Este domingo día 16, a las 12 del mediodía, en el Multiusos, se presenta en Cáceres un partido de esto que llamamos baloncesto, bastante interesante. Por dos motivos, uno porque el que ejerce de local es el Cáceres Patrimonio de la Humanidad y dos, porque Lucentum Alicante puede ser de las plantillas mejor reforzadas de la LEB Oro, ya sea incluso por su entrenador Rafa Monclova como por todos esos jugadores fichados a conciencia.

Pero que nadie se olvide que Cáceres también ha hecho los deberes en cuanto a fichajes y a trabajo Que se ha obrado con la fe de hacer un proyecto que guste en, quizás la LEB Oro más complicada de estos tiempos.

Ambos se presentan con un partido ganado y uno perdido. Ambos se presentan con ganas de demostrar que en esto del baloncesto son líderes y que desean serlo en las tablas.

Alicante perdió en su estreno en la temporada contra Alega Cantabria, donde unos tímidos Adrián Chapela, Arnau Parrado y Delaney Lamar Blaylock intentaban erigirse directores de orquesta pero que no pudieron hacer nada contra los recién ascendidos Mirza Bulic, Álvaro Palazuelos, John Leon Harrar o Agusti Sanz.

En la segunda jornada se impusieron en casa al Albacete y aquí sí Delaney Lamar Blaylock junto a Sean Williams McDonnell y Aegir Steinarsson se alzaban como líderes de un equipo que encontraba la forma de competir.

Por su parte en Cáceres una de cal y otra de arena. En la primera jornada sucumbíamos contra Almansa en casa, donde el equipo local no encontraba la manera de satisfacer a su público. Y ganábamos contra todo pronóstico a un Oviedo dominador en mucha parte del partido que no se esperaba la increíble reacción cacereña.

En cuanto a hemeroteca se refieres respecto a la temporada pasada, Cáceres pierde con contundencia (89-58) en su visita al Levante y se impone en casa en la jornada 27 por un 78-65

Pero como siempre decimos, se trataba de otros proyectos, muy diferentes a los actuales que tan solo deben comprometer en lo que a estadística se refiere.

Cáceres tiene ganas de “pedir perdón” a su público ofreciendo un buen juego pues con ello la victoria estaría asegurada pues el estreno liguero en casa no fue bueno.

“Intentamos ensamblar las piezas, que todo el mundo esté convencido y crea en lo que se está trabajando, tenemos muchas ganas de volver al Multiusos”, ha expuesto en rueda de prensa el entrenador verdinegro Roberto Blanco.

“Esperamos estar bien preparados, creo que poco a poco vamos mejorando, con la confianza que da ver a la gente metida”, remata el técnico.

Respecto a la enfermería parece que el recién fichado Bouna Ndiaye, que vino por la lesión de Carlos Toledo, ha sufrido un pequeño esguince de tobillo y su presencia es duda. Y esperamos que Kaspars Vecvagars este recuperado de sus temas personales y se encuentre dispuesto para “afilar” su metralleta.

Y para que todo esto se produzca hay que llamar al alma verdiblanca, hay que empezar a estar al lado de los nuestros. Hay que tener la osadía de desgañitarse desde la gradas hasta quedar afónicos. Hay que entonar el:

¡Augh, augh, augh, Cáceres!

Y a nuestro gran amigo Rafa Monclova le deseamos toda la suerte del mundo, excepto en este partido.

Previa de Roberto Blanco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *