mayo 24, 2024

Preocupante derrota de Albacete Basket en casa (63-68)

0
1234T
Albacete1221151563
Melilla1717151968

Albacete Basket

63

1234T
Albacete1221151563
Melilla1717151968

68

Melilla ciudad del deporte Enrique Soler

Albacete Basket

63

-

68

Melilla ciudad del deporte Enrique Soler

  • Q1
    12- 17
  • Q2
    21- 17
  • Q3
    15- 15
  • Q4
    15- 19

Cuatro partidos han bastado para que empiecen a saltar las alarmas. Lo que pudimos presenciar ayer en el Pabellón del Parque de Albacete no puede llevarnos a otra cosa que a una profunda preocupación por varios aspectos que pasaremos a analizar en la presente crónica.

El resultado lo dice todo, 63-68 frente a Melilla Ciudad del Deporte Enrique Soler que, todo sea dicho, es un buen equipo pero que no parece que vaya a ser de los punteros de la categoría. Pero que, sin embargo, tiene una colección de jugadores muy jóvenes bien interesantes en cuanto a fundamentos y juego colectivo.

Lo peor de todo, la grave lesión de rodilla de Antonio Burgos. Desde aquí, esperamos que sea lo menos posible y pronta recuperación. Es una pena, ya que se trata de un jugador que estaba funcionando muy bien y con su baja, el equipo pierde bastante agresividad en el juego lo que va a ser, sin lugar a duda, un aspecto más a corregir.

Análisis de problemas

En primer lugar, la falta de anotación. El Albacete Basket lleva tres partidos con marcadores bajos y no es porque, como nos enseñó el maestro Maljikovic, la defensa se debe imponer al ataque, aunque esto suponga tener resultados cortos. Más bien es que la falta de acierto en el tiro es alarmante que junto a la mala selección y la precipitación, serían las causas a partes iguales. Si a esto añadimos que no se puedo contar con Jacobs por lesión, siendo el máximo anotador del equipo, ya tenemos el resultado de la ecuación. Aquí, en honor a la verdad, debemos salvar el segundo cuarto, en el que los jugadores del Albacete Basket pusieron la pausa y acierto necesario para ponerse por delante en el marcador. Pero no tuvo continuidad, de ahí la preocupación.

En segundo lugar, el rebote. El equipo muestra una falta de contundencia y de dominio del rebote que explica en gran medida, al menos la de ayer, dónde estuvo uno de los motivos clave de la derrota. No se puede echar la culpa a un solo jugador, sería injusto, pero el caso es que el juego de Bamba Fall genera muchas dudas, no su profesionalidad ya que en pista está fuera de toda duda, pero se le ve dubitativo en el rebote y poco intimidador. No en vano es un jugador muy veterano y su estado de forma y anímico parecen que no están en su punto más adecuado en este tramo de la temporada.

En tercer lugar, una dirección de juego errática. Aquí, gran parte se debe a cómo se planteó el partido en los momentos más tensos, en aquellos en los que el Albacete Basket tuvo oportunidad de ponerse por delante y no la aprovechó, o bien de aproximarse en el tanteo para sembrar el nerviosismo en las filas melillenses. Obcecarse prácticamente en la misma jugada, en botar el balón renunciando a las opciones de tiro, estirar en exceso las posesiones, llevó a un juego errático y desesperante. Y a todo esto, una precipitación que quedó patente en el último minuto en el que se tuvo cuatro opciones de ataque y tiro y se fallaron todas. Fue la guinda a un funesto último cuarto en el que los visitantes supieron gestionar su ventaja para llevarse la victoria final.

En cuarto lugar, y no menos importante, el equipo no engancha a la afición. Sabemos que es pronto todavía, pero no hay esa complicidad entre la plantilla y la grada a la que hemos estado acostumbrados en las últimas temporadas. Aquí se ha visto a jugadores llorar de rabia por la derrota y dejarse todo en la pista. Es preocupante que una de las señas de identidad de las plantillas dirigidas por David Varela hasta la fecha, la lucha sin descanso y la complicidad con la afición, se esté perdiendo de esta manera o, al menos, eso parece. Con esto no se duda de la profesionalidad de los jugadores, para nada, lo que se intenta poner sobre la mesa es la frialdad con la que se asumió la derrota y la falta de complicidad con la grada en los momentos en los que se necesitaba que el Pabellón del Parque hiciera ruido.

Merecido homenaje a Uge Gómez

Uge Gómez fue homenajeado en el partido de ayer.

Los reconocimientos se hacen en pista, y así es como lo está haciendo el Albacete Basket a sus leyendas. Uge Gómez es sin ninguna duda uno de los iconos del baloncesto de Albacete por su trayectoria en el club y por lo que representa actualmente como jugador y entrenador de cantera en las Escuelas de Baloncesto de Albacete. Un tipo realmente genial cuya cercanía y carisma se vieron ayer en el homenaje que se le tributó y en el que se retiró su número 15. Sus chicos y chicas, a los que entrena actualmente, lo acompañaron en pista junto a su familia, antiguos compañeros de fatigas como Diego Fox y su entrenador actual, Chemi Escudero. Un grande sin lugar a duda que sigue dando guerra en las pistas y que, como él mismo dijo, así será mientras el cuerpo aguante.

Anotadores

ALBACETE BASKET: Marín, A (8), De Blas, D (12), Stevanic, V (7), Sima, O (1), Fernández, M (8), Quijada, E (2), Fall, B (2), Burgos, A (7), Martínez, J (16).

MELILLA CIUDAD DEL DEPORTE ENRIQUE SOLER: Knotek, J (15), Herrera, E (8), García Muñoz, L (7), Castillo, J (0), Ndiaye, S (11), Ordóñez, I (9), Okanu, Ch (7), Orozco, A (8), Vázquez, G (3). 

Fotos de @ACebrianRey y Albacete Basket.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *