España casi cierra ya el pase a los cruces (64-90)

0

La selección española masculina ha logrado esta tarde su segundo triunfo en el Eurobasket 2022, al pasar por encima de la anfitriona de su grupo, Georgia (64-90), a la que deja en una situación sumamente delicada, con cero victorias.

Los chicos de Sergio Scariolo encabezan, pues, el grupo A con dos victorias, junto a Turquía, que antes había dado buena cuenta del rival de España de ayer, Bulgaria (87-101). Buenos presagios en un camino en el que, salvo hecatombe, ya hemos cerrado prácticamente la clasificación para octavos de final, y en el que nos jugaremos acabar como líderes a lo largo de los próximos días, en los que se irá elevando progresivamente el nivel de dificultad.

El comienzo del partido, pese a todo, fue bastante igualado. Georgia, con su pívot Bitadze en el cinco inicial (era duda hasta última hora), sabía perfectamente lo que se jugaba, que era más aún que España, y comenzó dando la cara ante su público, el que sí llena las gradas del pabellón cuando son los suyos quienes están en cancha.

La selección tiró de Willy Hernangómez como su pilar principal en los minutos iniciales, produciendo tanto en una zona como en la otra, en puntos (8 en el primer cuarto), luchando todos los rebotes (balones que, directa o indirectamente, terminaban cayendo del lado español) y hasta forzando faltas en ataque, como la que le sacó a Shermadini mediado el primer cuarto.

De hecho, cuando tanto él como su hermano Juancho se marcharon al banquillo, España ganaba por 9-15 con un juego trabado (también de los georgianos), pero con su acierto como principal valor. Fue entonces cuando Georgia reaccionó, y con un triple de Sanadze (16-15) se ponía por delante por vez primera en muchos minutos.

No obstante otro triple, este de Alberto Díaz sobre la bocina, devolvía la ventaja a España al final del primer cuarto (16-18, min 10). Buenos minutos los del base del Unicaja, dando descanso a Lorenzo Brown.

Los locales no se rendían. Un triple del ex del Coosur Betis Beqa Burjanadze les volvía a dar la delantera (21-20, min 13), pero fue la última vez en todo el partido. Con un parcial de 0-6, culminado con dos tiros libres de Brown, España se colocaba cinco arriba (21-26).

Después, tras una canasta de los georgianos, Pradilla ponía el 23-29 con un triple; y luego, un 2+1 de un notable López-Aróstegui colocaba a España siete arriba (25-32, min 17). Pero Georgia tiene buenos jugadores, y uno de ellos es el base Andronikashvili, excelente penetrador que, con tres acciones hasta la cocina, volvía a hacer levantar a su público (31-34).

Pero los Hernangómez, Willy y Juancho, y López-Aróstegui los volvieron a sentar, y España se marchaba a vestuarios nueve puntos arriba, 31-40. Una renta no definitiva pero que sí mostraba que el partido empezaba a estar controlado.

Sentencia en el tercer cuarto

Al regreso, la pareja de hermanos continuó haciendo de las suyas, ante la impotencia de sus adversarios, que no podían pararlos. Willy, por dentro; Juancho, por fuera. Entre ellos, y la defensa en zona de España que frenaba los erráticos tiros de Georgia, los de Scariolo se escapaban (34-51, min 23).

Pero llegó el relax, un poco al menos. Además, el tiempo muerto pedido por el seleccionador de Georgia espoleó a los suyos, que anotaron dos triples seguidos y aprovecharon unos minutos de confusión para colocarse por debajo de los diez (45-54, min 28).

No obstante, España volvió a tocar arrebato. No estaban los Hernangómez, pero sí estaba Rudy. Y Díaz; y Parra, y Pradilla. Y también Garuba, en defensa. Un triple del base; dos canastas seguidas de Parra y Pradilla; y otro triple del “capi” estiraron de nuevo el marcador de un choque al que Pradilla, con un triple sobre la bocina, echó definitivamente la sentencia (47-71, min 30).

Poco más que contar ya; solo que Scariolo aprovechó el cuarto final para dar minutos a los suyos, porque la segunda victoria estaba ya en el zurrón. Aquella que nos hace ver que, sin saber lo que va a ocurrir en el campeonato, los nuestros siguen progresando, con este pase a los cruces que está ya prácticamente cerrado.

A costa, además, de complicar sobremanera el futuro de uno de los cuatro anfitriones, Georgia, que llegaba con vitola de pasar de ronda con relativa facilidad pero que, ahora, se jugará prácticamente el todo por el todo mañana, contra Turquía.

Y nosotros, también mañana, a por los belgas (16:15, Cuatro), verdugos ayer de Georgia pero que hoy ha caído ante Montenegro. Otro partido complicado, pero que debe suponer un paso más hacia el liderato del grupo.

64- GEORGIA: McFadden (6), Andronikashvili (13), Mamukelashvili (10), Shermadini (10), Bitadze (-) -cinco inicial-; Bekauri (-), Berishvili (3), Bokolishvili (5), Burjanadze (6), Jintcharadze (2), Sanadze (9) y Tsintadze (-).

90- ESPAÑA: Brown (5), Lopez-Aróstegui (9), Juancho (9), Parra (9), Willy (14) -cinco inicial-; Brizuela (7), Díaz (8), Rudy (8), Jaime Fdez (2), Garuba (-), Pradilla (12) y Saiz (8).

PARCIALES: 16-18; 15-22; 16-31; 17-19.

INCIDENCIAS: Tblissi Arena, segunda jornada del grupo A en el Eurobasket 2022.

(Imágenes: FIBA Basketball)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *