mayo 29, 2024

Bonito e importante partido, sobre todo para los cacereños, el que se disputará el domingo 30 a las 18:30, y que enfrentará a dos clásicos del baloncesto de aquellos años, ahora en una competición inferior, pero no peor o menos vistosa. Movistar Estudiantes recibe al Cáceres Patrimonio de la Humanidad, en un partido donde los Roberto Blanco se la juegan sí o sí. Y todo será en el Palacio de los Deportes de Madrid.

No queda nada para que se termine la temporada regular de este deporte que amamos. Tan solo 4 jornadas y pasará lo de siempre: algunos se quedarán en el dique seco organizando ya la próxima temporada, otros pasarán a ese maravilloso, pero injusto, playoff para conseguir el sueño dorado: el ascenso. Y otros, por desgracia, desde ese dique seco, tendrán que conformar un proyecto para una liga inferior. Pero esto del baloncesto es así.

Al grano. Este domingo se enfrentan dos equipos irregulares. Dos equipos que no han dado lo que esperábamos de ellos. Movistar Estudiantes soñaba con su ascenso y su retorno a una liga de donde nunca tuvo que ausentarse y en una 5ª posición (19 victorias y 11 derrotas) no está teniendo su temporada deseada.

Además, la crisis institucional del club estudiantil es grande y no hace poco cambiaron de entrenador. A buen seguro que muchos se acuerdan de Epi.

Por el otro lado Cáceres Patrimonio de la Humanidad tampoco lleva una trayectoria acorde a lo fijado a principio de temporada. Era lógico que pensar en los playoffs pasaban por ser un sueño pues, aunque se alcanzara la temporada pasada (fue lo especial) el noveno puesto se vende muy caro.

Leb Oro tiene equipos demasiado fuertes: Andorra, Palencia (que no es sorpresa), Sa Pablo Burgos, Movistar Estudiantes, Leyma Coruña o Força Lleida.

Viendo el partido de la primera vuelta, cuando Cáceres no era el equipo que ahora exhibe, ni Estudiantes tampoco, los de la “Demencia” ganaron en tierras cacereñas por 62 – 70, donde aun así Cáceres dio la cara hasta el final del mismo. Brillaron, no con excelentes números, Kevin Bercy y el recién llegado, por aquellos entonces, Ly Bracey con 15 y 11 puntos respectivamente.

Y por parte de Estudiantes fueron Paul Jorgensen y Kevin Larsen con 23 y 17 para cada uno.

Respecto a la jornada pasada, Estudiantes viene de caer, con sorpresa, en casa del Bueno Arenas Albacete Basket por 100 – 95. Destacó por parte estudiantil Mark Huges y Kevin Larsen, los dos con 29 puntos anotados y el danés a un punto de valoración de conseguir el MVP.

Cáceres Patrimonio de la Humanidad cayó con estrépito en casa, contra un Força Lleida, equipo muy fuerte si se me permite la redundancia, con el marcador final de 64 – 84. En el destacaron Sasa Borovjak con 17 puntos y Ly Bracey con 15.

Pero todo esto, como siempre decimos, ya es historia.

Veremos a ver cómo está nuestro nuevo patrón cacereño, San Pablo, pues estas dos últimas semanas ha estado tocado de salud, golpes y demás. Y además contamos con el punto negativo de que Kostas Vasileiadis cumplirá su segundo partido de sanción de los tres impuestos, por un enfrentamiento contra los árbitros en el partido contra Juaristi.

Cáceres debe reaccionar si no quiere comprometer su futuro y caer a una liga de menor metal. Cáceres habrá de convocar meigas, como dirían en el norte, debe rezar todo lo que sepa o si es necesario llamando a Panoramix para cualquier poción “legal” que pueda empujar a un equipo que se merece estar en LEB Oro. Pero sobre todo, técnicos y jugadores han de hacer el trabajo.

Y el movimiento de aficionados que se desplazan a Madrid a animar a nuestro equioi, que se traigan dos cosas: afonía y la victoria.

¡Vamos, Cáceres!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *