mayo 28, 2024

La diferencia de presupuestos marca la diferencia (92-72)

0
1234T
Baskonia1822272592
Bilbao2011162572

Saski Baskonia SAD

92

1234T
Baskonia1822272592
Bilbao2011162572

72

Surne Bilbao Basket

Saski Baskonia SAD

92

-

72

Surne Bilbao Basket

  • Q1
    18- 20
  • Q2
    22- 11
  • Q3
    27- 16
  • Q4
    25- 25

No nos engañemos, estaba claro que, al igual que toda nuestra historia (menos en 2007), viajar al Buesa es sinónimo de que el Baskonia nos pinte la cara sin dar opción a nada. Este año no ha sido diferente y aunque el partido empezó bien poco a poco el equipo entrenado por Joan Peñarroya fue apretando más y más y gracias a la técnica de la boa constrictor no nos dejó ni un ápice de esperanza y consiguió que esa racha de victorias siga aumentando otro año más. Pero bueno, vamos a analizar poco a poco en qué puntos se nos escapó el partido.

Como he dicho en el párrafo anterior, el partido empezó bien, haciendo lo que tendríamos que haber hecho en los 0 minutos, aprovechar nuestro buen juego interior para anotar y una buena defensa zonal para hacer que tiraran los triples lo más incómodo posible. Gracias a este juego y a la falta de acierto del Baskonia desde el 6,75 (2 aciertos de 10 intentos) conseguimos acabar el primer cuarto con un marcador de 18 – 20. A este marcador le acompaña que el trío arbitral dejara jugar y solo pitara tres faltas en contra del Baskonia y solamente una en contra nuestra.

El segundo cuarto empezó con la misma dinámica que el primero, nosotros a lo nuestro jugando desde la pintura y corriendo a la contra como unos desalmados, aunque poco a poco el equipo local fue encontrando su lugar y, sorprendentemente para el juego de este equipo, dejaron de lado el triple (solo lo intentaron seis veces y acertaron una) para empezar a jugar también en la pintura, donde estuvieron más acertados, todo lo contrario a nuestro caso, mientras que ellos metian 7 tiros de 13 intentos (53%) nosotros tuvimos un porcentaje del 22% (2 de 9). Este acierto hizo que el parcial del segundo cuarto fuera de 22 – 11 a favor de los locales para llevar el partido al descanso con un marcador de 40 – 31.

Durante el tercer cuarto la diferencia continuó agrandando gracias a que el Baskonia empezó a encontrar el acierto desde el perímetro (4 de 8), cosa contraria a nuestro acierto, el cual fue en dirección opuesta a la de nuestros rivales (1 de 6). El tercer cuarto dejó un parcial de 27 a 16 para dejar un marcador de 67 – 47 y prácticamente sentenciar el encuentro otro año más. Otro de los factores clave de este cuarto catastrófico fue el rebote, dejando una diferencia de más del doble en este aspecto, 13 a 6. Esto es causa de que el equipo perdiera la concentración y bajara los brazos, porque con la fuerza física interior que tenemos con Hlinason y Killeya Jones es inviable esta diferencia.

Con todo el bacalao cortado, el último cuarto fue un trámite y solo sirvió para que, con un parcial empatado a 25 puntos, consiguieramos acabar el encuentro “solo” 20 por debajo con un marcador final de 92 a 72. Si no fuera porque el partido estaba sentenciado ya podriamos tomar este cuarto como bueno, los porcentajes en el tiro son bastante decentes, 8 de 10 en tiros de dos y 3 de 6 en tiros de tres. También hay que tener en cuenta que el equipo rival jugó a medio gas y dando minutos a los suplentes.

En el apartado individual los protagonistas del partido fueron la potencia interior de Hlinason, el cual no tuvo mucha oposición en la pintura y acabó el partido con 13 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias, Kullamae, firmando 12 puntos, 3 asistencias y 2 rebotes, y el ya habitual Adam Smith, quien a diferencia del partido frente al Andorra, estuvo presente todo el encuentro con 11 puntos y 4 asistencias. Los demás jugadores hicieron un partido bastante normalito y me gustó mucho que Jaume le diera minutos a De Ridder, el cual aunque solo metió 3 puntos, cogió 4 rebotes y repartió una asistencia me pareció que hizo un partido muy inteligente.

Por el lado del equipo rival el recital que dio en su debut en el Buesa Chima Moneke fue terrible, desde el minuto 0 se le notaba cómodo y al final de los 40 minutos tenía en su casillero 14 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias. Al jugador nigeriano se le junta el habitual Markus Howard, el cual firmó un partido de 16 puntos y 2 rebotes. También hay que destacar la actuación de Mannion, el cual aun habiendo metido solo 3 puntos fue capaz de asistir 6 veces.

Respecto a la afición creo que ese partido lo ganamos la afición bilbotarra, la cual no se cansó de animar a los suyos aunque el partido estuviera más que decidido y demostró que estarán ahí en las buenas y en las malas, dejandose las voces coreando que son ls chicxs de Jaume Ponsarnau. Por parte de la afición local no hubo ningún altercado aunque haciendo el poteo previo al partido, el cual fue filmado por la propia cuenta de la ACB, sí que hubo algún que otro comentario y gesto de algún aficionado que comparte el odio hacia el club bilbaíno que tiene cierta parte de la directiva.

Por lo demás no tengo nada que decir, estaba claro el resultado desde el minuto uno pero el ver que como afición les damos mil vueltas me reconforta un poquitin. Ahora a pensar en el partido aplazado de la jornada 2, el cual nos enfrenta en Santiago contra el Obradoiro, hasta entonces ya sabéis, disfrutad de la vida, agur!

Parciales:  18 – 20, 22 – 11, 27 – 16, 25 – 25.

Carta de tiro:

– Bilbao Basket: Smith (11, 4, 0), Renfroe (3, 2, 4), Hlinason (13, 5, 8), Rabaseda (4, 0, 1), Andersson (8, 1, 4), Tsalmpouris (0, 0, 0), Pantzar (0, 2, 1), Reyes (9, 0, 3), Killeya – Jones (9, 0, 3), Kullamae (12, 3, 2), De Ridder (3, 1, 4) y Tomeu Rigo (0, 0, 0).

Baskonia: Diop (10, 0, 8), Miller – McIntyre (9, 5, 1), Howard (16, 0, 2), Sederkerskis (7, 1, 6), Costello (4, 1, 1), Rogkavopoulos (13, 0, 4), Moneke (14, 4, 6), Mannion (3, 6, 1), Kotsar (5, 2, 3), Raiestre (0, 0, 1) y Diez (0, 0, 0).

Imagen obtenida de EiTB.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *