abril 15, 2024

Unicaja-AEK Atenas: La cuesta que se empina (20:30)

0

El equipo malagueño inicia ante los griegos una secuencia de seis partidos en 18 días. El Carpena, imprescindible para encarrilar la BCL.

Regresa la Basketball Champions League después de un mes para el Unicaja. Desde que el pasado 20 de diciembre los de Ibon Navarro cayeran derrotados en casa ante el Dinamo Sassari (82-92), en un partido en el que ya no se jugaban nada, los malagueños sólo han estado compitiendo en la ACB. Los cajistas reciben este miércoles al AEK de Atenas (20:30, retransmitido por 101TV) para inaugurar el Round of 16 de la máxima competición por clubes de la FIBA. El equipo malagueño inicia así una gira, justo antes de la Copa del Rey, de seis partidos en tan sólo 18 días en la que se enfrentará a rivales de la talla del Valencia, Galatasaray o el Baskonia. Vienen partidos de máxima exigencia para los de verde, que tendrán que confirmar que son capaces también de dar el do de pecho ante rivales de mayor enjundia. Hasta ahora se
ha ganado con demasiada facilidad y amplios marcadores a equipos de media tabla para abajo en Liga Endesa y a los de la primera fase en la BCL. Pero ahora la cuesta se empina y los cajistas llegan en la misma buena dinámica de juego y resultados que la que adoptaron desde hace ya varios meses.

El Unicaja sabe la importancia que tiene cada partido en esta competición. A diferencia de la Euroliga o la Eurocup, el formato de esta BCL da una gran relevancia a cada encuentro, por lo que los partidos en el Carpena son claves para encauzar la clasificación para los cuartos de final, objetivo mínimo del club de Los Guindos. Ganando los tres partidos en casa y alguno más a domicilio certificaría prácticamente el pase a las eliminatorias. Esta competición se percibe desde dentro del club como una oportunidad única para volver a levantar un título, más aún tras la gran temporada que se está realizando hasta ahora. Se ha conformado un gran equipo, un gran grupo incluso fuera de la pista y se ha comprobado que fue un acierto el que Ibon Navarro continuase esta temporada al frente del banquillo. Como bien recuerda el técnico vasco, hay que tener los pies en el suelo pero el potencial y el hambre que ahora mismo tiene el equipo no parecen tener límites muy cercanos.

Al Carpena llega el AEK de Atenas. Será la primera vez en toda su historia que el Unicaja se enfrente al cuadro griego. Un histórico de Europa que está saliendo poco a poco de un período gris de deudas e impagos y que en 2013 y 2014 jugaba en la segunda y tercera categoría del baloncesto griego. Su entrenador, Ilias Kantzouris, relevó este pasado verano en el banquillo aurinegro al granadino, y vinculado a Málaga, Curro Segura. El preparador griego, que a pesar de haber estado en dos etapas distintas en el club heleno, cumple su primera temporada al frente del equipo. No tiene un gran nombre en el concierto internacional, pero ha clasificado a su equipo a la segunda fase de esta BCL derrotando en el play in al poderoso Tofas Bursa turco por 2-0.

El banquillo del AEK celebra una acción de juego.

El AEK tiene un más que interesante palmarés. En sus vitrinas reposan ocho ligas griegas y cuatro copas de Grecia, la última la levantó hace tres años. Además, fue campeón de la BCL en 2018. Precisamente, en esa edición ganó en semifinales por un ajustado 77 a 75 al UCAM Murcia, que estaba entrenado por el actual entrenador del Unicaja, Ibon Navarro. Ya en la final se impuso al AS Mónaco por 100 a 94. También, alcanzó la final del torneo de la FIBA en 2020, cayendo en la misma ante el Hereda San Pablo Burgos por 85-74. El AEK tiene una dilatada trayectoria en la BCL, como demuestran sus 101 partidos disputados en esta competición, sólo superado en este apartado por el Lenovo Tenerife. En la liga griega están situados en cuarta posición con el mismo balance que el Kolossos (8 victorias y 5 derrotas), mientras que la cabeza de la tabla está comandada por los transatlánticos Olympiacos, imbatido, y Panathinaikos, con 11 triunfos y 2 derrotas. Vienen de vencer a domicilio este pasado fin de semana al Apollon Patras por 61 a 69.

Entre los jugadores más importantes del equipo destaca Akil Mitchell, pívot panameño de 2,06 metros que destaca por su poderío físico cerca del aro y que está promediando 16,8 puntos y 8,6 rebotes por encuentro, apartado este último que le sitúa como el segundo mejor del torneo. Sirva como ejemplo de su calidad como jugador los 21 puntos, 14 rebotes, 6 asistencias y 33 de valoración que hizo en el último partido ante el Tofas Bursa que le dio a su equipo el pase entre los 16 mejores de la BCL. Junto a Mitchell, sobresale el base-escolta de 33 años Janis Strelnieks, veterano jugador letón con pasado en Olympiacos, CSKA Moscú y Zalgiris Kaunas que está haciendo muy buenos números a nivel estadístico, con unas medias de 15,1 puntos, 3,9 asistencias y 14,4 de valoración.

Además de Strelnieks, la línea exterior tiene como estilete ofensivo al escolta Kenny Williams (1,93 m. y 26 años), jugador formado en la prestigiosa Universidad de Carolina del Norte. Es el que más tiempo suele permanecer en pista, con 31,3 minutos de media y sus promedios son de 11,8 puntos y 10,4 de valoración. Williams, al igual que el entrenador Kantzouris, llegó este verano al AEK de Atenas procedente del Kolossos heleno. Asimismo, en las últimas fechas el conjunto griego ha incorporado al experimentado alero serbio Vlado Jankovic, que a sus 32 años regresa al club en el que ya militó de 2019 a 2021. Jankovic ya jugó el pasado fin de semana en la competición doméstica.

El Unicaja, que podrá contar con toda su plantilla en el duelo de este miércoles a excepción de la baja consabida de Augusto Lima, es por presupuesto, plantilla y entidad, favorito para pasar a cuartos, ya sea como primero o segundo de este grupo K. Todos sus rivales son clubes de gran tradición europea. Junto a los cajistas, el Galatasaray es el que, en teoría, debería también clasificarse para las eliminatorias. Los turcos han comenzado fuerte su andadura en este Top 16 debutando ya este martes con un holgado triunfo por 27 puntos ante el Limoges (100-73), con 20 tantos de su último fichaje, Daron Russell, y otros 18 puntos tanto de Dusan Ristic como de Angelo Caloiaro, dos ex ACB.

Imágenes cedidas por la Basketball Champions League.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *