mayo 24, 2024

Es irte de vacaciones y se agolpan las noticias. Así que vayamos por partes. Lo principal es que el Albacete Basket ha dado ya por cerrada la plantilla con las incorporaciones del canterano Eduardo Quijada, y del 5 que tanto habíamos demandado en estas líneas, y el elegido es nada más y nada menos que de Bamba Fall. De esta manera, se puede decir que la dirección deportiva del club manchego ha confeccionado una plantilla que aspira a todo en LEB Plata combinado juventud, veteranía y, sobre todo, calidad y experiencia.

Eduardo Quijada, un canterano de vuelta a casa

La incorporación de Eduardo Quijada a la primera plantilla del Albacete Basket como miembro de pleno derecho, representa que la cantera está presente dentro de la idea de club que se tiene dentro de la directiva. El jugador proviene de uno de los equipos con mayor tradición dentro de la liga de EBA de la provincia como es el Tobarra C.B. en el que ha ido cogiendo la experiencia suficiente como para que esté de retorno al equipo en el militó como canterano en la categoría junior. Se trata de un jugador exterior, zona muy poblada en la plantilla de David Varela, del que esperamos que tenga oportunidades y minutos para demostrar su valía en pista.

Bamba Fall, un 5 dominante muy necesario

Es cierto que a medida que se iba confeccionando la plantilla del Albacete Basket para la temporada 2023/24, se estaba echando en falta ese 5 dominante que tan necesario es para una categoría como LEB Plata. Por fin, y ya como cierre de plantilla, el club ha anunciado la incorporación de ese pívot que genere confianza e ilusión por partes iguales, y vaya que sí. Bamba Fall es un center senegalés con una amplia experiencia en LEB Oro dando su mejor rendimiento en HLA Alicante y que la temporada pasada temporada militó en las filas de Melilla Sport Capital. Sus 2,16 deben ser lo suficientemente intimidadores como para marcar la diferencia en la zona. Aquí no olvidamos su memorable actuación con la escuadra melillense en la temporada pasada en la que fue una auténtica apisonadora y dejó en la mínima expresión tanto a Dimakopoulos como a Santana. 

Buena incorporación a todas luces, cuyo único pero es que se trata de un jugador con 37 años, que esperemos que le responda el físico y esté al máximo nivel. Guinda a un pastel que demuestra que se ha trabajado y mucho desde los despachos del Albacete Basket para ofrecer a la afición un proyecto creíble con una plantilla que esperamos que nos otorgue grandes tardes de baloncesto en el Garden de la Mancha.

Esto ya se pone serio con el cierre de la plantilla y estamos deseando que empiece a rodar el balón por El Parque de Albacete. Hambre de baloncesto hay en la ciudad y muchas ganas de ver a las nuevas caras en acción. La pretemporada está al caer y en breve estaremos de nuevo haciendo ruido en nuestra querida casa. 

(Fotos obtenidas del club)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *