El Betis Baloncesto anunció ayer la llegada de Amar Sylla, interior de 20 años y 2,05 de altura, de nacionalidad senegalesa y con pasado en la cantera del Real Madrid.

Sylla, con buena mano para lanzar desde fuera, llega fundamentalmente para reforzar el juego en la pintura del equipo de Luis Casimiro, hasta entonces en manos de los recién llegados Gerun y Nzosa; y ha firmado hasta junio de 2023, es decir, una sola temporada, como viene siendo habitual en los últimos tiempos no solo en los sevillanos, sino en muchos equipos ACB.

El senegalés, que estuvo este verano en la órbita del Monbús Obradoiro, ocupará además, merced a su militancia de tres años en la cantera blanca, la cuarta y última plaza como jugador de formación (junto a Pablo Almazán, Pepe Pozas y el ya citado Nzosa), el célebre “cupo” que tanto trae de cabeza a más de un conjunto.

En la última campaña Sylla ha promediado, en las filas del Nevezis Kedainiai de Lituania, un total de 11,5 puntos y 7,7 rebotes a lo largo de 30 encuentros. Además, viene también de disputar la “Summer League” norteamericana con los Cleveland Cavaliers después de haberlo hecho también en 2021 con los Orlando Magic.

Su incorporación, además, según apunta en Diario de Sevilla nuestro compañero Pablo Salvago, podría conllevar la salida de Magassa, al que se podría ceder para ir cogiendo los minutos que le faltan debido tanto a su inexperiencia como a la grave lesión de rodilla sufrida hace un año.

(Imagen: Web del Real Betis Baloncesto)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *