mayo 28, 2024

Se intuía, se notaba, se sentía, se palpaba en el ambiente y en los interiores del club se barruntaba como un secreto a voces. Pero todavía no hay nada firmado. Aunque si todo llega a buen puerto, será una de las mejores noticias para el Cáceres Patrimonio de la Humanidad y para sus aficionados.

Cáceres Patrimonio de la Humanidad ya ha soltado carga y más que debe seguir saliendo. Así es el baloncesto anual donde los proyectos duran una solo temporada. Y el club está fichando. Que si Juanjo Santana (ex Albacete Basket), que si Pablo Rodrigo (ex Melilla), que si Hansel Atencia (ex Estudiantes) o que si Gael Bonilla. Pero nuestro Cáceres necesitaba un fichaje de relumbrón. Uno de esos que te hagan acudir al pabellón porque sepas que vas a ver a una figura (sin desmerecer al resto).

Se trata de Pablo Sánchez. Base que vino cedido de Málaga y que, lesiones a parte, ha dejado muy buena impresión en Cáceres y creemos que ese amor es mutuo. Además, el contrato de Pablo Sánchez con Málaga terminaba a final de esta temporada, por lo que deducimos que hoy día 1 de julio, el base de Linares puede firmar con el equipo que le quiera.

Y supongo que serán varios los que se puedan interesar porque Pablo Sánchez, en un futuro que cada día está más cerca, huele a ACB y a Europa.

Pero el jugador ha puesto los ojos en la provincia extremeña para seguir creciendo. Y Cáceres le espera con los brazos abiertos. Pues según el en declaraciones a un medio malacitano su idea es continuar la próxima temporada en el club extremeño, donde hay predisposición mutua para seguir, aunque su agente espera las distintas proposiciones.

Pablo Sánchez confiesa que: “Este año jugué con Kostas Vasileiadis [ex jugador del Unicaja], he hecho muy buenas migas con él. Me ha enseñado muchas cosas, también Dani Rodríguez, el jugador con más partidos en LEB. Ellos están en un momento distinto de su carrera. Esos consejos de veterano, de pícaro, de ayudarte a ver cosas que no puedes ver por ti solo… E intento escucharlos siempre que puedo”.

Quizás sus números no sean desorbitantes, pero Pablo Sánchez aporta en ataque y en defensa. Es un tío implicado y participativo en el juego. Joven. Jovial y entregado, pero sobre todo jugador excelente.

Y si todo esto se consuma en estos días, Cáceres Patrimonio de la Humanidad tendrá su fichajazo.

P. D.: Y Basket Pasión se alegrará de saludar con mayor asiduidad a esas dos maravillas de personas que algún día, allá por octubre de 2002 decidieron parirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *