mayo 20, 2024

Segundos cuartos nunca fueron buenos (87-70)

0

El Río Breogán ha vuelto a caer, esta vez ante el Unicaja por 87-70 en un partido que se decidió en el segundo cuarto, donde el conjunto malagueño sacó toda la artillería y dejó al Río Breogán completamente grogui, con un 29-11 de parcial que fue definitivo. El mejor del partido fue Nihad Djedovic con 16 puntos, 4 robos, 3 rebotes y 24 de valoración. Para los breoganistas, el mejor del encuentro fue Martynas Sajus con 14 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias y 23 de valoración.

Una de cal y otra de arena

El inicio de partido sorprendía a todos, ya que el Breogán comenzó con dos triples de Stefan Momirov y el Unicaja fallaba sus tres primeros intentos desde el 6,75. El Unicaja le daba la vuelta a la tortilla con el primer triple de Jonathan Barreiro y cuatro puntos de Tyler Kalinoski, que quería cumplir la famosa ley del ex. Sería por poco tiempo ese liderato, ya que en la jugada siguiente Martynas Sajus ya le devolvería el liderato a los lucenses.

El Breogán estaba muy activo en ataque y así lo demostraba Matas Jogela con un gran triple, pero tendría una pronta respuesta por parte de Alberto Díaz. Los dos equipos estaban dando una exhibición desde el perímetro ya que otra vez un triple del Breogán, en este caso de Matej Rudan, tendría respuesta malagueña, de Jonathan Barreiro. Stefan Momirov continuaba de dulce y ya anotaba su noveno punto en el primer cuarto. Un tiro libre de Albert Ventura ponía el 15-22 que remataba el cuarto.

Ya en el segundo periodo, el Unicaja quería voltear el resultado a su favor y comenzó acortando diferencias con un gancho de Kameron Taylor y un dos más uno de Nihad Djedovic. El propio Djedovic firmaba un triple que permitía a los malagueños retomar el liderato con un parcial de 8-0 en la apertura del periodo. Tras un tiempo muerto de Veljko Mrsic, los lucenses reaccionaron con un triple de Juan Fernández, pero llegaría el empate con Yankuba Sima comiéndose el aro celeste.

Por la vía rápida

Unicaja se ponía con cuatro puntos de diferencia con dos canastas excesivamente fáciles para Dylan Osetkowski. Martynas Sajus conseguía anotar, pero el pívot americano anotaría un gran triple que pondría cinco puntos de distancia. Unicaja se estaba haciendo fuerte y ya alcanzaba los nueve de diferencia debido a una pérdida tonta del Breogán en el saque de fondo. El Breogán había desaparecido de la pista y el Unicaja lo estaba aprovechando con un parcial espectacular. El Breogán pudo recortar un poco las diferencias hasta el 44-33 que nos llevaba al descanso.

Tras el paso por los vestuarios, la anotación se quedó descansando un buen rato más, ya que en los dos primeros minutos no pudimos ver ninguna canasta. Conner Frankamp con un triple fue capaz de abrir la lata y Alberto Díaz respondería de la misma forma. Unicaja continuaba intratable llegando a los 15 puntos de ventaja ante un Río Breogán que continuaba aturdido.

Aunque el Breogán trataba de recortar distancia con jugadas como un buen mate de Matas Jogela, no había fórmula para llegar a poner el miedo en el cuerpo del Unicaja, que se seguía viendo superior. Will Thomas castigaba con un gran gancho para llegar a ponerse con 17 de diferencia. Cada minuto que pasaba de este tercer periodo parecía que todo el pescado ya estaba vendido y tenía un dueño de color verde. El Breogán logró maquillar el resultado en los instantes finales del cuarto para llegar a reducir la desventaja al 61-51 final y poner un hilo de esperanza.

En el último cuarto, ese arreón del tercer cuarto se iría de un plumazo con un parcial de 5-0 para los malagueños. La mala noticia del partido llegaría con un golpe desafortunado que abriría una brecha en la nariz de Momo Diouf. Nihad Djedovic anotaba otro triple que volvía a poner la ventaja en 16 puntos. El ánimo se estaba caldeando demasiado, como demostró Will Thomas picándose con Juan Fernández. El Unicaja quería resolver el partido de la manera más rápida posible y ya volvían a poner 17 de diferencia.

En un tercer cuarto casi de trámite, lo más destacable fue que tras cerrar la herida, Momo Diouf pudo volver y hacerlo con un mate muy contundente. Los lucenses intentaban que la herida fuese más pequeña, pero Unicaja demostró estar muy activo en todo momento. Todo esto provocó el resultado final de 87-70. El Río Breogán jugará el fin de semana que viene ante el Barça, mientras que el Unicaja recibirá al Monbus Obradoiro.

Parciales1º 15-22 2º 29-11 3º 17-18 4º 26-19
Unicaja MálagaDylan Osetkowski (10), Melvin Ejim (13), Tyler Kalinoski (7), Kameron Taylor (4), Jonathan Barreiro (6), Alberto Díaz (5), Tyson Carter (11), Nihad Djedovic (16), Mario Saint-Supery (0), Will Thomas (5), David Kravish (4), Yankuba Sima (6)
Río BreogánMatej Rudan (3), Matas Jogela (16), Stefan Momirov (9), Albert Ventura (1), Martynas Sajus (14), Juan Fernández (7), Erik Quintela (1), Conner Frankamp (11), Mouhamet Diouf (8), Sergi Quintela (0).
 Partido disputado en el José María Martín Carpena. Arbitrado por Fernando Calatrava, Fabio Fernández y Yasmina Alcaraz

FOTO DE ACB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *