mayo 27, 2024
1234T
Albacete2315242587
Zamora2216203189

Bueno Arenas Albacete Basket

87

1234T
Albacete2315242587
Zamora2216203189

89

Zamora Enamora

Bueno Arenas Albacete Basket

87

-

89

Zamora Enamora

  • Q1
    23- 22
  • Q2
    15- 16
  • Q3
    24- 20
  • Q4
    25- 31

Primer partido de la final por el ascenso entre Bueno Arenas Albacete Basket y Zamora Enamora, que dejó todo por decidir para el partido de vuelta del próximo fin de semana en Zamora.

Este pasado sábado 11 de mayo de 2.024 se disputó en el Pabellón del Parque de Albacete a las 19:30 horas el partido entre el tercer clasificado de la temporada regular de la conferencia oeste, Bueno Arenas Albacete Basket contra el equipo que terminó líder de la clasificación tras 26 partidos de liga regular en esa misma conferencia, el Zamora Enamora. El Pabellón acogía a más de mil gargantas, entre las que se podía vislumbrar una pequeña expedición zamorana, creando un gran ambiente y una olla a presión a favor de los manchegos. Pero si de algo han servido las dos eliminatorias anteriores es para preparar a los guerreros de Saulo Hernández contra ambientes adversos, hace un mes visitó el Palacio de los Deportes de Son Moix en Palma de Mallorca (Islas Baleares) con 4.400 aficionados y hace quince días el Palacio de los Deportes Carolina Marín de Huelva ante 3.900 espectadores. Pero cada partido y cada eliminatoria es única, en esas dos ocasiones se llegó a dominar el partido coqueteando con la barrera de los veinte puntos a favor de Zamora Enamora en los últimos instantes de juego, esto no sucedería en esta ocasión.

La igualdad inicial mimetizó hasta la forma de anotar de ambos equipos, un solo jugador asumía los ataques y anotaba una canasta de dos y un triple, por parte de los locales era el serbio Vuk Stevanic y por parte de los visitantes el jamaicano formado en Tallahassee Jahvaughn Powell, en el minuto dos lucía un 5-5 en el marcador del coliseo manchego. Los siguientes minutos, a Vuk Stevanic por los locales, se le unió Junior Saintel, anotando entre los dos los primeros quince puntos de su equipo (10 Stevanic y 5 Saintel), mientras que por los visitantes se sumaban nuevos jugadores a la labor ofensiva del base jamaicano. Los manchegos se escapaban ligeramente en los primeros cuatro minutos (15-11) con grandes porcentajes de acierto, pero un parcial de 2-7 dio la vuelta al marcador, lo que sería una constante de estos cuarenta minutos, diferencias pequeñas, igualdad y cambios de marcador. Nuevamente los locales se escapaban cuatro arriba y de nuevo contestaban los visitantes, cerrando los primeros diez minutos con un igualado 23-22.

El segundo cuarto fue un “calco” del primero, pero con menos acierto en el lanzamiento, el pívot local Vuk Stevanic anotó su punto trece llegando el ecuador del cuarto igualando el encuentro y reduciendo a un punto una pequeña ventaja zamorana (30-31). Ahora era Zamora Enamora el que se escapaba ligeramente y se iba cinco arriba (30-35) y Albacete Basket el que remontaba e igualaba de nuevo el choque (34-35). Al final de la primera parte se llegó al descanso con un empate en el marcador (38-38).

El paso por los vestuarios renovó la eficacia anotadora en ambos conjuntos, anotando entre los dos equipos 100 puntos en la segunda parte. El tercer cuarto repetía los esquemas previos del partido, igualdad constante, pasando del 38-38 inicial al 41-41, luego 44-44 y en el minuto veinticinco un 48-49 para los castellanoleoneses. En ese momento el equilibrio parecía romperse y los castellano-manchegos abrían una pequeña brecha con un 6-0 que rápidamente cortó Saulo Hernández con un tiempo muerto. Ese parón devolvía ánimos a sus pupilos y su capitán, el británico Jacob Round, protagonizaba su mejor momento ofensivo del partido y anotaba cinco puntos consecutivos manteniendo las distancias (57-54). El riesgo de romper el partido llegaba a tres minutos del final del tercer periodo con la máxima ventaja de los verdes (62-54) que rozaban la barrera psicológica de los diez puntos.

Momento delicado del partido

La dinámica en el minuto 27 de partido era muy favorable para Albacete, ambiente que apretaba desde las gradas y grandes porcentajes de Bueno Arenas Albacete Basket provocaban ocho puntos de distancia y encendían todas las alarmas en la expedición zamorana. En momentos como éste, es donde emergen los grandes jugadores, pero no los técnicamente superiores o con mejor lectura del juego, no, los que aparecen son los jugadores con carácter, los más competitivos, los que “no quieren perder ni a las canicas”, que no dan un balón por perdido ni en un entrenamiento y a los que no se les encoge la mano  en los momentos calientes de un encuentro… si alguien encaja con esa descripción es el americano de Keller, el tejano Kevin Buckingham que llevaba en ese momento una correcta actuación con ocho puntos y que terminaría con 23 tantos al final del partido, demostrando que puede tirar del carro y aunque puede no acertar, no se va a esconder. Cuatro puntos del estadounidense cerraban el tercer cuarto con un esperanzador 62-58.

El último periodo confirmaba la reacción zamorana con un 0-7 inicial (62-65) que obligaba a David Varela a pedir un tiempo muerto que reactivara a sus jugadores. Dicho y hecho, Albacete empataba el partido de nuevo 67-67 a siete minutos del final. Diego de Blas decidió que había llegado el momento de relevar a Vuk Stevanic y ayudar a Martín Fernández y empezó a “enchufar” lanzamientos de todo tipo para el asombro visitante. Del 70-70 se llegó al 78-72 a falta de cuatro minutos con un equipo local muy efectivo en ataque que conseguía franquear la defensa visitante. Otro momento caliente con una situación complicada y otra solución por parte de los visitantes en forma de contundente parcial, con un 2-12 que llevaba el 80-84 al luminoso proclamando un nuevo cambio de líder en el partido. Los dos últimos minutos derivaron en una pequeña ventaja de Zamora Enamora que consiguieron minimizar los jugadores manchegos, al final un intento triple de Josep Peris no consiguió entrar y se terminó 87-89 dejando todo pendiente para el partido de vuelta en el Ángel Nieto.

Las estadísticas finales reflejan la igualdad en la mayoría de apartados, en porcentajes de lanzamientos, en tiros de dos (51% de Albacete por 52% de Zamora) y en tiros de campo (47% de Albacete por 46% de Zamora), en asistencias (20 los locales por 22 los visitantes), en robos (4 a 5) y en pérdidas (8 ambos equipos). Aunque otros apartados justificaron la ligera diferencia, la eficacia desde el 6,75 de Albacete con un 44% por el 37% de Zamora y las capturas de los rechaces del aro con 37 rebotes para Zamora y sólo 24 para Albacete.

Los jugadores más destacados por parte de Bueno Arenas Albacete Basket fueron el escolta Martín Fernández (19 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias, 6 faltas recibidas y 22 de valoración), el alero madrileño Diego de Blas (16 puntos, 4 rebotes y 1 asistencias), el pívot Vuk Stevanic (16 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias) y el senegalés Bamba Fall (9 puntos y 4 rebotes). Por parte de Zamora Enamora destacaron Kevin Buckingham (23 puntos, 11 rebotes, 2 asistencias y 7 faltas provocadas para un 31 en valoración), el pívot lituano Jonas Paukštè (14 puntos, 6 rebotes, 3 tapones y 5 faltas provocadas con 25 de valoración), el base de Manresa Toni Naspler (6 puntos, 4 rebotes y 10 asistencias), el base Jahvaughn Powell (21 puntos y 6 asistencias) y el pívot checo Ondrej Husták (12 puntos y 3 rebotes).

El próximo sábado 18 de mayo se reanudará la segunda parte de la eliminatoria y podremos celebrar un nuevo equipo en LEB Oro, disfrutando la última semana de competición LEB Plata de la temporada.

Imagen La tribuna de Albacete

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *