noviembre 27, 2022

Obradoiro (86), Unicaja (87) y tres de naranja que pasaban por allí.

1 2 3 4 F
Obr 20 25 22 14 86
Uni 20 24 19 24 87

Monbús Obradoiro

86

1 2 3 4 F
Obr 20 25 22 14 86
Uni 20 24 19 24 87

87

Unicaja

14.45.- Santiago de Compostela. Habitación 328 del Hotel Porta do Camiño.

Una incursión de alienígenas procedentes de Orión, se inserta en los cuerpos de los árbitros de ACB  J.Aliaga, A. Padrós y V. Martínez…

18.00. Pabellón Fontes do Sar. Comienzo del partido Obradoiro-Unicaja.

Pabellón con muy buena entrada y el público entregado para ver si Obradoiro reencontraba el camino de la victoria.

Primeros minutos muy buenos del Obradorio con Bender como figura estelar, y con un Westermann recuperado pero que comenzaba a tener ciertos problemas para subir la bola pues Alberto Díaz apretaba de lo lindo, y más que apretar “mordía” con manos y contactos continuos, ante la pasividad de los alienígenas que miraban continuamente para otro lado, hemos de decir que es entendible pues los únicos dos  deportes que se juegan en la estrella de Orión son el pressin-cathc orionia y el balonmano marciano.

El partido transcurría con pequeñas ventajas obradoiristas gracias a su gran acierto de tiro exterior (llegaba a 70% en triples) en cierta manera comprensible porque a ver quién era el guapo que se metía en la zona verde (que se lo digan al bueno de Blazevic).

Unicaja con mucho oficio y retazos de calidad aguantaba en el partido pese a su nefasto tiro exterior, sobre todo gracias a la calidad de Osetkowsky y de Djedovic.

Pero aun así los orionanos (de la raza Gremling)  no dejaban de seguir pitando según las reglas del  balomano y el público se enfervorizaba pues no entendía nada de lo pitado, y el pobre de Blazevic se fue al banco con una técnica por qué con su cuello aguantó el codo de Lima.

En la fotografía tomada por la AEE (Agencia Especial de Extraterrestres) podemos ver a uno de los alienígenas al fondo de naranja en plena actuación.

Los Orinanos  se aburrían y seguían con sus trejemanejes, e incluso cuando llegó el descanso con gran igualdad (44-43) fueron despedidos con una gran ovación por parte del público, con tanto ruido estuvieron a punto de abandonar el cuerpo de los pobres árbitros e irse de juerga a la Catedral,  pero al final se arrepintieron y continuaron.

La segunda parte salió la malicia de la raza Gremling (por supuesto llovía afuera),  y cuando el público pensaba que ya no se podía hacer peor comenzaron a pasar cosas….. cosas como que los orionanos deben ser mucho de la selección española, pues a Alberto Díaz lo convirtieron en su amigo favorito. Moncho mandó a la guerra a Zurbrigguen  pero en 3 minutos dos faltas y una técnica.  Incluso cuando el argentino se comía los bloqueos empujado por detrás los orionitas lo valicaban y decían que  era falta suya.

Pese a todo el partido no iba mal y Obradoiro con pequeños arreones llegó a ponerse ocho arriba a principios del último cuarto 78-70,,,, y ahí los gremlings sacaron todo su poder y se inventaron una cuarta y quinta personal de Bender (el mejor obradoirista), a Zurbriggen (todos sabemos que los orionistas son más de Pelé que de Maradona) lo crucificaron sin pitarle nada en una entrada solo, tocado y pisado por K. Perry y como última maldad dejaron que el bueno de Brizuela echara un tango antes de tirar a canasta, (sabemos ahora que con la gravedad de Orion  en su pleneta se considera un apoyo a 21 pasos y un arrastre).

Y con esto Unicaja fue igualando el partido yendo a tiros libres más que Peret a su guitarra.

En los últimos minutos los andaluces se pusieron cuatro arriba y pese al esfuerzo final obradoirista, el partido cayó del lado verde con una última jugada muy mal diseñada por los gallegos.

Y eso, que estos últimos minutos fueron agónicos, los orionanos comenzaban a pasárselo bien y no querían volver al platillo, llevábamos 2 horas y veinte de partido y los naranjitos aún continuaban revisando el tiempo, una y otra vez.

En fin derrota del obradoiro ante la desconocida reglamentación orionana, algo de cabreo en el personal, incluso Moncho Fernández en la rueda de prensa casi se atreve a rajar algo, pero sospechamos que Moncho era de los pocos que sabía de la invasión Gremling y no quería que se lo llevasen raptado a Orion (y perderses tres o cuatro jornadas).

Ahora que ya sabemos la historia (contada por un renegado Gremling que estaba en las gradas) sólo esperamos que la nueva invasión alienígena acontezca en otra ciudad; Madrid o Barcelona estaría bien, aunque dudamos que esas grandes urbes gusten a los orionanos. Un servidor aboga por que asalten el Martín Carpena en la vuelta.

19.30. Santiago de Compostela. Taxi de regreso al hotel.

Tres orionanos abandonan tres cuerpos humanos en Santiago de Compostela y se dirigen al Kremlin en Rusia.

Y Aliaga se despierta y dice….. chicos he tenido un sueño, soñaba que era árbitro de balonmano y que me gustaba más el verde que el azul.

Ficha técnica.

86 – Monbus Obradoiro (20+25+22+14): Westermann (5), Philip Scrubb (5), Thomas Scrubb (9), Álex Suárez (13) y Bender (23) -equipo titular- Paige (2), Blazevic, Walker (9), Vicedo (5), Guerrero (3), Zurbriggen (4) y Muñoz (8).

87 – Unicaja (20+24+19+): Díaz (5), Ejirn (4), Djedovic (12), Kalinoski (4) y Lima (4) -equipo titular- Kravisk (11), Barreiro (3), Osetkowski (14), Carter (6), Thomas (2), Perry (16) y Brizuela (6).

3 Orionanos al frente del encuentro imbuidos en los cuerpos de : Jordi Aliaga, Arnau Padrós y Vicente Martínez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *