Unicaja-Dinamo Sassari: Traspié permitido

1
1234T
Unicaja2822201282
Sassari2118242992

Unicaja Málaga

82

1234T
Unicaja2822201282
Sassari2118242992

92

Dinamo Sassari

Unicaja Málaga

82

-

92

Dinamo Sassari

  • Q1
    28- 21
  • Q2
    22- 18
  • Q3
    20- 24
  • Q4
    12- 29

Derrota clara de los cajistas ante el Sassari en una mala segunda parte donde muestra síntomas de agotamiento

El Unicaja perdió su primer partido esta temporada en la BCL ante un Dinamo Sassari que a pesar de la victoria no pudo clasificarse para jugar el play in. El triunfo del PAOK en Dijon elimina a los italianos de la competición cuando ahora empezaban a carburar como equipo. La derrota del Unicaja no tiene consecuencias puesto que ya estaba clasificado como primero de grupo para el Round of 16, que comenzará a finales de enero. Sin embargo, la manera en que se perdió fue fea. Los malagueños realizaron una mala segunda parte en la que, según Ibon Navarro, los jugadores acusaron el cansancio de estas últimas semanas con partidos lejos del Carpena. Faltó intensidad y acierto de cara al aro, lo que unido a las imprecisiones y a las malas decisiones en ataque acabó por condenar al Unicaja a la derrota. En esos dos últimos cuartos se vio claramente quién se estaba jugando la vida y para quién el partido era un trámite feliz.

Alberto Díaz era baja de última hora en la convocatoria, por lo que entró Mario Saint-Supéry en su lugar. Se optó por darle descanso al base pelirrojo y el equipo lo notó. Djedovic hizo las veces de director de juego en los minutos que Perry no estuvo en el parqué. Para el bosnio no fue algo nuevo pues en pretemporada ya desempeñó ese papel mientras Díaz y Perry disputaban el Eurobasket.

El partido arrancó bien para el Unicaja. Gracias a un inicio fulgurante de Barreiro, con dos triples y un 2+1, los cajistas colocaban el 15-4 en el marcador (minuto 4). El alero ha dejado de tener minutos residuales en la rotación y se está asentando en el quinteto con actuaciones regulares. Se insistía con Will Thomas en el poste bajo. Carter se unía al gallego en la anotación. Los de Cerdeña acortaban distancias con un buen final de primer cuarto, con triple de Dowe en el último segundo (28-21).

El segundo parcial se inició con un Kravish entonado. El pívot de Illinois con pasaporte búlgaro continuaba con su gran productividad de los últimos partidos con puntos en la pintura y reboteando bien en ataque. El Unicaja podía correr y eso se tradujo en ventajas que llegaron hasta los 15 puntos (45-30). Bendzius era el único sostén de los italianos en esos momentos asumiendo casi todos los ataques con acierto. Al descanso todos los cajistas habían anotado, salvo Saint-Supéry que no dispuso de minutos (50-39). Esta temporada los puntos no son cosa de sólo unos pocos y en el colectivo reside la gran fuerza de este equipo.

Tras el intermedio, llegaron los problemas para los de Ibon Navarro. Los malagueños salieron sin intensidad, ni en defensa ni en ataque, y eso lo aprovecharon los de Piero Bucchi. Los de Cerdeña vieron la oportunidad y fueron a degüello a por el partido. Un gran Jamal Jones durante toda la noche empataba el partido a 60 (minuto 26). La empanada malagueña era tal que el Carpena, lleno de chavalería procedente de la Escuela de Baloncesto Los Guindos (EBG), tuvo que empujar para despertar a su equipo. El Unicaja se puso a defender durante unos minutos, con Ejim y Djedovic como protagonistas, y volvió a irse de siete puntos al final del cuarto (70-63). El equipo es otro cuando se pone el traje de faena.

Un parcial de 0-9, ya en el último período, protagonizado por Gerald Robinson puso por delante por primera vez a los italianos (70-72, minuto 32). El base del Sassari se hizo con el tempo del partido y dominó con un gran acierto en los últimos minutos (75-80, minuto 37). El Unicaja lo intentaba pero con más corazón que cabeza. La sentencia llegaba con un triple de Bendzius desde la esquina a 50 segundos para el final. Mal partido de los cajistas que echaron de menos a su capitán. Perder entraba dentro de la lógica y hasta se le permite. Pero la forma en que se dio la derrota no fue la más adecuada. El miércoles 28, Día de los Inocentes, y ante el UCAM Murcia en ACB, oportunidad en casa para redimirse y seguir peleando el puesto de cabeza de serie para la Copa.

Unicaja Málaga (28 + 22 + 20 + 12): Perry (6), Carter (14), Barreiro (11), Thomas (8) y Lima (4) -quintento inicial-, Osetkowski (4), Ejim (2), Kalinoski (4), Brizuela (9), Djedovic (8) y Kravish (12).    

Dinamo Sassari (21 + 18 + 24 + 29): Robinson (17), Kruslin (15), Jamal Jones (21), Stephens (13) y Bendzius (14) -quinteto inicial-, Dowe (12), Chessa (0), Raspino (0) y Diop (0).

Árbitros: Gatis Salins (Letonia), Carsten Straube (Alemania) y Mehmet Karabilecen (Turquía).

Incidencias: Partido de la sexta jornada de la primera fase de la  Basketball Champions League disputado en el Palacio de Deportes José María Martín Carpena ante 6.023 espectadores.

FOTOS: BCL.

1 pensamiento sobre “Unicaja-Dinamo Sassari: Traspié permitido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *