mayo 20, 2024
1234T
TEN2926171587
OBR2024252392

TENERIFE

87

1234T
TEN2926171587
OBR2024252392

92

OBRADOIRO

TENERIFE

87

-

92

OBRADOIRO

  • Q1
    29- 20
  • Q2
    26- 24
  • Q3
    17- 25
  • Q4
    15- 23

El equipo de Moncho Fernández se impone contra todo pronóstico ante un Tenerife que siempre había ganado a los gallegos en el Martín Carpena.

16 de Julio de 1950, final del mundial de futbol en el estadio de Maracaná; el encuentro enfrentaba a la favorita Brasil contra un Uruguay que había llegado casi de casualidad a la final. Toda la prensa mundial, las apuestas, la televisiones, y hasta los propios aficionados celestes daban por favorita a Brasil que en un encuentro donde parecía que iban a ganar casi desde el banquillo perdieron 2/1 ante la incredulidad mundial.

Sálvense las diferencias pero algo parecido al Macaranazo aconteció este sábado noche en el Martín Carpena, donde nadie daba un duro por Obradoiro, y a lo más que se llegaba era a pensar en competir contra un equipo que ganaba en todo a los gallegos, pero esto es lo bonito del baloncesto, y más en la ACB, todos los partidos hay que jugarlos.

Al finalizar el partido la afición obradoirista debía de tener una sensación parecida a los uruguayos aquél verano del 50, una mezcla de orgullo, satisfación y sorpresa.

Tenerife impone su ritmo

Y eso que el partido comenzó como se preveía con un Tenerife dominador, muy acertado en el tiro de larga distancia donde Salin estaba enchufadísimo con un 6/7 en esta primera parte. Además por parte gallega Pustoivy comenzaba a cargarse de faltas rapidamente y parecía que Shermadini iba a hacerse dueño de la zona. Marceliño campeaba en ataque haciendo que el balón fluyese por la zona gallega y terminase casi siempre en un tiro liberado. Así pese a alguna reacción gallega los canarios se mantuvieron siempre con ventajas que rondaban los diez puntos y así se llegó al descanso, con la sensación de que casi era un mal menor para el Obra, que se había visto superado en todos los aspectos por los de Vidorreta, y pese a todo aún estaba en partido.

Ese 55-44 del descanso aparentaba que Tenerife iba a llevarse el encuentro con cierta facilidad pues casi todos sus ataques acababan en canasta y la defensa obradoirista hacía aguas, sin encontrar la manera de parar las penetraciones de Marceliño y de Jaime.

Renacimiento obradoirista

Hubo un momento en el encuentro en que los compostelanos se dieron cuenta de que donde tenían ventaja era dentro con Pustovyi, que superaba tanto a Ristic como a un Shermadini cargado de faltas. Y ahí comenzó la remontada. Si se anota en ataque se defiende mejor y los gallegos comenzaron a acertar en sus ataques y en sus defensas; en un abrir y cerrar de ojos empataron el partido (65/65) y Tenerife comenzó a dudar.

Además y pese a su nefasto tiro exterior, Obradoiro conjuntó un buen partido de sus interiores y las ausencias de Pustovyi eran bien cubiertas por Blazevic y sobre todo por un Rubén Guerrero que aprobechó muy bien sus minutos para imponerse en la zona a los pivots canarios.

Obradoiro carburaba pese al mal día de jugadores como Tinkle o Badzim, aunque la veteranía de Howard (que no había anotado en la primera mitad) ayudaba en los minutos finales.

Aún así, Tenerife tiró de casta y Jaime Fernández dirigió una pequeña escapada de los locales que a cinco minutos del final se pusieron ocho arriba (80/73), pero ahí se le apagó la luz a los de Tenerife y un parcial de 7/20 volvió a los gallegos a estar arriba. Esta escapada ya no la dilapidaron y fueron sólidos en los últimos minutos ante un Tenerife que fallaba todos sus ataques.

Al final sorprendente victoria gallega ante un Tenerife que se desfondó en la segunda parte, donde desaparecieron Salin y Shermadini y que pierde su ventaja para la Copa y se mete en un peligroso pelotón de 6 victorias donde va a haber tortas para llegar a esa octava posición.

Thomas Scruub y Artem Pustovyi

Mención especial para estos dos jugadores que mantuvieron al equipo todo el partido. Scruub con 31 de valoración y 26 puntos aportó en todas las facetas del juego. Artem por su parte estuvo muy sólido en ataque con un 7/8 y ayudó al rebote con 5 capturas, al final 19 de valoración.

Obradoiro pese a un mal partido en el tiro exterior (6/24 para un 25%) fué capaz de cambiar el chip y jugar mucho por dentro donde sobresalió con un 71% (24/34). Además dominó ampliamente el rebote (33 capturas a 24) y tuvo una pérdida razonable de balones (11).

En fin inesperada, pero gran victoria gallega en un campo donde nunca habían ganado desde su vuelta a la competición en 2009. Ni siquiera en el año LEB fue capaz de ganar en las islas, por lo que la alegría es doble, se rompe la tendencia y se recupera puestos en la clasificación además de moral después del pobre partido jugado en casa ante Granada.

Ahora toca aprovecharse de esta senda positiva y pelear el partido ante Joventut la semana que viene en Barcelona.

Ficha técnica

Tenerife 87: Marcelinho Huertas (20), Salin (14), Cook (6), Doornekamp (3) y Shermadini (11) -cinco inicial-. Fitipaldo (6), Abromaitis (6), Ristic (8), Jaime Fernández (13), Sastre y Vicedo.

Obradoiro 92: Zurbriggen (7), Badzim, Scrubb (26), Tinkle (8) y Pustovyi (16) -cinco inicial-. Howard (12), Álvaro Muñoz, Blazevic (4), Guerrero (9), Kovilar (5) y Álex Suárez (5).

Imágenes : La Voz de Galicia y Obradoiro CAB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *