mayo 28, 2024
1234T
CBM202491972
ZAM1222282587

C.B. Starlabs Morón

72

1234T
CBM202491972
ZAM1222282587

87

Zamora Enamora

C.B. Starlabs Morón

72

-

87

Zamora Enamora

  • Q1
    20- 12
  • Q2
    24- 22
  • Q3
    9- 28
  • Q4
    19- 25

Partido correspondiente a la novena jornada de la LEB Plata en la Conferencia Oeste, disputado entre C.B. Starlabs Morón y Zamora Enamora, en el Pabellón Alameda de Morón de la Frontera (Sevilla), este sábado 25 de noviembre de 2.023 a las 18:00 horas. Encuentro entre el cuarto clasificado, el equipo sevillano con cinco victorias y tres derrotas, que jugaba como local, y el primer clasificado, los zamoranos que acumulaban antes del choque siete victorias y una derrota, en lo que podríamos haber bautizado con “el partido de la semana” en la Conferencia Oeste. 

El equipo sevillano tuvo un inicio de temporada inmaculado las tres primeras jornadas, llegando invicto hasta el encuentro de la cuarta jornada en Huelva contra Ciudad de Huelva Gestia, con el que perdió 81-77, hasta esa jornada llegaban aún invictos los onubenses, además de los sevillanos y el equipo de Zamora. Desde esa cuarta jornada incluida, el balance de los moronenses era de una victoria en cuatro partidos. La última jornada ganaron en Ponferrada (León) al Clínica Ponferrada SDP, recuperando sensaciones del inicio de temporada y “estrenando” nuevo fichaje, el francés de Lyon Nicolas Pavrette que tuvo una gran actuación anotando 15 puntos y capturando 16 rebotes ante los bercianos. 

Por su parte Zamora Enamora también buscaba la victoria para recuperar sensaciones de inicio de temporada. Después de su buena racha de siete victorias en el inicio de la LEB Plata en la Conferencia Oeste, perdió su primer partido de la temporada contra CB Almansa con Afanion (77-79), el pasado sábado 18 de noviembre, en el encuentro disputado en el Ángel Nieto.

El partido.

El club zamorano afrontaba el partido con la significativa baja de Souleymane Pinda Traoré, que sigue recuperándose de sus problemas de rodilla y que sólo le ha permitido disputar tres partidos en toda la temporada, teniendo Saulo Hernández a su disposición a solamente nueve jugadores que se desplazaron con el equipo hasta la población sevillana.

Los zamoranos llegaban a una cancha en la que había ganado su partido disputado en tierras andaluzas entre ambos equipos la temporada pasada, venían de la mejor racha de su historia cortada en casa y con la duda en el ambiente de si se iba a desinflar el globo de las expectativas creadas en estas semanas de competición, la llegada a Morón suponía una gran prueba para medir esas posibilidades reales ya que se enfrentaba ante el cuarto clasificado de la competición reforzado por el francés Pavrette, y en una cancha con un público que siempre responde y transmite sus ánimos desde la grada a los moronenses. 

La salida al partido de ambos equipos, C.B. Starlabs Morón y Zamora Enamora, fue similar, con una baja anotación en los primeros minutos que ofrecía a los presentes un pírrico empate a cuatro tras más de tres minutos. Momento que eligió el equipo sevillano para escaparse en el marcador y llegar al final del cuarto, con una significativa ventaja de ocho puntos, sin que los de Zamora pudieran frenar el ataque local y con 12 puntos en su casillero. 

El segundo cuarto las sensaciones eran parecidas al anterior parcial, dos equipos con poco acierto en ataque y con un Zamora Enamora que no hacía daño con sus lanzamientos exteriores. La mejor noticia para los zamoranos es que recuperaban al mejor jugador de la liga, Kevin Buckingham, que había jugado en el primer cuarto más de seis minutos y que no se había estrenado en el apartado anotador, fallando sus tres primeros lanzamientos. En este cuarto anotó once puntos. Además, el pívot lituano de Vilnius Jonas Paukštè, sólo había jugado cuatro minutos cargándose con dos faltas que le retuvieron en el banquillo, jugando sólo ocho minutos en la primera parte, cuando se reincorporó al partido este cuarto, no cometió ninguna, lo que a la postre, sería determinante ya que la segunda parte jugaría otros 17 minutos y, aunque al descanso perdían de diez puntos, se iban con la noticia de anotar su primer triple tras más de una decena de intentos, gracias al base de Ohio, Jahvaughn Powell.

A la vuelta del descanso, Zamora Enamora se atrevió con una defensa zonal para intentar parar el ritmo anotador de los de Morón, una zona 2-1-2 con Jonas Paukštè como eje central, y dicho y hecho, se les atragantó de tal manera que sólo consiguieron anotar nueve puntos esos diez minutos, el peor dato del partido. Las ayudas constantes en los desplazamientos laterales de los de Saulo Hernández, alrededor del faro defensivo lituano, ponían en aprietos a los de José Antonio Santaella que no conseguían perforar el aro rival a pesar de intentar incrementar el ritmo de sus pases en ataque, buscando huecos y espacios donde atacar la canasta zamorana. En el baloncesto moderno, se tiende a que el 90% de los lanzamientos, se limiten a dos zonas, la más cercana al aro y la más alejada, más allá de los 6,75 del triple. Si eliminas una posibilidad, gracias a la envergadura del de Vilnius, y se activan los defensores del tiro exterior, la mitad del trabajo está hecho. Pocos jugadores lucen el denostado recurso del tiro a media distancia (uno de los fuertes del Kevin Buckingham, el de Keller -Texas- y su zurda a 4-5 metros del aro).

Cambio en el marcador.

La remontada de Zamora Enamora se materializó con un triple del valenciano Josep Peris, que puso a su equipo por delante la primera vez en el partido tras más de 23 minutos de encuentro (46-47). Desde ahí al final del cuarto 7-15 para Zamora Enamora y nueve puntos arriba para afrontar el último parcial de diez minutos (53-62).

El último cuarto, se presentaban de nuevo los de Morón en el partido con una tarjeta de visita en forma de tres canastas consecutivas, incluidos dos triples, que obligaban a Saulo Hernández a gastar un tiempo muerto, porque se ponían a un punto cuando los zamoranos se las prometían muy felices, reduciendo en sólo 50 segundos toda la renta obtenida en el tercer parcial. La reacción no se hizo esperar y Jacob Round, el capitán de Northampton, anotó un triple que secundó Buckingham con su punto número 26.

 Otros cinco puntos consecutivos andaluces ponían salsa al asunto acercándose a dos puntos (66-68), pero serían los últimos estertores del partido para los sevillanos, que vieron como a partir de entonces un parcial de 3-16 destrozaba todas sus ilusiones de derrotar al líder de la competición. Finalmente, Toni Naspler con un triple, elevó a quince la diferencia (máxima del partido), cerrando un gran encuentro personal.

Los mejores del partido para C.B. Starlabs Morón fueron Nicolas Pavrette, que acaba de aterrizar en la liga y ya firma números de estrella, con 25 puntos y 9 rebotes (en dos partidos tiene una impresionante media de 20 puntos, 12,5 rebotes y 2,5 tapones con 26,5 de valoración), Lionel Kouadio con 14 puntos, 9 rebotes, 4 tapones y 5 faltas provocadas y Javier Marín con 14 puntos, 2 rebotes, 5 asistencias y 4 robos de balón. Por parte del Zamora Enamora destacaron Toni Naspler (16 puntos, 67% desde el triple, 5 rebotes, 7 asistencias y 3 robos, con 28 de valoración y +28 con él en cancha para su equipo), Kevin Buckingham (30 puntos, 6 rebotes, 4 ofensivos, 7 faltas recibidas y 25 de valoración), Josep Peris (16 puntos, 5 rebotes, 2 robos y una asistencia) y Jonas Paukštè (10 puntos, 83% en tiros de campo, 7 rebotes y 15 de valoración).

Las claves del partido se podrían resumir en que Morón tuvo contra las cuerdas al líder, pero no pudo “rematar la faena” por la mejora del acierto exterior desde la línea de 6,75 para los visitantes (tras un paupérrimo 7% del Zamora Enamora en la primera parte) en el tercer cuarto y los 18 balones perdidos por los sevillanos, frente a sólo nueve de los zamoranos.

Su próximo partido, el Zamora Enamora regresará al pabellón municipal Ángel Nieto de Zamora para enfrentarse al Damex UDEA Algeciras, que tendrá el lugar el sábado 2 de diciembre a las 20:00 horas. Los de Algeciras vienen de perder en casa contra Clínica Ponferrada SDP, después de obtener su primera victoria en Huesca, por lo que tienen la urgencia de la victoria para salir del último puesto de la clasificación.

C.B. STARLABS MORÓN (20+24+9+19) 72: Kouadio (14), Marín (13), Jiménez (3), Gómez (5), Pavrette (25) -quinteto inicial- Zalazar (5), Bioque (3), Martín y Parejo (4).

ZAMORA ENAMORA (12+22+28+25) 87: Powell (6), Round (5), Drame, Buckingham (30), Paukštè (10) -quinteto inicial- Peris (16), Shelist (4), Naspler (16) y Sáenz-Díez.

Pabellón Alameda (Morón de la Frontera, Sevilla). 25 de noviembre de 2.023. 18:00 horas. Árbitros: Raúl Aguilera Mellado y Daniel Cotta Ávila.

Imagen facebook cb.zamora 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *