febrero 23, 2024

Y llega el domingo 18, ese día en el que hace meses nos preguntábamos quién llegaría a la final del Eurobasket´22. Y en ese día, a eso de las 20:30, si la puntualidad hace su presencia, se medirán en las alturas de la final, en el Mercedes-Benz Arena en Berlín, un favorito que sí lo ha sido, aunque no ha mostrado mucha solidez, Francia y otro equipo que ha ido creciendo a lo largo de los minutos de juegos y que no entraba en las quinielas, España.

Será la final de finales, ganará el rey de reyes. Y a buen seguro, ganará el mejor. Y todos esperamos que el mejor o, mejor dicho, los mejores, sean los chicos de Scariolo. Perdón, los hombres de Scariolo.

Francia viene de apabullar a una Polonia eliminó a la favorita, por 40 puntos (95-54) pero sí es cierto que ha mostrado flaqueza y ha perdido dos de sus partidos contra Alemania y contra Bosnia y Herzegovina. Pero Francia, aunque no tenga ya al incansable Tony Parker, quien estará pensando desde las gradas: “otra vez no”, tiene a un carrusel de buenos jugadores como Guerschon Yabusele, Andrew Albicy, Evan Fournier o Thomas Heurtel.

España viene de jugar el minuto más agónico y que más tiempo ha durado, seguramente, de los últimos 15 años y con la victoria ante los anfitriones. Con equipo de chicos que ya se han doctorado. Con un gran “capi”, Rodolfo Fernández, un imponente y potente Willy Hernangómez.

Equipo que empezó con dudas pero que han ido disipando esas dudas a cada minuto, a cada segundo que han estado en pista. Equipo que ha sido capaz de levantar marcadores adversos a base de coraje y estima. A base de ser equipo.

España entera, ganen o pierdan, deben recibir a este grupo de héroes en “loor de multitudes”. Débense rendirles honores durante los siguientes lustros allá por donde caminen sus pasos. Pues cierto es que medallas llevamos muchas, pero quedará en los anales de la historia como este grupo de hombres consiguió tal hazaña y nosotros, orgullosos, podemos y debemos contarlo a nuestros nietos.

La historia se forja día a día y Rudy Fernández, Willy Hernangómez, Jaime Pradilla, Lorenzo Brown, Xabi López-Arostegui, Jaime Fernández, Darío Brizuela, Alberto Díaz, Sebastian Sáiz, Usman Garuba, Juancho Hernangómez, Joel Parra… hasta el lesionado Sergio Llul y todos los que han empujado de este carro en algún momento, dirigido por Sergio Scariolo, acaban de escribir parte de la historia.

Tan solo falta saber si la afición germana estará enfada con nosotros por vencerles y animarán a Francia, quizás también por cercanía kilométrica; o por el contrario animarán a nuestra selección en reconocimiento al juego exhibido o se por las bellas playas que disfrutan en sus veranos.

¡Chicos, salid ahí y poner la guinda a este pastel!

¡Vamos España!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *