije que la selección no es un “hospital de recuperación de jugadores” y parece que mucho se me echaron encima por mis declaraciones.

Abuso de la salud mental

Parece que Ricky Rubio “abusa” de su fama , y nadie le ha regalado nada, para ir por los pabellones como dando pena. Así lo pienso. Si Ricky tiene algún problema de salud mental le deseo que se recupere lo antes posible y que nos deleite con su maravilloso juego y manera de jugar. Pero que no exprima más el tema de la salud mental.

Ricky Rubio tiene que recordar que hay muchos enfermos de salud metal que no pueden tener opción a tomarse meses de baja para su recuperación. Así es.

Pero lo bueno viene en que ayer dieron la convocatoria de jugadores para el Preolímpico y se notó la ausencia del jugador. Y la excusa ofrecida por el seleccionador no es otra que:

“Ricky nos ha pedido un tiempo de reflexión. Tiene que tomar decisiones definitivas sobre su vida y nosotros mostramos un respeto máximo por nuestros jugadores”

Pero, ¿qué es esto?

A mí esto me parece prepotencia y falta de respeto a los jugadores y a los aficionados. Y sobretodo el juego al que está jugando Ricky Rubio cuyas reglas desconocemos.

Insisto que el seleccionador no debe entra al juego del base, por bueno que sea o que haya sido. Pero también teniendo el seleccionador que tenemos todo es posible.

Dicen que ha tenido un final de temporada complicado. Más complicado habrá sido el de Zunder Palencia con el descenso. Y es más, creo que para todos los equipos el final de temporada es complicado por el esfuerzo sobre humano que se tiene que hacer. Díganselo a UCAM Murcia por poner un ejemplo.

Que el Barcelona ha caído contra el Real Madrid en un 3-0, tiene que ser doloroso y hará mella. Pero de ahí a que nos tengamos que apiadar del jugador o de su equipo. “Manda cuyons”.

Esto desprestigia un tanto a la selección. Si lo hace.

Amigos lectores, sois libres de ponerme a parir por este artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *