Dreamland Gran Canaria viaja a tierras gallegas para enfrentarse al Monbus Obradoiro y mantener la línea ascendente en la Liga Endesa.

Borrón y cuenta nueva para el Dreamland Gran Canaria en una nueva jornada de la liga Endesa. Tras el tropiezo del miércoles en Eurocup, los insulares buscarán a todas luces, mantener la línea y el alto nivel que está demostrando en la liga regular.

A pesar de los últimos dos partidos tan intensos y agotadores que han jugado los claretianos, no hay tiempo ni para lamerse las heridas. Toca ponerse el mono de trabajo y dar la cara ante un Monbús Obradoiro que está luchando por no quedarse en la parte baja de la tabla y alejarse lo máximo posible de los puestos de descenso.

En las filas de los gallegos hay un viejo conocido, Artem Pustovyi, jugador que tendrá que verse las caras en una dura batalla contra nuestro Ethan Happ. No me cabe duda que será un duelo bonito e intenso entre los dos. Veremos qué tal se desenvuelve nuestro pívot contra la altura del ucraniano.

¿Volvemos a los platos rotos?

No sé cuantas veces he escrito sobre los platos rotos pero aquí viene otra. No falla, cada vez que el Granca pierde un partido de Eurocup, pasa la cuenta y la factura al siguiente de la lista. La única diferencia es que los gallegos están compitiendo a un gran nivel a pesar de las derrotas sufridas y, créanme cuando les digo, que no será tan fácil ganar en Fontes do Sar.

Todo dependerá del nivel de intensidad que impriman los claretianos en el juego y, sobre todo, si les pasará factura o no el desgaste sufrido en el partido contra el Cluj-Napoca.

Los gallegos son un equipo aguerrido y luchador. Habrá que prestar bastante atención a jugadores como Thomas Scrubb y Rigoberto Mendoza entre otros, ya que pueden ser un auténtico quebradero de cabeza para los insulares. Veremos si el Granca es capaz de pasar la factura de los famosos platos rotos a sus rivales.

Estado de forma excepcional

Lo que está más que claro es que el Dreamland Gran Canaria se encuentra en un estado de forma excepcional. Jaka Lakovic ha sabido exprimir las cualidades de cada uno de sus jugadores y ensamblar las piezas en una plantilla que, a priori, tenía entre cero y ninguna posibilidades (según los entendidos).

El Granca saldrá a por una victoria lejos del Gran Canaria Arena, que les permita seguir manteniendo la cuarta posición de la clasificación y, a ser posible, aumentar su diferencia positiva. Recordemos que este mes de febrero, los claretianos no jugarán ni un sólo partido en casa debido al calendario. Primero toca el Monbús, luego salir en Eurocup a casa del Budocnost para terminar la ruta contra Palencia. A partir de ahí, a disfrutar de la Copa del Rey.

Pero, antes que nada toca librar esta batalla e intentar seguir en la buena línea. Toca confiar en los nuestros.

Foto obtenida de la página web del Dreamland Gran Canaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *