mayo 18, 2024

Antes, este tipo de partidos los perdiamos

0
1234T
COB1624211677
SBB1823152278

CAB Obradorio

77

1234T
COB1624211677
SBB1823152278

78

Surne Bilbao Basket

CAB Obradorio

77

-

78

Surne Bilbao Basket

  • Q1
    16- 18
  • Q2
    24- 23
  • Q3
    21- 15
  • Q4
    16- 22

Después de recuperarme del final de infarto del partido contra el Obradoiro toca analizar, intentaré ser lo más imparcial posible pero después de lo que me han hecho vivir este miércoles el equipo entrenado por Jaume Ponsarnau va a ser difícil. Como avisé en la previa, la cual si no la habéis leído pues ya es tarde, este partido iba a ser una lucha de banquillos entre Jaume y Moncho y en cierta parte fue cierto hasta que en la segunda mitad estos dieron rienda suelta a los jugadores para que lucharan con sus propias armas. Pero bueno, como decía Jack el Destripador, vayamos por partes que aquí hay mucho que cortar.

El primer cuarto fue un visto y no visto, tanto Moncho como Jaume propusieron un baloncesto rápido y ágil y gracias a esto y el laxo uso de lo silbatos por los señores de naranja consiguieron que el primer cuarto, en el cual su anotación fue de  16 a 18 a favor del equipo visitante, se sentenciara en poco más de 15 minutos. Velocidad aparte, de este cuarto lo más mencionable es que si te apellidas Howard meter canastas al Bilbao Basket lo llevas en la sangre ya que Jordan Howard, hermano del baskonista Markus Howard (que por por cierto, esta semana se ha confirmado que ha renovado hasta 2026 por el equipo de Joxean Querejeta), fue capaz de anotar 11 de esos 16 puntos y ser capaz de ser el único jugador gallego en anotar en los primeros 6 minutos y pico.

En el segundo cuarto todo se estabilizó un poco más y gracias al emparejamiento de Artem Pustovyi con el griego Giorgios Tsalmpouris hizo que el encuentro se cerrara más y el juego interior tomara más fuerza, sobretodo por que el jugador ucraniano tenía mucha ventaja sobre Tsalmpouris. Por nuestro lado la solidez de los Álex (Renfroe y Reyes) y Kullamae consiguieron que el Obradoiro no se despegara en el marcador y el partido se fuera al descanso 40 – 41 con un parcial en el segundo cuarto de 24 – 23. A esta resistencia ayudó Adam Smith, que después de haber anotado 4 puntos en el primer cuarto fue capaz de anotar otros 6 en el segundo.

En la vuelta de los vestuarios, para sorpresa de todo el mundo, los protagonistas del cuarto fueron los tres señores vestidos de naranja que obviando la vergonzosa decisión sobre la acción de Víctor Pérez (de la cual no voy a hablar porque no quiero que me lleven preso) su uso del silbato fue bastante dudoso en los dos lados de la cancha. Respecto a los que tendrían que ser los verdaderos protagonistas el héroe de la pretemporada Álex Reyes no supo encontrar tiros cómodos y el Obra supo hacerse fuerte en la pintura para ganarnos en la estadística del rebote para meter un parcial de 21 – 15 y dejar el partido 61 – 56.

El último cuarto siguió la dinámica del tercero, el Obradoiro cogiendo cada vez más fuerza en el rebote ofensivo y tres señores de naranja con varas de medir diferentes en ambos lados de la cancha. No es todo culpa de los demás, nuestra defensa interior no fue buena, usando a Tsalmpouris como pívot y el acierto brilló por su ausencia. Poco a poco el Bilbao Basket fue recuperando la confianza y a base de correr y de canastas desde dentro del perímetro y tiros libres consiguió ir haciendo la goma hasta que después de un rebote y 2 + 1 conseguido por el chaval De Ridder después de un triple forzado y fallado por Adam Smith se firmó el resultado final de 77 a 78 a favor de los hombres de negro.

En aspectos generales el partido estuvo bastante igualado en todos los aspectos, ninguno de los dos equipos fue muy superior en los porcentajes de tiro (35,2% para los locales y 46,9 para los visitantes), eso sí tanto en el apartado de los rebotes totales (40 – 42)  como en el de asistencias (14 – 17) salimos vencedores aunque a mi parecer, por el equipo que tenemos tendríamos que ser capaces y estar obligados a jugar a unas 20 asistencias por partido, ya se vió que cuando lo hacemos, por ejemplo en el partido contra el Andorra en la primera jornada, la victoria es relativamente fácil.

Mirando los apartados individuales nuestros referentes fueron Hlinason con 14 puntos, 1 asistencia, 7 rebotes y un final de partido enmarcable sin el cual no habríamos ganado, Adam Smith que firmó un partido de 13 puntos, 3 asistencias y 1 rebote pero que a mi parecer estuvo algo desaparecido cuando más lo necesitábamos y Kullamae que hizo 10 puntos y 3 rebotes. Quiero remarcar también la actuación del chaval Thijs De Ridder el cual dio un paso de gigante hacia adelante con 5 puntos, 2 asistencias y 7 rebotes. Por otro lado Melwin Pantzar me dejó algo frío, todavía no se ha hecho a la liga y no está siendo capaz de demostrar el pedazo jugadorazo que es.

Por parte del equipo rival hay que mencionar, obviamente, la actuación de Jordan Howard, el cual lleva en la sangre hacer partidazos frente al Bilbao Basket firmando este miércoles un encuentro de 24 puntos, 3 asistencias y 2 rebotes. Por otro lado, el juego interior de Pustovyi le permitió acabar los 40 minutos con 13 puntos y 7 rebotes, haciendo mucho daño, como ya he comentado antes, cuando se emparejaba con Tsalmpouris. Para acabar, el tercer jugador que se salió fue Eric Washington con 13 puntos, 4 asistencias y 3 rebotes.

En resumidas cuentas, es la primera vez en mucho tiempo que un partido con esta narrativa no se nos escapa y eso me hace terriblemente felíz. Por otro lado, hay que dejar este partido a un lado ya que este domingo a las 12:30 nos toca recibir al mejor Murcia de su historia, capitaneado por el ya conocido Sito Alonso. No quiero hacer muchos spoilers de la previa pero creo que va a ser un partido muy que difícil porque claro, no es fácil romper la mejor racha de la historia del equipo más en forma de este momento.

Antes de terminar con esta crónica de la jornada 2 (aunque haya sido el tercer partido en jugarse) tengo que decir dos cosas! La primera es que si leísteis la previa del partido echarais una cosa super importante de menos y sí, lo sé, se me olvidó recomendaros una canción así que voy a aprovechar y os la voy a recomendar ahora. Esta jornada toca un clásico, el tema de Ken Zazpi llamado Zapalduen Olerkia, mi canción favorita de este grupo y espero que la disfrutéis igual de lo que lo hago yo. Por otro lado odio profundamente que los comentaristas hagan comentarios sobre el capitalismo cada vez que hablan de Adam Smith, una tiene gracia, dos, bueno, lo soporto, pero que cada vez que haga una acción le estén llamando “El Padre del Capitalismo” me toca mucho las narices, por no decir otra parte de mi cuerpo.

(Imágen de Deia)

.

Carta de tiro:

– Bilbao Basket: Smith (13, 3, 1), Renfroe (4, 5, 5), Hlinason (14, 1, 7), Rabaseda (5, 1, 5), Andersson (9, 1, 3), Tsalmpouris (7, 1, 1), Pantzar (5, 3, 2), Reyes (6, 0, 4), Kullamae (10, 0, 3) y De Ridder (5, 2, 7).

– Obradoiro: Howard (24, 3, 2), Scrubb (8, 1, 9), Washington (13, 4, 3), Tinkle (2, 1, 3), Guerrero (3, 2, 6), Pustovyi (13, 0, 7), Suárez (3, 0, 1), Figueras (2, 1, 2), Muñoz (4, 0, 1), Blazevic (5, 2, 3) y Zurbriggen (0, 0, 0).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *