mayo 28, 2024
1234T
Real Madrid3123202397
Gran Canaria1423161871

Real Madrid

97

1234T
Real Madrid3123202397
Gran Canaria1423161871

71

Dreamland Gran Canaria

Real Madrid

97

-

71

Dreamland Gran Canaria

  • Q1
    31- 14
  • Q2
    23- 23
  • Q3
    20- 16
  • Q4
    23- 18

El Dreamland Gran Canaria cae, estrepitosamente, ante un Real Madrid que consigue su clasificación matemática para la Copa.

No puedes salir a pista dando por supuesto que el partido está perdido porque, lo que sucede en estos casos es que te vapulean sin miramientos.

Sin concentración, desconectados, apáticos. Así ha sido el inicio del partido del Gran Canaria ante el Real Madrid. Los de Jaka Lakovic salieron con la cabeza a otra cosa y, cada vez que hacemos eso, nos llevamos la del pulpo y la del calamar. Parcial inicial de 10-0 para los de Chus Mateo, jugando a placer y con un Granca más flojo que un gato jubilado. Y es que, salvo Ethan Happ, Ferrán Bassas, Roko Prkacin y Sylven Landesberg, el resto del equipo no quiso ni jugar ni competir. Así que ahí estaba el Madrid, con un Mario Hezonja destrozando a los claretianos desde cualquier punto de la pista y haciendo que los canarios sucumbieran desde el primer cuarto (31-14).

El segundo cuarto fue otra historia diferente. Parece que el Gran Canaria puso un poco  más de empeño con un Ethan Happ desquiciando a Vincent Poirier y ganándole la partida en casa ocasión que tenía. Aún así, el Madrid al contrataque es letal pero estuvo más igualado el partido en este segundo parcial. Lástima de esa falta de 3 tiros que se traga Calatrava a favor de los canarios. Si no te machaca el Madrid, lo hace el arbitraje (54-37).

Vuelta a la desconexión

De nuevo salieron los insulares desconectados y apáticos en el tercer cuarto y claro, el Madrid en estas situaciones te mata sin remordimientos. Slaughter conseguía anotar pero el resto del equipo ni estaba ni se le esperaba. Desesperante la poca sangre del los insulares en este punto del partido (74-53).

Últimos 10 minutos y sólo quedaba rezar para que la paliza no fuera tanta y nos fastidiara el average recuperado contra el Zunder Palencia. Happ volvía a imponer su ley en la pintura pero cuando tu equipo no te acompaña, esto es imposible. Y viendo a un equipo sin ganas, el Madrid hizo más sangre aún, divirtiéndose en la pista y luciéndose ante los suyos (97-71).

Actitud imperdonable, así no.

Quitando a Ethan Happ, partidazo el suyo, Roko Prkacin que lo intentó todo, Ferrán Bassas, que dirigió lo que pudo, y Sylven Landesberg, que intentaba poner de su parte, el resto del equipo tuvo una actitud imperdonable. Quizás, Pelos escapa por coger más rebotes que nadie pero hoy tampoco estuvo en una buena línea.

No se puede ganar a nadie con un mísero 12% de aciertos en triples, ni al Madrid ni al Valsequillo. Se puede tener un mal día pero la actitud o, mejor dicho, la falta de ella ha sido un lastre durante todo el partido. Sólo le pedía una cosa al equipo pero está visto que no hay que pedir nada.

Llega la Navidad, mírate esto


Se puede perder un partido contra el Madrid, de hecho, casi nadie les gana así que, no somos diferentes al resto. Lo que sí ha sido indignante es la actitud de la mayoría de los jugadores. Si no tenían ganas de jugar, haber avisado que subíamos a los chicos del LEB Plata. Estoy segura que le habrían puesto más ganas.

Esa falta de gen competitivo que han demostrado la mayoría de los jugadores hoy, no representa ni a este Club ni a este equipo. Falta de concentración, falta de intensidad, falta de ganas, falta de todo.

Las carencias del Granca se notan mucho más cuando la dejadez de los jugadores hace presencia en la pista. Sinceramente, con la actitud demostrada deberíamos haber perdido de 50.

Es muy triste y lamentable, que el partidazo que se ha marcado Ethan Happ sea enturbiado por la falta de respuesta de sus compañeros. Nuestro pívot ha trabajado duro para integrarse, para adaptarse al sistema de Lakovic y, cuando más cerca está de lograrlo, sus compañeros deciden tirar la toalla antes de empezar a jugar.

Y así, no. Este equipo derrotista no es el mío. Esa dejadez y falta de ambición, no nos representa. Si de algo podía presumir el Gran Canaria era de ser un equipo que peleaba siempre por todo, dando lo mejor de sí mismos en la pista. Y hoy no ha sido así salvo por los 4 que sí quisieron y lo intentaron, con mejor o peor acierto.

Esto tiene que cambiar. La actitud tiene que cambiar, la mentalidad tiene que cambiar. No puede ser que tu entrenador termine desquiciado en la banda porque tú has decidido no competir. Habrá que hacer un trabajo de retrospección y, los jugadores que hoy no han dado la talla deberían disculparse. Jaka no puede salir a pista a solventar la papeleta, ni la afición, son ellos y sólo ellos los que pueden revertir la situación. Han tirado una oportunidad de oro para que el average no nos hiciera tanto daño. Ellos se han metido en este charco y ellos solitos tendrán que salir de él porque, entre otras cosas, está muy feo pedir apoyo cuando son los primeros en saltar del barco. Ya se pueden poner las pilas porque hay que cambiar el esperpento de imagen dada hoy. Y eso, no lo puede hacer la marea amarilla sino ellos mismos. Es la hora de que den un paso adelante y sean el equipo que deben ser.  

97 – Real Madrid (31+23+20+23): Campazzo (2), Causeur (13), Hezonja (19), Abalde (8), Tavares (12), -cinco inicial-, Rudy Fernández (2), Sergio Rodríguez (3), Poirier (10), Deck (2), Llull (6), Ndiaye (5) y Musa (15).

71 – Dreamland Gran Canaria (14+23+16+18): AJ Slaughter (9), Albicy (2), Brussino (4), Pelos (4), Happ (26), -cinco inicial-, Kljajic (-), Bassas (8), Prkacin (5), Salvó (4), Landesberg (9).

Foto obtenida de la web del Dreamland Gran Canaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *