De esos partidos que juegan seis contra cinco

0
1234T
Alicante1515142367
Menorca121625861

HLA Alicante

67

1234T
Alicante1515142367
Menorca121625861

61

Hestia Menorca

HLA Alicante

67

-

61

Hestia Menorca

  • Q1
    15- 12
  • Q2
    15- 16
  • Q3
    14- 25
  • Q4
    23- 8

El HLA Alicante ganó su séptimo encuentro consecutivo ante el Hestia Menorca por un ajustado resultado de 67-61. Lo que se esperaba que fuese un partido relativamente controlable, se convirtió en un via crucis de los locales, que no conseguían despegarse en el marcador (en primer lugar) y tuvieron que apelar a la heróica en el final del partido.

Este fue uno de esos partidos en los que las cosas no salen, ya sea por exceso de confianza o de tranquilidad (luego llegan las prisas) o porque la pelota no quiere entrar, y se necesita de un apoyo extra para ganar el partido, una ventaja, jugar cinco contra seis… la afición.

Al final la victoria suma igual que cualquier otra y, aprovechando que los cuatro primeros clasificados se enfrentaban entre sí, recortar una victoria a dos rivales de los de arriba, que este año subir una posición cuesta muy caro.

Exceso de confianza en la primera parte

El partido comenzó de forma atípica, los puntos no llegaban por parte de ninguno de los dos equipos y, a falta de 4 minutos para terminar el primer cuarto, aún nadie había superado los 10 puntos. El Lucentum titubeaba y los Menorquines se llegaban a poner 6 arriba, hasta que Jon Gudmundsson cogió el mando del equipo, tanto defensiva como ofensivamente, para que las aguas volvieran a su cauce y el cuarto acabara 15-12

La afición esperaba un partido más plácido que nunca terminaba de caer. El encuentro era más defensivo que ofensivo y los fallos en canastas fáciles se daban en ambos lados. Clevin Hannah empezaba a destacar y Arteaga se hacía con el dominio de los rebotes. Sin embargo, el base americano quedaba lastrado por las faltas y los visitantes se resentían. Los alicantinos llegaban al descanso sin conseguir despegarse y con la sensación de estar excesivamente relajados, 30-28 en el marcador. 

Gudmundsson, Davison y la afición

El tercer cuarto fue el que cambió la historia del partido. A la vuelta del descanso los alicantinos se mostraban espesos, Hestia Menorca intensificó la defensa y los locales, demasiado estáticos en ataque, no encontraban huecos ni buenas opciones para anotar. Los Menorquines no es que estuvieran atacando de una manera excelsa, pero si no sumas y tu rival va anotando poquito a poco, se te puede complicar el partido. Del +6 que tenía el Lucentum cuando comenzó el declive, se llegó a los 9 abajo en el marcador para los locales. 44-53 en el marcador al final del parcial y en Alicante se veía todo negro.

Pero una conjura del HLA Alicante de cara al último cuarto cambió las cosas. Tuvieran que echar el resto, pelear cada jugada, esforzarse al 200% para recuperar posiciones y opciones en el marcador. Emergieron Gudmundsson y Davison como dos titanes anotando triples imposibles, sobre bote y desde bien lejos que animaban a la gente e invitaban al optimismo. Y en ese ambiente de remontada es cuando la hinchada juega su papel fundamental, estos son los partidos que uno puede decir que los gana la afición. Los más de 3000 asistentes gritaban, pitaban, animaban y creaban una atmósfera de presión en comunión con los jugadores, que se contagiaban de la energía. Y ante ese poder no se puede hacer nada. Lo demuestra el parcial del último cuarto (23-8) para acabar ganando un partido por 67-61 que se había complicado de verdad.

Te vas con la sensación de que no debería hacer falta llegar a esos extremos en los que equipo y afición tienen que dejarse los cuernos contrareloj, sino que había que haber jugado con más tensión durante todo el partido. Pero, que demonios, que bien saben las victorias con finales emocionantes.

En pocos días visitamos al Oviedo, jornada adelantada, en busca de la octava consecutiva que propiciaría un auténtico partidazo en casa el próximo fin de semana contra el Estudiantes. A por todas.

​​​​

HLA Alicante: A. Rodríguez (4), Davison (21), Gudmundsson (9), Kostadinov (8), Barro (8) – cinco inicial- ; Serrano (0), Balint (0), Bercy (4), Harris(13) y Hook(0).

Hestia Menorca: Hannah (7), Alderete (6), Stoilov (0), Stevic (12), Digbeu (14)  – cinco inicial-; Sanz (3), Lo (2), Molins (0), Demers(10), Tamayo (0) y Arteaga (7).

HLA Alicante– 15 – 15 – 14 – 23 – TOTAL: 67

Hestia Menorca – 12 – 16 – 25 – 8 – TOTAL: 61

Imagen de Héctor Fuentes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *