Baloncesto Fuenlabrada 23/24: una montaña rusa de emociones con un final amargo

0

La temporada 2023-2024 del Baloncesto Fuenlabrada ha sido un año lleno de desafíos y algunos momentos destacados. Terminando en la décima posición en la Liga LEB Oro, con un balance de 16 victorias y 18 derrotas, acumulando un total de 50 puntos. Este resultado les permitió mantenerse en la segunda división del baloncesto español, aunque lejos de los puestos de ascenso​.

Partidos Destacados

Fuenlabrada vs. Movistar Estudiantes (93-74)

Una de las victorias más importantes de la temporada fue contra el Movistar Estudiantes. Este partido, disputado en casa, mostró un despliegue ofensivo notable del Fuenlabrada. Johan Löfberg lideró el equipo con 22 puntos, demostrando su capacidad para anotar desde diferentes áreas de la cancha. Además, la defensa del Fuenlabrada se mantuvo sólida, limitando a los jugadores clave del Estudiantes y forzando múltiples pérdidas de balón​

Fuenlabrada vs. Amics Castelló (73-77)

Una de las derrotas más dolorosas ocurrió contra el Amics Castelló. Este partido, jugado fuera de casa, expuso las debilidades defensivas del Fuenlabrada y su incapacidad para mantener la ventaja en momentos críticos. A pesar de los esfuerzos de Tanner McGrew, quien anotó 18 puntos y capturó 10 rebotes, el equipo no pudo cerrar el partido y sufrió una derrota que impactó negativamente su posición en la tabla​.

Jugadores Destacados

Johan Löfberg fue, sin duda, el jugador más destacado de la temporada. Con un promedio de 15.4 puntos por partido, Löfberg no solo fue el máximo anotador del equipo, sino también su líder en momentos cruciales. Su capacidad para anotar desde larga distancia, penetrar la defensa rival y generar jugadas ofensivas fue esencial para mantener al Fuenlabrada competitivo. Su actuación contra el Movistar Estudiantes fue un claro ejemplo de su impacto, donde su liderazgo y habilidades ofensivas guiaron al equipo a una victoria significativa​

Tanner McGrew también jugó un papel crucial durante la temporada. Con su promedio de 12.3 puntos y 7.8 rebotes por partido, McGrew aportó tanto en ataque como en defensa. Su presencia en la pintura y su capacidad para cazar rebotes fueron vitales en varios partidos. Aunque su desempeño no siempre fue suficiente para asegurar la victoria, su consistencia y esfuerzo fueron innegables. En la derrota contra el Amics Castelló, McGrew demostró su valía con una actuación destacada, aunque insuficiente para cambiar el resultado del partido.

Estadísticas de la temporada

Promedio de Puntos por Partido: El Fuenlabrada promedió 77.8 puntos por partido, situando al equipo en la media de la liga, aunque insuficiente para competir consistentemente contra los equipos de la parte alta de la tabla. En el Fuenlabrada vs. Leyma Coruña (88-82), el Fuenlabrada anotó 88 puntos, superando su promedio de 77.8 puntos por partido. Esta victoria fue impulsada por una ofensiva eficiente y un alto nivel de ejecución. Mientras que en el Fuenlabrada vs. Real Betis (55-80) el equipo solo anotó 55 puntos, muy por debajo de su promedio de 77.8 puntos por partido. La falta de eficacia ofensiva fue evidente y el equipo no logró encontrar su ritmo de anotación.

Puntos Permitidos por Partido: El equipo permitió un promedio de 78.2 puntos por partido indicando que la defensa del Fuenlabrada fue vulnerable en momentos cruciales, lo que contribuyó a varias derrotas ajustadas durante la temporada. En el Fuenlabrada vs. Oviedo (81-60), permitió solo 60 puntos, demostrando una defensa sólida y organizada que estuvo muy por debajo del promedio de 78.2 puntos permitidos por partido. Aunque en el Fuenlabrada vs. Amics Castelló (73-98), el equipo permitió 98 puntos, significativamente más que su promedio de 78.2 puntos permitidos por partido. La defensa fue incapaz de contener el ataque del rival, resultando en una derrota contundente.

Rebotes Totales por Partido: El Fuenlabrada promedió 34.5 rebotes por partido, capturando un promedio de 25.1 rebotes defensivos y 9.4 rebotes ofensivos por partido. La capacidad de capturar rebotes defensivos fue sólida, pero la falta de rebotes ofensivos limitó las segundas oportunidades de anotación. En el Fuenlabrada vs. Estudiantes (93-74) capturó 42 rebotes, superando su promedio de 34.5 rebotes por partido. Este dominio en los tableros fue clave para la victoria. En el Fuenlabrada vs. Gipuzkoa (70-81) solo consiguió 27 rebotes, muy por debajo de su promedio. La incapacidad para asegurar rebotes tanto defensivos como ofensivos afectó negativamente su rendimiento.

Asistencias por Partido: El equipo registró un promedio de 15.2 asistencias por partido reflejando una buena circulación del balón y un enfoque en el juego en equipo, aunque la dependencia en los jugadores clave a veces llevó a una ofensiva previsible. En el Fuenlabrada vs. Melilla (94-67) registró 21 asistencias, destacando su capacidad para mover el balón y crear oportunidades de anotación, superando ampliamente su promedio. Mientras que en el Fuenlabrada vs. Tizona (73-85): En esta derrota, el equipo solo logró 10 asistencias, reflejando una falta de cohesión y circulación de balón efectiva, quedándose muy por debajo de su promedio.

Eficiencia de Tiro: El Fuenlabrada tuvo un porcentaje de tiro de campo del 45%. Esta eficiencia es un área crucial para mejorar, especialmente en situaciones de alta presión y en los tiros de tres puntos. En el partido de Fuenlabrada vs. Ourense (81-60), tuvo una eficiencia de tiro del 53%, superando significativamente su promedio de 45%. La alta tasa de acierto contribuyó a una victoria contundente. En el Fuenlabrada vs. Estudiantes (55-80), el equipo tuvo una eficiencia de tiro del 38%, muy por debajo de su promedio, lo que fue un factor clave en su bajo rendimiento ofensivo.

Porcentaje de Tiros de Tres Puntos: El equipo tuvo un porcentaje de acierto del 33% en tiros de tres puntos, porcentaje indicando que hay margen de mejora en la precisión desde larga distancia. En el Fuenlabrada vs. Valladolid (87-72) logró un 42% de acierto en tiros de tres puntos, superando su promedio de 33%. Este rendimiento desde la línea de tres puntos fue crucial para su victoria. Mientras que en el Fuenlabrada vs. Burgos (66-90), solo tuvo un 25% de acierto en tiros de tres puntos, quedándose muy por debajo de su promedio, lo que afectó su capacidad para mantenerse competitivo en el partido.

La temporada del Baloncesto Fuenlabrada estuvo marcada por la inconsistencia. A pesar de tener actuaciones brillantes y jugadores destacados como Löfberg y McGrew, el equipo luchó por mantener un rendimiento constante. Las derrotas ajustadas y los problemas defensivos recurrentes fueron los principales obstáculos. No obstante, la capacidad del equipo para mantenerse competitivo y evitar el descenso es un punto positivo. En resumen, el Fuenla ha demostrado potencial y garra, pero necesitará ajustes estratégicos y refuerzos para alcanzar sus objetivos futuros.

Foto de Alba Pacheco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *