mayo 18, 2024

Qué fácil es pitar al Coviran

0
1234T
Granada1623251781
Valencia238302788

Coviran Granda

81

1234T
Granada1623251781
Valencia238302788

88

Valencia Basket

Coviran Granda

81

-

88

Valencia Basket

  • Q1
    16- 23
  • Q2
    23- 8
  • Q3
    25- 30
  • Q4
    17- 27

3 antideportivas pitadas en contra de los rojinegros en el último cuarto decantan la balanza para Valencia Basket en un partido que se resuelve en los instantes finales 81-88.

Covirán Granada y Valencia Basket se veían las caras en el antepenúltimo partido de la temporada en el Palacio de los Deportes. Los rojinegros, con la tranquilidad de saber que seguirían una semana más fuera del descenso pasara lo que pasara tras las derrotas de Breogán, Obradoiro y Palencia, buscaban la victoria frente al equipo de Xavier Albert en el tercer partido del nuevo técnico con los taronja.

Valencia Basket salía con un quinteto fuerte formado por Chris Jones, Xabi López-Arostegui, Semi Ojeleye, Jaime Pradilla, y Brandon Davies mientras que Pin salía con un quinteto poco habitual, con Costa y Díaz acompañados por Valtonen, Cheatham y Felicio. Will Barton sería el descarte de Pin.

Mal inicio nazarí

 El Valencia entró al partido como un ciclón (0-7, m.3), con Davies y Ojeleye aprovechando la mala puesta en escena de los locales, que en los primeros seis minutos sólo anotaron cuatro puntos (4-14, m.6) siendo Cheatham el encargado de abrir el marcador para los locales. El técnico granadino paró el partido cuando la ventaja valencianista superaba los diez puntos, y las entradas de Wiley y Kramer cambiaron por completo la cara de los rojinegros. La intensidad en su juego fue subiendo, aun sin ser excelente, para cerrar el primer cuarto con una distancia “fácil” de salvar en el marcador (16-23).

Superior en el 2 acto

Con las entradas de Dime, Rousselle y Pere Tomás, los nazaríes ganaron en físico y presencia en la zona, anulando defensivamente a un Valencia noqueado. El Covirán firmó un 23-8 colosal con Costa y Díaz al mando y Cheatham ejecutando, aprovechando las segundas oportunidades en el rebote ofensivo, capitalizando los errores valencianos, robando balones a los visitantes y en definitiva minando la moral de los de Albert, que tuvo que parar el partido en dos ocasiones. Con la canasta de Valtonen, se fueron a los vestuarios los jugadores rojinegros ocho arriba, la máxima renta, gracias, sobre todo, a las 13 pérdidas de Valencia Basket. Sin duda, el gran déficit de su juego.

Tras el descanso Pablo Pin apostó por los cinco hombres con los que arrancó el encuentro y volvió a salirle mal ya que Valencia arrancó su tercer cuarto con un parcial de 0 a 5. Cheatham y Costa hacían reaccionar a los suyos pero con menos errores y una mejora en la ofensiva, especialmente de Davies y Ojeleye, quien sumó 17 puntos y 8 rebotes, el equipo taronja empezó a remontar en el tercer cuarto. El choque entró en una fase muy igualada y de poder a poder, en la que las decisiones de los colegiados soliviantaron a los aficionados. El trío arbitral indicó varias acciones que provocaron la bronca de la parroquia local. Los puntos de Ojeleye y Harper despegaron al Valencia, que se apoyó en su juego exterior para recuperar el mando (56-61). Eso sí, los chispazos de Costa voltearon el luminoso antes del final del cuarto (64-61).

Galería de imágenes

Polémica

Con polémica empezaría el 4 acto, una antideportiva de Pere Tomás por un leve empujón provocó una reacción desmedida en Justin Anderson que se encaró con el mallorquín sin la sanción correspondiente para el americano. De nuevo una falta de Rousselle en banda era sancionada con antideportiva y acto seguido un flopping clarísimo otra vez de Anderson como protagonista, que en principio eran tres tiros libres, acabó en una nueva antideportiva, esta vez de Christian Díaz. Del 71 a 71 al 71 a 76 mientras la grada coreaba al unísono un “sinvergüenzas, sinvergüenzas”. El duelo se volvió más bronco con una pelea por cada balón suelto pues ambos equipos se jugaban mucho, uno por no bajar y el otro por jugar play off con Baskonia apretando. Un triple de Claver obligaba a Pin a parar el partido. Kramer, con cinco puntos seguidos, albergó esperanzas pero Davis demostró su calidad lanzando a su equipo seis arriba. Cheatham y Wiley redujeron diferencias 80-82. Sin embargo, era el momento de Chris Jones, que se fabricó una bandeja en una acción individual y luego recibió una falta personal para no perdonar desde el tiro libre y dejar sentenciado el choque a 55 segundos del final 81-88.

El trío formado por Ojeleye, Davies y Jones fue clave al aportar 54 puntos de los 88

de su equipo. Por parte nazarí los más destacados fueron Cheatham, Costa, Wiley y

Kramer, que sumaron 60 puntos entre los 4. El ala-pívot fue el mejor con 21 puntos y

20 de valoración.

FICHA TÉCNICA

Covirán Granada, 81 (16+23+25+17): Costa (15), Díaz (2), Valtonen (4), Cheatham (21), Felicio (6) -cinco inicial- Rousselle (2), Dimé (2), Kramer (12), Wiley (12), Tomás (3).

Valencia, 88 (23+8+30+27): Jones (18), López-Arostegui (8), Pradilla (7), Davies (18), Ojeleye (17) -cinco inicial- Claver (6), Puerto (3), Anderson (4), Jovic (2), Kaba (0), Harper (5).

Parciales: 16-23; 23-8 – descanso – 25-30; 17-27

Árbitros: Emilio Pérez Pizarro, Francisco Araña y Carlos Merino.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 29 de la Liga Endesa disputado en el Palacio de los Deportes de Granada ante 7197 espectadores, según cifra oficial. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *