mayo 28, 2024

El CB Morón buscará pasar a la eliminatoria decisiva ante su público, partiendo con la ventaja lograda en la ida.

Vuelta a un domingo cualquiera, de esos que puedes ganar o puedes perder, donde todo lo hecho hasta ahora no importa. La vida entera se reduce a esos siguientes cuarenta minutos. Entonces ¿Es este un domingo cualquiera para el CB starLabs Morón? La respuesta es la misma que hace dos semanas: NO. De nuevo es un día especial que verá la catarsis de un Alameda hasta los topes, haciéndose sentir al mover los cimientos del antiguo granero. El gallo que preside la entrada del pueblo volverá a ser el primer hincha del equipo, dando la bienvenida al Zornotza como premonición de lo que le espera unos metros más adelante. Los bombos y los gritos se harán presentes desde primera hora, despertando del letargo a los aficionados que desayunan en los bares cercanos, mientras ven pasar a los jugadores de camino al “santuario” naranja. No es un domingo cualquiera, tampoco en lo deportivo, puesto que se salió victorioso del infierno del norte y el partido empieza 7-0 arriba. De allí que haya cierta tranquilidad basal mitigando la ansiedad lógica que va de la mano con un trámite como este. Todo listo, todo preparado para seguir soñando con el camino al oro y volviendo a esa pregunta: ¿Ahora qué?

Un Zornotza obligado

Normalmente, jugar de visitante en Morón es complicado: Una pista pequeña, con el público encima, y con unos locales que tienen muy medidos los pocos espacios que esta deja. Además, en esta ocasión, hay que sumarle que vienes con la necesidad imperiosa de ganar remontando un marcador adverso. La visita tiende a complicarse mucho más. El partido de ida dejó una sensación extraña en los zornotzarras, que vieron como un esfuerzo tremendo de Bracey, Mazaira y Cabrera no sirvió para ganar en casa. Si no fuese porque el CB Morón apagó el cerebro en los dos últimos minutos, la distancia hubiera sido casi inasumible (recordemos que los sevillanos llegaron a estar 15 arriba). El recorte del final del anterior enfrentamiento permite a los vascos llegar vivos, con un respirador artificial, pero vivos igualmente. Evidentemente Zornotza no es el Gran Canaria y no van a fundirse a negro ante el primer golpe. Sin embargo, son conscientes de que necesitan un nivel superior de juego, sobre todo en el aspecto defensivo. Si dejas que los aruncitanos se vayan a casi 20 puntos por cuarto, la remontada será imposible. Una de las mejores estrategias del conjunto de “Garita” fue evitar que los moronenses pudieran correr, obligándolos a jugar en estático más tiempo del que le gustaría. Esto provocó que fuese el talento individual el que resolviese. Obligar a Morón a vivir de la genialidad suele ser síntoma de un buen trabajo colectivo, pero se torna inútil si fallas en la última ayuda. Esto último ocurrió con demasiada frecuencia. Para cerrar con el análisis de la forma en la que el Teknei Zornotza Bizkaia afronta la “final” del domingo, me centraré en uno de los jugadores franquicia del equipo de Amorebieta: Morgan Stilma. Si el center neerlandés vuelve a sufrir la misma defensa, vuelve a desesperarse y a cometer los errores de concentración de la semana anterior, los vizcaínos tendrán un problema difícil de solucionar. Por contra, si Morgan vuelve a ser el gran habilitador y generador que es habitualmente, ese problema se irá a la vereda de enfrente con la misma dificultad de resolución.

Calma Tensa

Dentro de los muchos o pocos nervios que pueden tener los aruncitanos, de cara al choque del domingo, está claro que las aguas bajan calmadas. Haciendo un análisis de lo sucedido en Larrea se ve que la diferencia entre las “segundas unidades” es tremenda. La importancia  de los jugadores de rol en el sistema, y su paso al frente en esta postemporada, es uno de los motivos del estado actual de forma de los hispalenses. La mejoría física de Rafa Santos ha convertido al cordobés en un seguro de vida, a la hora de dar descanso a Javi Marín. También ha traído el cambio al 2 de Zalazar cuando coinciden en pista. Lo que podría resultar una causa forzada por la construcción de la plantilla, ha resultado en una intensidad defensiva de  la línea exterior que nunca baja, provocando que el desgaste en los rivales sea continuo y agotador. Esta intensidad fue clave para alcanzar la victoria en el envite anterior y doy fe de que se hará presente de nuevo. Otra circunstancia que nos dejó el partido anterior y que da tranquilidad a Jose Santaella es que el CB Morón se llevó el “gato al agua”con un partido muy discreto de Luis Parejo. El capi no tuvo el día la semana pasada, créanme cuando les digo que al bueno de “Parex” le encantan los partidos de platos rotos y más cuando estos son capitales. Si a todas las amenazas con las que tuvo que lidiar Zornotza en su cancha se uneDon Luis, el Alameda va a ser un fortín imposible de conquistar.

El partido tendrá lugar el próximo domingo a las 13h, momento ideal para una cervecita, un aperitivo y disfrutar desde casa del espectáculo desde el canal feb (sí la plataforma lo permite) que ya sabemos como es. Hasta entonces, como siempre: Sed buenos y mucho baloncesto

P.D : Muchas Gracias al granTxerra por acordarse de este cronista en la narración del partido anterior. Eres un grande.

Imagen: Rafael Nuñez (@rafa_n_g ).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *