1234T
Bilbao1625111971
Unicaja21282233103

Surne Bilbao Basket

71

1234T
Bilbao1625111971
Unicaja21282233103

103

Unicaja Málaga

Surne Bilbao Basket

71

-

103

Unicaja Málaga

  • Q1
    16- 21
  • Q2
    25- 28
  • Q3
    11- 22
  • Q4
    19- 33

Pues ya estaría, como dijo El Actor Secundario Bob en el mejor capítulo de Los Simpsons (The Italian Bob) haciendo referencia a la ópera Paggliacci “La Commedia è finita. Esta temporada se me ha pasado bastante rápido y no me escondo, en cuanto se pitó el final del partido el pasado 23 de Mayo en Miribilla me entró un pequeño bajón, pero bueno, lo que vaya a ocurrir a partir de este punto hasta que a finales de septiembre que empiece la nueva temporada que viene lo dejo para el final de esta crónica, ahora toca hablar del partido contra el Unicaja.

El partido de este martes 23 de Mayo fue un resumen perfecto de lo que ha sido la temporada para los hombres de negro, falta de intensidad y acierto y bajar los brazos en algún punto del encuentro, en este caso fue en el tercer cuarto. En los primeros diez minutos el partido estuvo bastante igualado pero se decantó a favor del equipo malagueño con un parcial de 16 a 21. En el segundo cuarto el equipo entrenado por Jaume Ponsarnau siguió haciendo lo que coloquialmente se llama “la goma” para seguir por debajo en el marcador pero no permitir que el Unicaja rompiera el partido firmando un 25 – 28 para dejar el encuentro al descanso con un 41 – 49. A la vuelta del descanso y como ya nos tienen acostumbrados los hombres de negro hubo un bajón de intensidad y acierto notorio que aprovechó el equipo dirigido por Ibon Navarro para romper el partido metiendo 22 puntos y permitiendo recibir 11. En el último cuarto ya no hubo nada que hacer, con el encuentro roto solo quedaba deambular por la cancha y esperar con ansia que el reloj marcara el 0:0, esto obviamente se notó en el parcial siendo este de 19 – 32 a favor del equipo que jugaba de blanco para dejar el encuentro en un abrumador 71 – 103.

El partido por nuestro lado no estuvo relativamente mal, por lo menos hasta que en el tercer cuarto se bajaron los brazos, el problema tiene sobre todo nombre y apellido. No me gusta señalar este tipo de actuaciones pero lo que hizo (o mejor dicho no hizo) en la última jornada el pívot Georgios Tsalmpouris en los casi 15 minutos de juego favorecieron a que los malagueños se llevaran el partido fácil. El jugador griego firmó 8 puntos y 2 rebotes pero estuvo desorientado todo el partido, sobre todo teniendo una selección de tiro pésima lanzándose unos melones en forma de triples que rara vez tocaron aro. Por el otro lado de la moneda tuvimos al de siempre, a Adam Smith, el cual hizo 15 puntos y 6 asistencias en 28 minutos y a un invitado muy especial llamado Álex y apellidado Reyes firmando 19 puntos prácticamente a base de triples y 2 rebotes en 29 minutos. Nuestro juego interior, el cual iba a ser clave para la victoria estuvo desaparecido, con un Jeff Withey falto de fuerzas e intensidad y que no terminó de encontrarse cómodo en el encuentro para acabar el encuentro con 11 puntos y 5 rebotes, pero bueno, para desaparecido el jugador interior del cual todavía no he hablado Michael Kyser. Si me tuviera que apostar algo a que el jugador estadounidense jugó el partido apostaría a que no porque pasó desapercibido los más de 22 minutos que jugó en los cuales firmó 4 puntos y 3 rebotes.

Por el otro lado, en el Unicaja, tuvo a un jugador clave llamado Tyson Carter, el base estadounidense acabó el encuentro con 21 puntos, 5 asistencias y 6 rebotes. Aparte de este jugador también son de mencionar las actuaciones de Dylan Osetkowski (13/1/7) y de Nihad Dedovic (14/0/4), los cuales, vista la defensa algo laxa del Bilbao Basket, se encontraron lo que coloquialmente se llama un tubo hacia el aro. Para acabar con el bloque del equipo entrenado por Ibon Navarro quiero hablar del guipuzcoano Dario Brizuela, el base hizo un partido demasiado discreto para lo que nos tiene acostumbrado firmando 5 puntos, 6 asistencias (esto no está nada mal) y 5 rebotes, pero lo dicho no se le vió dentro del encuentro en ningún momento.

Dicho esto, y dejando el partido a un lado, lo más importante es que la décima plaza no ha acabado siendo nuestra ya que nuestros rivales gallegos han ganado sus respectivos partidos quedando el Obradoiro – Fuenlabrada y el Valencia – Breogán 102 – 72 y 77 – 80 respectivamente. Como he dicho esto nos deja fuera de las plazas europeas a no ser que, por como me ha llegado por pinganillo (cogedlo con muchas pinzas), visto que el Gran Canaria va a jugar Euroliga el equipo lucense cogería su plaza en la Eurocup, gracias a ello tanto el equipo de Santiago como nosotros jugaríamos la BCL mediante una invitación, eso sí, pasando antes por una jornada eliminatoria previa.

Y ya no tengo más que decir, la temporada ha llegado a su fin y dentro de poco tendréis un resúmen con mi opinión de la temporada pero como pequeño avance diré que estoy relativamente contento con la mayoría de los jugadores, eso sí, con los que no estoy contento no lo estoy por mucho. No quiero hacer mas spoilers, a disfrutar de la vida y ya veréis como dentro de poco hemos vuelto con las previas y las crónicas de los partidos, agur!

(Imágen de Deia)

Parciales:

16 – 21, 25 – 28, 11 – 22, 19 – 32 = 71 – 103

Ficha Técnica:

– Bilbao Basket: Smith (15/6/0), Radicevic (7/7/1), Sulejmanovic (3/0/8), Withey (11/0/5), Andersson (0/0/2), Reyes (19/0/2), Kyser (4/0/3), Rabaseda (0/0/4), Tsalmpouris (8/0/2), Llorente (2/0/1), Rosa (2/0/1) y Barandalla (0/0/1).

– Unicaja: Brizuela (5/6/5), Kravish (10/1/3), Ejim (9/1/5), Thomas (2/0/2), Perry (10/4/3), Carter (21/5/6), Osetkowski (13/1/7), Sima (2/2/6), Dedovic (14/0/4), Kalinoski (12/3/0) y Saint-Supery (5/0/0).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *