mayo 20, 2024
1234T
MAD2810231879
OBR2017191369

REAL MADRID

79

1234T
MAD2810231879
OBR2017191369

69

OBRADOIRO

REAL MADRID

79

-

69

OBRADOIRO

  • Q1
    28- 20
  • Q2
    10- 17
  • Q3
    23- 19
  • Q4
    18- 13

Un Obradoiro muy peleón claudicó ante un R.Madrid al tran tran, que ganó más por inercia que por juego.

No era un partido para ganar (a nivel teórico) pero si para reivindicarse, y así lo entendió Obradoiro. Las bajas de Mendoza y Timma hacían presagiar que el roster obradoirista no iba a aguantar el tremendo ritmo que el Madrid impone en el Wizink Center, pero pese a todas las desgracias los de Moncho Fernández aguantaron mucho más de lo esperado. e incluso fueron por encima en el marcador en el tercer cuarto.

El equipo blanco no se guardó nada de inicio y abrió el partido con Campazzo, Causeur, Musa, Ndiaye y Tavares, por parte gallega saltaron al parquet Dotson, Howard, Scrubb, Blazevic y Pustoivy. Los de Chus Mateo rapidamente se pusieron el mono de trabajo en ataque y fusilaron ampliamente el aro rival con un Musa (3/3 en triples) muy acertado.

Obradoiro no estaba mal en ataque gracias al trabajo de sus interiores y al tremendo esfuerzo de Scrubb tanto en ataque como en defensa, pero el acierto exterior del Madrid (6/8 en triples) , lo hacía mandar en el partido sin esfuerzo.

A las consabidas bajas del Obradoiro, se sumó la de Guerrero, que con un golpe en la nariz de un Yabusele, que arrasó al pobre de Rubén en una penetración, ya no pudo volver al parquet a partir de mediados del segundo cuarto. Una rotación menos para los interiores que se tenían que cuidar mucho de las faltas ante un Madrid que metía por dentro a Tavares, Poirier, Ndoye,Yabusele y con ayudas de Hezonja, y decir tiene que Blazevic y Pustoivy salieron indemnes e incluso victoriosos en esa pelea.

Con las rotaciones el Madrid perdió frescura y los de Moncho Fernández a base de pico y pala secaron el ataque blanco y se fueron acercando en el marcador, pese a la jornada aciaga de sus exteriores; Dotson y sobre todo Howard tuvieron un partido horrible en el tiro (2/12 en triple entre los dos).

Al descanso el R. Madrid uno arriba (38/37) y la parroquia obradoirista (con más de 300 aficionados ) muy contenta por la imagen dada y animando con todas sus fuerzas desde la parte alta del pabellón, por momentos se oían más que a la propia afición merengue, muy tranquila en estos partidos de trámite, acostumbrada a batallas baloncestísticas de otras dimensiones.

Los primeros minutos del tercer cuarto mostraron la mejor cara de los visitantes, pese a que Chus Mateo había puesto a poner a los titulares en cancha y que Tavares hacía daño en el rebote, un buen Marek podía a base de brega con Hezonja en la pintura y el Obra anotaba con cierta fluidez. Un 41-46 en el marcador hacía frotar los ojos a la parroquia compostelana.

Cuando el Obra se atascaba en ataque, el balón siempre llegaba a un Thomas Scrubb que producía puntos en todas las facetas: triples, posteos, rebotes. Hubo un momento que se soñó con lo imposible. Pero el Real Madrid no te deja respirar muchos minutos, tres malos ataques gallegos (pasos de Howard, una bola que se salió de dentro y un mal pase de Pustoivy) y el Madrid ya se puso arriba, es verdad que hubo un momento que los árbitros comenzaron a pitar faltitas, e incluso alguna decisión polémica (personal en ataque de Yabusele) pero el Madrid supo jugar esos minutos con mayor entereza y ponerse arriba por 6 puntos.

El último cuarto fue ya de claro control blanco, Obradoiro con un roster muy justo llegó muy cansado a los últimos minutos y pese a que la distancia no era imposible (entre 8 y diez puntos) ya no tuvo argumentos ofensivos para derribar la defensa blanca que se impuso claramente al ataque obradoirista que tuvo algunos momentos ofensivos desastrosos sin saber que hacer con la bola.

Al final victoria blanca por diez puntos con un Obradoiro que jugó un buen partido, poco vistoso pero buen partido, a nivel defensivo es un éxito dejar al Real Madrid en menos de 80 puntos (estaba de media en cerca de 90) pero para ganarle a los blancos necesitas un partido en ataque excelso y la artillería blanquiazul (el domingo jugaron de marrón verde) no estuvo a la altura para ganarle a todo un líder de Euroliga.

Además de las bajas el Obra jugaba con la presión de volver a ocupar puestos de descenso por la victoria del Breogán en Granada. Ahora se abren tres jornadas de transistores para dirimir la segunda plaza de viaje a LEB ORO después de consumarse el descenso de los amigos de Palencia.

Por parte del Real Madrid en un partido sin grandes alardes, destacaron Musa, con 17 de valoración en 16 minutos (siempre se viene arriba contra Obradoiro), Tavares con 8 rebotes y Yabusele que desatascó al Real Madrid en el momento álgido con un 6/6 en tiros libres.

Por el Obradoiro, destacar al MVP del partido, Thomas Scrubb con 24 de valoración, y con buenas aportaciones de los interiores (Blazevic y Pustoivy) y también es de destacar el partido de Fernando Zurbriggen que saliendo desde el banquillo alternó las posiciones de base y de escolta con buenos números.

Ahora se avecina lo importante, tres finales seguidas, comenzando por Moranbanc Andorra en Fontes do Sar el próximo sábado

Ficha técnica

Real Madrid 79: Campazzo (8), Causeur (12), Musa (13), Ndiaye (5) y Tavares (10) -cinco inicial-. Rudy Fernández, Abalde, Hezonja (4), Alocén, Poirier (9), Llull (7) y Yabusele (11).

Monbus Obradoiro 69: Dotson (6), Howard (7), Scrubb (25), Blazevic (9) y Pustovyi (11) -cinco inicial-. Zurbriggen (9), Guerrero, Álex Suárez, Strelnieks (2) y Harguindey.

Árbitros: Juan Carlos García González, Alberto Sánchez y Yasmina Alcaraz

Imágenes : Obradoiro CAB, El Correo Gallego

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *