mayo 20, 2024

Joe Thomasson o la esencia del playground

0

El mercado de fichajes suele ser un periodo de movimientos piramidales. Los grandes contratos con los jugadores más importantes se los reparten primero los equipos de Euroliga, después lo toca el turno a los equipos de mayor presupuesto en las ligas nacionales, para en una fase bastante más avanzada, tener opción aquellos de menor presupuesto. Años atrás, Los equipos no tenían la apremiante necesidad de fichar jugadores durante la temporada, pero con el boom de partidos debido a la gran cantidad de competiciones que existen hoy en día, los equipos se ven forzados en algunos casos por la lesiones y en otros por los resultados a sondear el mercado constantemente.

Esto, como no podría ser de otra manera, provoca un cataclismo en el equipo con menos presupuesto, que se ve obligado a ir al mercado y en muchos casos pierdes a tu mejor jugador. Este es el caso de muchos jugadores que se ven tentados por equipos Euroliga y como ha sucedido con el Maccabi, el pez grande se ha comido al chico.

Situándonos cronológicamente, al mediodía de ayer martes 6 de febrero, sonaban las alertas por el interés del Maccabi en fichar al jugador del Covirán Joe Thomasson y hoy 7 de febrero, el jugador deja de pertenecer al Covirán Granada. Sus 14 puntos por encuentro le convierten en el undécimo mejor anotador de la liga Endesa, y esos números no han pasado desapercibidos a ojos de la dirección deportiva israelí que ha hecho efectivo el pago de una cláusula de rescisión incluida solo con clubes que juegan Euroliga. El jugador que ya jugó en Israel en el Hapoel Gilboa Galil Elyon, tenía una cláusula que le permitía marcharse si le llegaba una oferta de un conjunto de Euroliga, y vuelve a la liga israelí para enrolarse en las filas del Maccabi y debutar a sus 30 años en Euroliga para ayudar a Lorenzo Brown y compañía en la lucha por acceder al playoff de la Euroliga, vía play-in ya que los de Oded Kattash marchan décimos con 13 victorias y 12 derrotas y perdiendo en 4 de los 5 últimos partidos. El jugador que ya rechazó mejores contratos este verano para quedarse en Granada, se va dejando al equipo 15 y dejando huérfana la posición de escolta titular en el Covirán.

Joe Thomasson sonríe durante el calentamiento de un partido./ Foto del autor

El jugador firmaba por el Covirán el año pasado para jugar las últimas 4 jornadas y salvar al equipo del descenso. Conocedor de la liga ACB tras su paso por Baxi Manresa, pronto se vieron en Granada sus numerosas cualidades, gran tirador de 3, manejador de balón, ágil para seguir a su marcador y rápido para las transiciones del equipo, características que ha ido mejorando o cambiando esta temporada en una versión más pasadora que finalizadora. Nada más llegar, se hizo notar en el equipo para cambiar la dinámica negativa, siendo el líder y el jugador anotador que necesitaba el equipo para la salvación. Como él decía en una entrevista para Malaga hoy, Una de mis frases preferidas la aprendí de Kobe Bryant, la Mamba Mentality: la preparación aporta seguridad y si haces algo una y otra vez, empezarás a ver resultados. Éstos pueden ser negativos o positivos. Ahora, si lo haces a alto nivel todos los días y te exiges a ti mismo, el resultado será siempre positivo”.

Para todos será recordado sobre todo por su extraordinario partido en San Pablo ante el Betis, donde elevó la originaria esencia del uno contra uno del baloncesto, hasta su más bello exponente. Ese baloncesto de playground aprendido en las canchas de su barrio, retando a sus amigos y disfrutando de tener una pelota entre sus manos. En un partido donde los 2 equipos sabían que uno de ellos descendería, el de Dayton, se echó el equipo a la espalda para anotar 28 puntos, consiguiendo los 9 últimos puntos del Covirán con 4 canastas que marcarían el camino a la permanencia, una suspensión, una entrada, un triple y una canasta forzado a la media vuelta y en suspensión con reverso y Montero encima. Un partido soñado por él, y por toda la afición, donde mostró todos los recursos que tiene y porqué lo ficharon en un partido que sería clave para la salvación.

Para unos habrá sido, el salvador, un héroe, un crack, para otros egoísta, chupón y un jugador irregular, pero como él mismo dijó en alguna ocasión; “me gustaría dejar huella en Granada” y fíjate si lo has hecho Joe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *