mayo 28, 2024

El Dreamland Gran Canaria buscará mañana, a partir de las 20.00 hora canaria, enderezar su rumbo en la BKT Eurocup frente al Dolomiti Energia Trento.

Después del primer traspiés europeo en Alemania, frente al Ratiopharm Ulm, el Gran Canaria intentará mañana enderezar el rumbo en la Eurocup. Más que enderezar yo diría recuperar, ya que los insulares han perdido sólo un partido en toda la competición. Además, tal y como les comenté el otro día, nos venía bien incluso perderlo para que los claretianos pusieran los pies en la tierra y no se piensen que esto es un camino de rosas sin espinas. Mejor verle las orejas al lobo ahora, a que nos muerda después.

Y nada mejor que volver a casa, al Gran Canaria Arena, para recuperar la solidez en la competición y terminar un año perfecto en nuestros dominios. Se estarán preguntando por qué sería un año perfecto y tengo la respuesta para eso. Año 2023 del Gran Canaria en Europa, 15 partidos disputados hasta el momento en el fortín, 15 partidos ganados. ¿No sería maravilloso hacer un 16 de 16? Estamos todos de acuerdo en que lo sería y, además, demostraría la fortaleza del equipo en nuestro feudo. Y ya saben eso que dicen, nunca ha habido un dieciseisavo malo…

Por si fuera poco, si ganamos mañana en casa y se nos dan los resultados, los claretianos podrían reservar su billete a los playoffs. Necesitamos ganar y que cualquiera entre el Aris de Midea, Lietkabelis o Buducnost, pierdan su encuentro. Esto le aseguraría a los actuales campeones su pasaporte entre los 6 primeros, pase lo que pase después. Lo que viene siendo un “win-win” de toda la vida de Dios.

Así que, tenemos unos cuantos alicientes para intentar hacer un partido perfecto y terminar un año redondo en la competición, nuestro año de oro. De paso, le pediremos al 2024 repetir la gesta, por pedir que no sea, un enjuagar y repetir de manual.

Los italianos vienen a por todas.

No se crean ustedes que el Dolomiti viene de vacaciones a Gran Canaria, a disfrutar del Belén de Arena de la Playa de Las Canteras o de la buena temperatura que tenemos en esta época. Los de Paolo Galbiati tienen su pelea particular por obtener una plaza entre los 6 primeros del grupo B.

Si al Granca le viene bien que pierda un equipo entre Aris de Salónica, Lietkabelis o Buducnost, mejor les viene a ellos. Y no que pierda uno de sino los tres. Más que nada, para no descolgarse de la lucha por la quinta y sexta plaza. Los cuatro equipos están igualados con un 4-7 y el que falle, le costará bastante recuperarse . Ya no se pueden permitir muchos errores si quieren entrar en el playoff y luchar por el título.

Por eso, me ratifico en que vendrán a darlo todo e intentar arrancar una victoria en la casa del actual campeón. De nada sirve ya el resultado en Trento, donde los insulares ganaron (73-87), con un primer cuarto espectacular seguido de dos cuartos mediocres, para rematar la faena con otro cuarto brillante. ¿Lo recuerdan? Es aquel partido en el que Brussino les endosó 24 puntos y, el bueno de Landesberg, 21 puntos.

Llega la Navidad, mírate esto


No necesitamos eso mañana. Y con eso, me refiero al sufrimiento absurdo. Hay que salir a por todas desde el minuto uno. El desliz del otro día en Alemania, era normal. Fallar contra el Dolomiti, no lo es. Además, necesitamos volver a coger el ritmo porque los últimos partidos hemos estado cansados, faltos de piernas y de ideas pero, sobre todo, fallones de cara a canasta.

Ganar mañana, supondrá un chute de adrenalina y energía que ayudará a los insulares a afrontar de otra manera, la que se nos viene encima el fin de semana contra el Morabanc Andorra. Y, permítanme que les diga que, ahora mismo, es más importante el partido del viernes en Andorra.

Por eso, ganar mañana, puede ayudar muy mucho anímicamente a los nuestros, a recuperar las buenas sensaciones y a afinar la puntería. Quizás, este debe ser un partido para que los menos habituales tiren del carro y demuestren de qué pasta están hechos. Pero ya saben, las rotaciones las decide Lakovic. La cuestión es que no podemos descuidar ninguna de las competiciones y, si cerramos la victoria de mañana, podría facilitarnos muchos las cosas y nos permitiría relajarnos un poquito en Eurocup. Aunque a Jaka, las relajaciones en la pista le gustan bien poco. Busquemos ese año perfecto en Eurocup en casa, que ya vendrá todo lo demás. Cada cosa a su tiempo y es tiempo de arrollar a los italianos en nuestro fortín.

Foto obtenida de la página web del Dreamland Gran Canaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *