mayo 29, 2024

Evidentemente, D. Roberto Blanco tenía que estar en La Entrevista de la Semana. Del monstruo de Plasencia ya lo hemos hablado todo y aun así seguro que quedarían historias que contar.

Es de esas personas que ha recorrido el baloncesto en todas sus facetas. Y decimos en todas porque quizás le falte el área donde Basket Pasión se define. Ha sido jugador, delegado, entrenador ayudante, entrenador y algo que no figura en ningún curriculum, psicólogo.

Sabemos que ahora se encuentra en sus merecidas vacaciones, pero aun así decidimos molestarle solo un poquito, para conocer otros aspectos de su persona. Queremos saber qué hay tras esa sonrisa y el resultado fue este:

P: Defínete en tres palabras

R: Honesto, trabajador y natural.

P: Un lugar para perderse para desconectar

R: Últimamente el paseo a la ermita de la Virgen de la Montaña.

P: Un recuerdo

R: Mi padre siempre.

P: Recuerdas tu primer amor. Y si lo quieres decir

R: Si claro, era muy jovenzuelo y jugábamos a basket. Sigo teniendo cierta relación con la familia.

P: Una comida añorada

R: La ensalada de arroz de mi abuela. Seguramente no fuera su mejor plato pero siempre me acuerdo de ella.

P: ¿Qué no comerías jamás?

R: Por supervivencia no tendría problemas con nada.

P: Una bebida

R: Una cerveza bien fría.

P: ¿Qué rutina sueles hacer?

R: En temporada cambia poco, oficina, pabellón, oficina, casa, oficina, pabellón…JAJAJA Bueno, y desayunar en el Zalacaín. Ahora un poco de piscina, gym y paseos.

P: ¿Tú héroe o heroína?

R: Mi padre era un superhéroe.

P: ¿Quién es tu ídolo deportivo

R: Larry Bird.

P: Un libro

R: Cualquier novela policíaca, misterio, intrigas. Recientemente terminé la trilogía Reina Roja de Juan Gómez-Jurado.

P: ¿A quién te hubiera gustado entrenar?

R: Soy muy de los Celtics, cualquiera de la época dorada, Bird, McHale, Parish…

P: El jugador más difícil al que hayáis tenido que defender

R: Este año sin duda Pantzar, pero jugar contra Marc Gasol…

P: Lo más raro que te haya pasado en el ámbito del baloncesto.

R: Cuando yo jugaba… Tener que secar la pista donde íbamos a jugar con la goma-espuma de una colchoneta de esas de antes. Y ¡¡¡conseguimos jugar!!!

P: ¿Eres más de mensaje de texto, de audio, de videollamadas o de llamadas?

R: Soy lo peor con los mensajes de WhatsApp. No se cuántas veces tengo que pedir disculpas. Depende el momento. Con mi amigo Guille siempre videollamada.

P: Películas o series. ¿Cuál nos aconsejas?

R: Series. Pero cada dos o tres hay que ponerse algo que tenga un final a corto plazo. Hubo una época de series nórdicas. Muy recomendables, especialmente por su fotografía.

P: ¿Qué manías tienes?

R: El que tiene manías es Iago, jajajaja Algunas tengo, pero como dice Groucho Marx… Una que no falla es que siempre empiezo la primera semana de pretemporada con unas zapatillas verdes personalizadas. Ya tienen unos cuantos años.

P: Un sueño por cumplir.

R: No soy de grandes sueños, suelo tener los pies en el suelo, pero sin duda un ascenso a ACB con nuestro Cáceres sería un sueño del que nunca querría despertar.

P: Si pudieras soñar, ¿con quién te gustaría sentarte a cenar?  

R: No idealizo mucho a nadie. Cenar con mi mujer, mis amigos, esa es la mejor de las cenas.

P: ¿Cómo te gustaría que te recordasen?

R: Como una buena persona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *