Txemi Urtasun, refuerzo temporal para el Betis; Fischer, lesionado

0

El refuerzo exterior para el Betis Baloncesto, por el momento, se llama Txemi Urtasun. El escolta navarro, que a sus 38 años cumplirá su tercera etapa en la entidad sevillana, llega a la formación de Luis Casimiro con un contrato temporal de un mes, dispuesto a aportar su experiencia, y su buena mano, para contribuir en la búsqueda de la permanencia en la ACB.

Los fichajes que sustituyan a Jeremiah Hill y, desde esta misma semana, a Shannon Evans, continúan sin llegar, y por el momento no hay más nombres que salgan a la luz en ese sentido. Tyson Pérez, también confirmado recientemente, llega para reemplazar a Kurucs, que ya lleva un mes fuera del equipo.

Así las cosas, la directiva encabezada por Pepe Moral y la dirección deportiva liderada por Berdi Pérez han optado por ofrecer a Urtasun, metido en la dinámica de los entrenamientos desde principios de temporada aunque sin ficha, un contrato de un mes, sin duda esperando la llegada de refuerzos.

A nadie se le escapa que no es precisamente el fichaje que más ilusiona entre los fieles de San Pablo, por razones obvias y pese al cariño profesado a un jugador que ya vistiera la camiseta verdiblanca en el tramo final de la 2017/2018 y que, años antes, entre 2010 y 2012, ofreciera dos de sus mejores años en la entidad sevillana, cuando todavía ésta se llamaba Baloncesto Sevilla.

No obstante -todo ello siempre y cuando en el Betis se pongan de verdad las pilas y vayan trayendo nuevos jugadores-, su experiencia y el hecho de no necesitar adaptación dado que entrena con el equipo desde hace meses puede resultar positivo para el Betis; ya que a la vista está que el jugador, que la pasada temporada fue parte importante del ascenso del Bàsquet Girona, conoce perfectamente tanto la ciudad como la categoría, en la que ha disputado a lo largo de su carrera más de 300 partidos.

Fischer, en el dique seco

Por otra parte al Betis sigue mirándole el mismo tuerto en materia de bajas y lesiones. Solo así se puede calificar el hecho de que el reciente fichaje para fajarse en la zona, Luke Fischer, se haya lesionado a las dos semanas escasas de llegar a Sevilla, y con dos partidos únicamente en las filas del Betis.

Fischer sufrió en el entrenamiento del pasado miércoles una fractura de placa volar interfalángica proximal del quinto dedo de su mano izquierda, según reza el parte médico emitido por el club. Una lesión de importancia que le va a mantener un buen tiempo -sin especificar- alejado de las canchas, y que vuelve a dejar el puesto de pívot puro en el Betis únicamente en manos de Gerun.

Y todo ello con la visita en ciernes de esta noche a la cancha de uno de los mejores equipos de lo que llevamos de temporada, el Lenovo Tenerife. Augurios nada nuevos para un club que, un año más -y esta vez un poco más si cabe-, lo fía todo al milagro para salvar los muebles.

(IMAGEN CEDIDA POR EL REAL BETIS BALONCESTO)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *