mayo 28, 2024

Menorca ¿la quinta victoria consecutiva?

0

Este sábado 20 de abril a las 19:30, el Fuenla viaja a Menorca para medirse las fuerzas frente a un rival directo en clasificación. Los de Toni Ten llegan a la isla balear para conseguir su quinta victoria consecutiva, y conseguir alejarse del triple empate de 43 puntos con los conjuntos de, Menorca y Real Betis. A parte de tener a un punto menos un doble empate entre el Ourense y el Oviedo.

Por otro lado, el Menorca llega de ganar un parte mas estresante que el de los madrileños, habiendo vencido por solo un punto al TAU Castelló. Con tres victorias consecutivas frente a rivales de baja tabla, los menorquines tienen una importante tarea, al tener que cumplir en casa.

¿Qué paso en el primer asalto?

El domingo 14 de enero de este año, estos se equipos se enfrentaron en la capital. El partido de ida fue un partido descafeinado para los locales, los del Fuenla fueron a tirones todo el partido, no pudiendo seguir el ritmo del Menorca que, con la ventaja del primer cuarto, pudieron llevarse el partido con un resultado de 75-81 para los isleños.

Las claves de Toni Ten tienen que ser rigurosas para defender a las estrellas de los isleños. Desde los 17 puntos de Demers en 25 minutos, como los dobles-dobles de Stevic (16+10+4) y de Arteaga (14+11+1), o los 13 puntos de Hannah.

De las partes fuertes del Fuenla, los 19 de Aranitovic, los 17 de Van Zegeren y casi el doble-doble de McGrew con 11 puntos y 9 rebotes. Pero los fallos de Garino 2 de 8 en tiros de campo y los 1 de 6 de Duran, lastraron el inicio del partido, teniendo una ventaja inicial de 9 puntos los isleños, que la pudieron gestionar durante todo el partido.

Impotencia en los primeros compases del partido


Ya son varios partidos que el equipo de Toni Ten empieza dormido, no pudiendo gestionar la falta de anotación frente al rival que tiene en frente. No solo el Menorca en enero le anotó 26 puntos frente a 17 el primer cuarto, el Clavijo encesto hasta llegar a 24 puntos frente a 20. El Cáceres, al que gano de 28 puntos, el equipo fuenlabreño perdió el primer cuarto 21 a 19.

Si miramos los primeros cuartos que han ganado los madrileños, nos quedamos con el caso de Alicante, con el que ganaron el partido 77-71 y ganaron el primer cuarto 21-20. Incluso si vemos el partido contra Ourense, que ganaron los de la capital frente a los gallegos 76 a 66, pero empataron el primer cuarto a 18 puntos.

¿Es algo que se debería tomar en serio? Pues viendo las derrotas que han tenido frente a equipos de su mismo nivel, los rivales saben como hacer daño al conjunto fuenlabreño. El primer cuarto es un problema que puede dirigir el partido hacia una derrota, como la sufrida en la ida.

¿Soluciones? El técnico Toni Ten ha estado probando distintas combinaciones entre sus jugadores, para encontrar el más optimo y no tener esa desventaja en el primer cuarto. Desde jugar con dos grandes, a jugar sin ningún reboteador, abriendo a jugadores exteriores. Por ahora lo que levanta al equipo madrileño es el acierto inicial de sus estrellas, ya sea Mcgrew y su intensidad tanto en defensa como anotador. O con Aranitovic como anotador principal, teniendo de seguro de vida en el banquillo como salga Duran.

Las respuestas de Garino

Antes del partido, se le hicieron algunas preguntas al Alero argentino del conjunto fuenlabreño.

Le preguntaron como ve el partido el partido del sábado, frente a un equipo con jugadores como Hannah, Stevic, Arteaga.

A lo que el argentino respondió: “Algo parecido a lo que ya vivimos aquí en Fuenla cuando vinieron a visitarnos. Un partido muy trabajado, un equipo con muchos veteranos, mucha experiencia en este tipo de encuentros. Lógicamente, de visitante será más complicado todavía, un partido que tendremos que trabajar desde el primer minuto hasta el último, no nos podremos relajar en ningún segundo. Bueno, la idea es continuar con el camino que venimos marcando estos últimos partidos, el camino de la tranquilidad, de la templanza de saber cerrar partidos complicados y confiar en cada uno de los roles de los jugadores del equipo”.

Le preguntaron como se siente ahora mismo, ya que hay 3 partidos en solo siete días.

A lo que Garino respondió: “Bueno, se descansó, por suerte. Hubo un par de días de descanso que vinieron muy bien y ya fresquitos”.

Le preguntaron como le gusta que este el pabellón cuando llegue, con un ambiente congelado o caliente.

El alero respondió: “Depende de la situación, creo que es un arma de doble filo. Cuando está caliente obviamente se siente esa presión y cuando está vacío hay que encontrar la motivación en otro lado”.

Entrevista del Departamento de Comunicación del Baloncesto Fuenlabrada.

Foto de Alba Pacheco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *