mayo 29, 2024
1234T
Ratiopharm20242418103
Gran Canaria2425172099

Ratiopharm Ulm

103

1234T
Ratiopharm20242418103
Gran Canaria2425172099

99

Dreamland Gran Canaria

Ratiopharm Ulm

103

-

99

Dreamland Gran Canaria

  • Q1
    20- 24
  • Q2
    24- 25
  • Q3
    24- 17
  • Q4
    18- 20
  • Pr1
    17- 13

Las pérdidas y las malas decisiones condenan al Dreamland Gran Canaria ante el Ratiopharm Ulm.

Ya sabíamos que el partido de ida había sido un espejismo de lo que podía ser el de vuelta. Los alemanes fueron una sombra en el Gran Canaria Arena y entiendo que querían limpiar su imagen en su casa, con su gente.

Las pérdidas, las malas decisiones y, sobre todo, que este Dreamland Gran Canaria no sabe jugar una prórroga, han acabado con la imbatibilidad de los insulares en la competición europea. Un desastre en toda regla, si me preguntan. No se pueden tener fallos de cadetes en un partido así. Jugadas en las que unos profesionales no pueden cometer este tipo de fallos absurdos. Eso y una actitud pésima han hecho que los claretianos sufran la primera derrota en la BKT Eurocup, donde lo único salvable ha sido la vuelta a las pistas de John William Shurna.

Primeros compases ajustados en el Ratiopharm Arena. Al triple de Pelos para inaugurar el marcador al que respondieron los alemanes con otro igual. Correcalles a ambos lados de la pista con los alemanes haciendo mucho daño en la pintura, asignatura pendiente de los amarillos este año.

La reaparición de Shurna a mitad del cuarto fue una bendición. Primer tiro, primer triple. Parece que nuestro padre tiene la muñeca bien a pesar de estar falto de ritmo. El partido seguía igualado y el Granca no conseguía librarse de la presión alemana (20-24).

En el segundo cuarto, el Ulm apretó los dientes y salió a morder. El Granca, estaba mal situado en la pista y favorecía las canastas en transición de su rival. Los alemanes tomaban distancia pero entre Brussino y Prkacin, lograron igualarles el marcador. Lakovic seguía moviendo el banquillo y volvió Shurna al ruedo. Primera pelota que toca en el cuarto, triple dentro. Se ve que el de Illinois tenía ganas de ayudar. Landesberg, quién se entonó casi al final del cuarto, marcó las diferencias para los claretianos con dos triplazos consecutivos (42-49).

Una mala decisión tras otra

La vuelta de vestuarios fue un quiero y no puedo. El Granca no terminaba de arrancar. Mala anotación, pérdidas de infantiles y una mala decisión tras otra, hacían de este tercer cuarto uno de los peores que le he visto al equipo en toda la temporada (y he visto unos cuantos). Los alemanes aprovecharon la torpeza insular para revertir el marcador y ponerlo a su favor. De nuevo, otro triple de Shurna logró maquillar lo que había sido un cuarto pésimo. Gracias por volver, Padre John (68-66).

En el último cuarto, esperábamos ansiosos una reacción del Granca. Intercambio de canastas que llevó a una remontada insular.  Una falta de Albicy logró meter al Ulm de nuevo por la lucha. Parecía que los claretianos no tenían ninguna intención de ganar este partido. Williams impuso su ley en el último minuto de juego pero Brussino, enchufó un triplazo que nos mandaba a la prórroga (86-86).

Llega la Navidad, mírate esto


Decidido: no sabemos jugar una prórroga.

Otra vez, volvieron las malas decisiones, los tiros mal enfocados, los pases imposibles y las defensas pésimas. A pesar de algunos errores de los alemanes, el Granca sucumbió ante la propia falta de actitud y acierto. Está claro que no queremos jugar prórrogas porque no sabemos gestionarlas. Y con esa torpeza que sale a relucir en muchas ocasiones, el Gran Canaria perdió un partido que tuvo controlado la mayor parte del tiempo. Primera derrota en Eurocup de la temporada, que no ha podido venir en peor momento (103-99).

Cosas incompresibles.

Seamos serios, no íbamos a ganar todos los partidos en la Eurocup, es algo que debíamos tener claro. En algún momento, tendría que llegar el partido tonto, donde no nos saliera nada de nada.

Ese partido ha sido hoy pero, me resulta incomprensible algunas cosas vistas.

Veamos, el arbitraje fue malo para ambos lados, quizás un poco más casero pero lo que nunca había visto es un bloqueo de un árbitro a un jugador en un salto entre dos. En serio, tuve que poner repetida la jugada. El bloqueo que le hace el árbitro a Lammers en el salto, es digno de los mejores pívots de la competición. Incomprensible para unos árbitros de Eurocup.

Como igual de incompresible fueron muchas de las decisiones del Granca en la pista. Algunas pérdidas no la hacen ni los infantiles. Los mismo con los pases. En serio, he visto a preminis que han tomado mejores decisiones en pista a la hora de pasar un balón. Incomprensible para unos jugadores profesionales.

Llegó un punto en el partido en la que todos tuvimos una sensación terrible. La sensación de que el equipo no quería ganar hoy. Dejadez, falta de actitud en la prórroga, falta de intensidad, de ganas. De nuevo, incomprensible para unos profesionales.

Dicho todo esto, si debíamos hacer un partido tonto en Eurocup, este ha sido el adecuado. Lo más reseñable y lo único bueno de este desastre, ha sido la vuelta de John William Shurna que, además, se ha marcado un 4 de 4 en triples. Hay que hacer borrón y cuenta nueva, centrarnos en los que nos viene el sábado en Liga Endesa (nos estamos jugando la Copa) y resetearnos un poco de estos dos últimos partidos. Necesitamos como el comer cambiar la mentalidad a una ganadora porque podemos pagar estos errores muy caros.

103. Ratiopharm Ulm: Núñez (17), Klepeisz (15), Figueroa (19), Jallow (15) y Williams (15) -quinteto titular-; Dadiet (7), Jensen (-), Georginho (8), Herkenhoff (2) y Bretzel (5).

99. Dreamland Gran Canaria: Kljajic (3), Albicy (7), Brussino (13), Pelos (5) y Happ (11) -quinteto titular-; Lammers (10), Shurna (12), Bassas (12), Prkacin (4), Salvó (7), Landesberg (10) y Slaughter (5).

Foto obtenida de la web del Dreamland Gran Canaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *