UDEA Algeciras afianza la línea exterior con uno de los pilares de la temporada pasada.

No somos pitonisos, ni los mejores analistas del mercado de segunda feb,pero de vez en cuando alguna acertamos. En un artículo anterior comentábamos que a las renovaciones de Orrit, Vucica y García era probable que se unieran las de Hayes y Cecilia, pues bien hemos logrado el 50%. El pívot americano seguirá en España, pero no en las filas del club algecireño, Hayes pone rumbo a Ibiza para jugar a las órdenes de David Barrio en el Sant Antoni. Por descarte, como ya habrán adivinado el que se queda en tierras andaluzas es Sergio Cecilia,que fue una de las piezas claves en la increíble segunda parte de la temporada que hicieron los algecireños en la campaña pasada. La labor de Cecilia no tiene grandes focos, no es espectacular, lo que sí es vital en la concepción de un equipo. El porqué de esta afirmación lo resolveremos más tarde. Antes un poco de historia.

¿Quién es Sergio Cecilia?

Nacido en el año 2000 el alero natural de Osuna, se formó en la cantera del Real Betis Baloncesto. El joven Cecilia no tardó en destacar entre sus pares, su debut en las ligas Feb no tardó en llegar y con tan solo 16 años disputó la liga EBA con el filial verdiblanco. Durante las dos temporadas continuó  alternando el equipo Junior con el EBA convirtiéndose poco a poco en un jugador vital en ambos equipos. La oportunidad de continuar creciendo en su carrera llegó en la temporada 18/19 cuando otro equipo de la provincia el CB Morón lo llamó para dar el saltó a plata, llamada que obviamente Sergio, aceptó de inmediato. Lo que no esperaba Cecilia es que en su periodo de cuatro años en Morón se convertiría en uno de los referentes de la afición y en jugador super querido por su estilo de juego, no soy capaz de recordar cuántas veces el Alameda coreó su nombre. Pero el amor es eterno mientras dura. El idilio del ursanoense con el club aruncitano se rompió en la 22/23 y el alero volvió a disputar la liga EBA con el CB Sueca. El hecho es que a Cecilia la competición le quedaba pequeña. La temporada pasada, recaló en tierras gaditanas para reforzar el perímetro del Damex Udea Algeciras. No le vamos a contar el temporadon de Sergio , eso ya lo saben, pero aún nos quedan cosas por decir.

Un jugador especial

Describir en una palabra a Sergio, nos resulta muy fácil: garra. El ursanoés es un guerrero que se deja la piel cada vez que pisa la pista. Su capacidad de sacrificio, su responsabilidad defensiva y su entrega hasta la extenuación lo hacen un jugador que siempre quieres tener a tu lado. La versatilidad que da en defensa también es digna de mención. Puede cambiar con total garantías, para encargarse del 2, del 3 o del 4 rival. Mi frase favorita para ilustrar el trabajo atrás de este hombre es: “Cuando crees que te has ido, aparece Cecilia”. Dicho esto, tenemos que aclarar que no sólo es un genio de manual defendiendo. Es un tremendo 3 & D que es capaz también de jugar cerca del aro o penetrar cortando desde el lado débil. Tampoco es buena idea dejarlo liberado más allá del arco, porque puedes tener por seguro que te va a clavar el triple. Algo que me encanta, a título personal, del bueno de Sergio es como carga el rebote ofensivo. La agresividad con la que busca las segundas opciones permite a su equipo obtener un sin fin de “bolas extras”. Si me permiten, para terminar,  voy a emular al gran Andrés Montes y le voy a robar el mote que le puso a Garbajosa para bautizar a la última incorporación udeista como: “Multiusos Cecilia”

Imagen: X de UDEA Algeciras 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *