Dos amigos (míos) y un proyecto

0

Y sigo escribiendo en primera persona, porque esto del baloncesto es simplemente bello. Esta nefasta temporada para le Cáceres Patrimonio de la Humanidad tiene connotaciones agradables.

Despedir a Roberto Blanco, entre lágrimas, fue triste pero hasta resultó bello. A fin de cuentas el placentino se fue por la puerta grande del Pabellón Multiusos. Sí, lo cortaron por malos resultados pero tuvo su despedida.

A Roberto Blanco, la sonrisa eterna, hay que quererlo y no hay más vuelta. Es de abrazos, es de dejarse querer. Y en Basket Pasión siempre tendrá su casa y será bine tratado. Como se merece.

Entre tanta tormenta llegó Joaquín Rodríguez. Un tío noble donde los haya. ¡No lo va a ser el León! Y de su mano tenía que llegar un entrenador. Y se fijaron en un tal Arturo Álvarez. Un tío que ha sufrido el mayor de los ataques del público y lo ha sabido aceptar. Un hombre que acabó ganándose la confianza del público. Las victorias no llegaron. El respeto, sí.

Yo he tenido la suerte de tratar a los dos. Y con lo que me quedo es que los dos son mis amigos.

Pues algo que parecía una rivalidad, nos hemos enterado que juntan sus caminos allá en Rumanía. Allá donde hay un club llamado Valcea 1924 donde disputa la mejor liga del país y que ha fichado a Arturo de primer entrenador y a Roberto de entrenador ayudante. Y no se trata de saber quién es primero o segundo. Se trata de las casualidades de esta vida, que nos demuestra cómo puede juntar a dos caballeros.

Y lo bueno que tiene todo esto es que me parece que es el primer destino fuera de España para Roberto. Pero no le va a faltar apoyo con Arturo, un trotamundos de Europa.

Y yo os juro, Roberto y Arturo, que en Cáceres se hablará del baloncesto de Valcea. Yo me encargo.

Cogí el teléfono y hablé con Arturo quien me dijo de Roberto: “Buscábamos a alguien, especialmente de confianza, con conocimientos de primer y segundo técnico, y Roberto aunaba todos los requisitos. Creo que puede ser una gran experiencia para todos, y estoy seguro que aportará muchas cosas al Valcea 1924. Esperamos viajar a principios de agosto y ponernos a trabajar cuanto antes, aunque mientras, rastreamos el mercado buscando los mejores jugadores posibles para el proyecto”.

Lo dicho amigos. Hoy os escribo con el corazón deseando todo lo mejor a los dos. Así lo hago.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *