mayo 18, 2024

El FC Barcelona barre a Tenerife y habrá clásico en la final de Copa

0

Satoransky sube el balón ante la presión de Fitipaldo. acb Photo / David Grau

1234T
Barcelona14402430108
Tenerife168242876

FC Barcelona

108

1234T
Barcelona14402430108
Tenerife168242876

76

Lenovo Tenerife

FC Barcelona

108

-

76

Lenovo Tenerife

  • Q1
    14- 16
  • Q2
    40- 8
  • Q3
    24- 24
  • Q4
    30- 28

El FC Barcelona es el segundo finalista de esta Copa del Rey tras apabullar a Lenovo Tenerife por 108 a 76 en un partido que no ha tenido desde el segundo cuarto: 40 puntos y un 7/10 en triples han aniquilado a un Tenerife combativo durante el primer cuarto, pero noqueado el resto del partido.

Gran defensa tinerfeña desde el inicio

Arrancaba la segunda semifinal en el José María Martín Carpena y lo hacía con FC Barcelona decidido a cerrar cuanto antes su presencia en la final: gracias a una canasta de Vesely y cinco puntos seguidos de Jabari Parker, los culés tomaban la delantera en el marcador con un parcial de 7-0. Tenerife estaba muy errático en ataque y no aprovechaba situaciones de tiro exterior liberado, algo que acusó al principio del partido. Al contrario que el partido de ayer frente a Unicaja, Lenovo Tenerife basó su juego en la defensa y esto le permitió no descolgarse del partido tras anotar solo 5 puntos en los primeros cinco minutos y medio. Pasado el ecuador del periodo, Huertas, con dos canastas seguidas, completaba un parcial de 0-7 y empataba el partido a 9. La defensa del Canarias estaba siendo asfixiante y el cuadro blaugrana no lograba anotar gracias a ello, aunque algo había cambiado en ataque: la dirección de Marcelinho Huertas provocaría que los suyos remontasen el partido y encendiesen al público del pabellón malagueño. Gracias a un triple de Abromaitis, el equipo aurinegro terminaría el primer cuarto con dos puntos de ventaja: 14-16.

40-6, poco más que añadir

El Barca saldría a por todas en este inicio de segundo cuarto: parcial de 7-0 llevado a cabo por Willy y Parra. El pívot madrileño estaba imponiendo su ley en ambos lados de la pista: en defensa estaba cerrando rebotes y poniendo tapones, mientras que en ataque estaba sacando muchas ventajas con sus movimientos en la zona. Los de Grimau estaban jugando a lo que sabían y lograron la máxima del partido a mediados del segundo ccuarto gracias a un triple, una bandeja y un mate, todo ello de forma seguida, de Satoransky que los ponía quince arriba en el marcador (35-20), algo que obligaba a Vidorreta a detener el partido por segunda vez en estos diez minutos a falta de 5:27′ para el descanso. Los aurinegros estaban totalmente fuera del partido y no podían hacer nada ante el aluvión de triples culé, que colocaba la máxima del partido a falta de poco tiempo para el entretiempo (47-21). El partido estaba visto para sentencia gracias a la efectividad blaugrana en el triple: 7/10 en triples para los de Grimau en este cuarto. Llegábamos al descanso con la victoria amarrada por el FC Barcelona, que se iría a vestuarios con 30 puntos de ventaja: 54-24.

Hernángomez celebra una acción del partido./ A. Arrizabalaga




Además, este cuarto ha marcado un nuevo hito: con 40 puntos, el FC Barcelona se convierte en el equipo con más puntos anotados en un cuarto, superando el récord que tenía el Real Madrid con 38 puntos en la final de 2018 precisamente frente a los blaugranas.

Satoransky y Willy Hernángomez estaban siendo los mejores del partido con 7 tantos cada uno, aunque esta vez hay que destacar la efectividad culé desde el triple: 8/15 en triples para un Barca que no daba opciones a un Tenerife perdido. Poco más se podía decir.

No hubo partido

El partido fue un mero trámite para ambos equipos (y para todo aquel presente en el Martín Carpena). El público hacía la ola a mediados del tercer cuarto y Hernángomez seguía incrementando su cuenta particular. El gigante culés anotó 8 puntos en este periodo y se iba hasta los 15 puntos y 7 rebotes restando cuarto y medio por delante. Pero el partido no se estaba jugando en la pista, sino en la grada: las aficiones del Barca y del Madrid calentaban para el partido de mañana, mientras que el resto de aficiones cantaban un cántico diferente apoyando a un equipo distinto que no fuese los dos gigantes del baloncesto español. A todo estoo, llegábamos al final del tercer cuarto con treinta de ventaja para el cuadro de la ciudad condal: 78-48.

El último cuarto no hubo mucho que contar: el FC Barcelona consiguió mantener su ventaja ante los intentos de Tenerife de maquillar el marcador. Antes de acabar esta crónica, me gustaría destacar la labor de Tenerife, equipo que ayer hizo un gran partido y no ha tenido fuerzas suficientes para aguantar a un equipo culé en modo apisonadora. Sonaba el bocinazo final y la victoria iba para el lado culé por 108 a 76.

Willy Hernángomez fue el mejor jugador del partido. El pívot del FC Barcelona acabó con 15 puntos y 7 rebotes para un total de 22 créditos de valoración, aunque estuvo bien secundado por Satoransky, que acabó con 11 puntos, 5 rebotes y 7 asistencias.

Gran triundo de un Barcelona que llega muy bien a la final de Copa. Mañana a las 18:00h, el Carpena vivirá una reedición de la final de 2014, final que ganó el Madrid con una canasta de Llull in-extremis. Esta será el décimo clásico en 14 temporadas, algo que se está convirtiendo en tónica habitual.

Rueda de prensa

Ficha técnica

108- FC Barcelona: Satoransky (11), Laprovittola (7), Kalinic (2), Parker (5), Vesely (8).- cinco inicial- Brizuela (13), Abrines (8), Jokubaitis (10), Parra (10), Nnaji (8), Hernángomez (15), Da Silva (8).

76- Lenovo Tenerife: Fitipaldo (5), Guy (12), Cook (7), Doornekamp (-), Shermadini (9).- cinco inicial- Huertas (15), Salin (7), Fernández (3), Abromaitis (16), Diop (2), Sastre (-), Guerra (-).

Imágenes obtenida del ACB Media Center.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *