Una nueva derrota se suma al casillero del Carplus Fuenlabrada, algo que últimamente no es una novedad como noticia. El marcador final del partido fue 73-92, victoria número 11 para los lucenses y 14ª derrota consecutiva para los fuenlabreños.

Finalmente Marc García no pudo jugar el partido por problemas víricos. Se le pudo ver en la grada junto al lesionado Bassala Bagayoko, Juan Fernández (quien se quedó fuera de convocatoria por la entrada de Keanu Pinder al equipo y ya suman más de dos jugadores extracomunitarios, pero pronto llegará su nacionalidad) y Bolong Zheng. En el lugar del jugador catalán, pudimos ver jugando a Matija Samar.

EL AMBIENTE DE PARTIDO:
Como siempre, la afición apretó desde el principio, nada más comenzar la presentación de los jugadores. Desde cada una de las peñas hasta el último aficionado. Demuestran que siguen confiando en su equipo pese a las derrotas, a la falta de información y la falta de empatía con ellos, que cada fin de semana gastan su tiempo en apoyar al equipo o incluso otros viajan para apoyarlos desde cualquier rincón de España. Como siempre, a la afición se le pide apoyo, pero ¿Quién apoya a la afición?.

Además, mención especial para los aficionados del Breogán de Lugo que se desplazaron hasta Fuenlabrada y nos transmitieron todo su cariño, algo que fue mutuo entre ambas aficiones que finalizaron el partido cantando unos a otros.

El partido comenzó con el quinteto fuenlabreño Kromah – Pinder – Novak – Horton – Ali. En los pocos días que ha podido entrenar con el equipo, el nuevo pívot del Fuenlabrada, Keanu Pinder, consiguió que su técnico confiara en él y le permitió comenzar el partido desde el primer minuto en pista. Algo que en consecuencia pagó Viny Okouo, quien no jugó ni un solo minuto en el partido a pesar de haber sido el único que estuvo defendiendo al equipo partidos atrás, desde la marcha de Dusan Ristic el pasado diciembre, su premio actual es el banquillo.

LA PRIMERA PARTE:
Los primeros minutos de partido se vivieron bastantes inestables, Lassan Kromah consiguió abrir el marcador para los locales tras la recuperación del salto inicial y un tiro de 2 anotado. Tras esto, poco a poco se pudo mantener la igualdad entre ambos equipos (con 11-11 a falta de 3:58 para finalizar el primer cuarto). Pero entre varias faltas en ataque de los fuenlabreños, pérdidas de balón y triples fallados, llegamos al final de los últimos diez minutos con el marcador en 16-24. Era pronto, todavía quedaban 30 minutos y muchas esperanzas por delante.

El segundo cuarto el Fuenlabrada se vino arriba. Y su afición con ellos. Por fin. Los jóvenes canteranos Matija Samar y Malique Lewis, en los únicos 4 minutos que coincidieron se echaron el equipo a las espaldas, hasta volver a igualar el encuentro (26-25 a falta de 06:58, tras un tiro de 2 anotado por Malique Lewis). Gracias a todos estos factores, este cuarto fue ganado por el equipo local anotando 23 puntos y habiendo recibido únicamente 14. En esta buena forma, el marcador al descanso era de 39-38, algo a lo que poco tenían acostumbrado el Fuenlabrada a su afición y el ambiente distendido en estos 15 minutos de descanso se palpaba.

LA SEGUNDA PARTE:
Como siempre, lo bueno dura poco, y sino que se lo digan a la afición del Fuenlabrada, quienes visualizaron en vivo y en directo como el equipo que se había marchado a los vestuarios no era el mismo que había vuelto a jugar en pista. Todo se convirtió en pérdidas, faltas personales sumando a los tiros y los triples fallados. En cambio a los visitantes, todo les estaba entrando por el aro, se habían venido arriba anotando cada punto que no le entraba a Fuenlabrada. Y con esto y un bizcocho… El cuarto finalizó con 57-75. 10 minutos para olvidar, donde el Breogán sumó 37 puntos en total, casi la misma puntuación que en los 20 minutos iniciales.

El último cuarto fue un baile para ambos equipos: uno veía que ya no había más que hacer y el otro ya lo tenía todo hecho. Y es que pasaron varios minutos sin anotar, solo se movía el balón de un lado a otro de la pista.

El marcador final quedó en un 73-92 para el Breogán de Lugo como equipo visitante.

Como cada jornada, esto ya lo habíamos vivido, la afición volvió asistir a la misma película de siempre, como es La historia interminable, o mejor dicho, La temporada interminable.

El mejor de FUENLABRADA: Lassan Kromah (24) -> 19 puntos y 18 de valoración.

El mejor de BREOGÁN: Ethan Happ (23) -> 17 puntos y 25 de valoración.

73 – Carplus Fuenlabrada (16+23+18+16): Novak (3), Horton (6), Kromah (19), Ali (8), Pinder (12) -cinco titular- Ngouama (11), Eyenga (5), Ehigiator (-), Lewis (6), Samar (3). Pinder fue eliminado por 5 faltas.

92 – Río Breogán (24+14+37+17): Hollatz (13), Momirov (11), Bamforth (10), Nakic (17), Happ (17) -cinco titular- Sergi García (2), Lukovic (7), Nenadic (4), Erik Quintela (-), Arteaga (9), Brajkovic (2).

Imagen cedidas por la ACB.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *