mayo 24, 2024

Olek Balcerowski abandona Gran Canaria y ya es nuevo jugador del Panathinaikos.

Hace casi 10 años, un joven polaco aterrizó en la categoría cadete del Granca, con un talento innato para el baloncesto y una ilusión increíble.

Poco a poco, fue demostrando su valía y el Club lo pasó al equipo de Liga EBA. Todos sabían que este chico había nacido para esto, no había dudas, teníamos a un diamante en bruto en nuestras manos.

Debutó con la primera plantilla en 2017 en ACB, convirtiéndose en el jugador más joven en debutar con la camiseta del por aquel entonces Herbalife Gran Canaria y, quitándole tal honor a todo un histórico como Roberto Guerra.

A partir de ahí, Olek Balcerowski se convirtió en Olegario, nuestro niño.

Ha obtenido 2 veces el galardón como mejor joven de la Eurocup, en las temporadas 2020/21 y 2022/23. Casualidades de la vida que en la temporada 2021/22, se alzara con el trofeo su hermano y compañero de equipo y clan, Khalifa Diop. Imaginen lo que supuso para ellos ganar un título europeo con el equipo de sus amores y, sobre todo, la de puertas que se le abrieron a ambos.

La pasada temporada el Dreamland Gran Canaria toma el riesgo de elegir a Olek como uno de los pívots titulares y ahí llega la explosión de su juego y de su talento. También llega su nuevo mote, San Olegario de La Vega, el que nos ayudó a resolver más de un partido y logró ser el mejor del equipo en innumerables ocasiones.

Nuestro pequeño niño se nos ha hecho mayor pero siempre será nuestro niño. Junto a su hermano Khalifa formaban el Clan de La Vega y ¡menudo clan son este par!

Todos sabíamos que este momento iba a llegar. Ni jugando EL podríamos haber evitado la marcha de Olegario. Jugar en Panathinaikos es una oportunidad de oro que no podía desperdiciar y la ha aprovechado. Es un orgullo y un honor haber visto crecer a este talento del baloncesto y, sobre todo, haberlo disfrutado.

Como aficionados del Dreamland Gran Canaria no podemos estar más orgullosos de nuestro niño. Hemos conseguido encumbrar a los que, por ahora, son los 2 mejores pívots jóvenes de Europa, los hemos visto crecer y ahora los veremos alcanzar sus sueños y, por qué no, triunfar con los más grandes.

Esta siempre será tu casa, Olek, y tú siempre serás nuestro niño, nuestra mitad del clan, nuestro canario más polaco. Te deseamos la mejor de las suertes y, como cualquier madre diría, da igual lo que hagas y dónde, cuando quieras, siempre puedes volver a casa, a nuestra casa. Y no lo olvides, siempre serás nuestro santo particular, San Olegario de La Vega.

Imagen obtenida de la web del club.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *